viernes 14/5/21

Poda "puvisional"

Torlavega cunsideró la idea de poner barcos turísticos nel ríu, maginái qué románticu navegar empar de l'autuvía y la fabricona. Entá arricuerdo cuandu l'ahuntamientu mitió las palas al ríu, acabando cola vida que allí había.

Pulítica verdi: risumin visual Pulítica verdi: risumin visual

Estamos viviendo ena virsión 2.0 de 1957. Vistin un pocu distintu, piensan igual deajechu, tienin mijoris medios pa jacé-l estrobu.

Torlavega: espobláu, mediu disiertu, féu, fracasáu, tristonu. La clas de pueblu que naz de la necesidá de la industria. Cricimos allí supiendo que era un sitiu empleáu en daquí universidá cumu ejemplu de mal urbanismu.

Torlavega tien un compleju gordu con Sanander. La pancarta de "La ciudad de Torrelavega saluda al pueblo santanderino" tuvo sombra, peru que ellos aboutizaran a Torlavega cumu "La ciudad del dólar" istuvo a l'altura. Abora cambearin "el dólar" por "la rupia", col mesmu aciertu.

Abora Torlavega cumpiti con Sanander pol turismu, tal es la cunfianza que tien en golver a dali juerza a la industria y al comerciu

Torlavega tien suterráu el regatu que la atreviesa, el Sorravidis, cunvirtíu ena mayor cantarilla'l pueblu. Y asina sigui, dingunu lu echa en falta. Es un Rulapila a lo grandi ena Ciudá'l Dólar. La pena es que Torlavega tenga la playa tan lejos.

Ena capital pusierin una bandera rojigualda grandona. En Torlavega pusierin unas cuantas juntas.

Los de La Pozona tienin puertu y las Pedreñeras. Torlavega cunsideró la idea de poner barcos turísticos nel ríu, maginái qué románticu navegar empar de l'autuvía y la fabricona. Entá arricuerdo cuandu l'ahuntamientu mitió las palas al ríu, acabando cola vida que allí había. Hablamos col concejal y mos dijo que aquél proyeutu buscaba cambiar la idea de que el ríu era un sitiu "sucio, lejano, olvidado". Entonz, cumu diban a jacer un paséu aláu, el ríu, sólu por tener abora genti y no estar ulvidáu, se gulviría limpiu y cercanu por arti de magia, peru siguió siendo un sitiu féu y abora, cola suciedá añidíu de los paseantis marranos. Palabra de pulíticu.

Abora Torlavega cumpiti con Sanander pol turismu, tal es la cunfianza que tien en golver a dali juerza a la industria y al comerciu, y lo jaz a juerza de discurriatos. Éstos son los proyeutos de juturu que salin de las cabezas pensantis del ahuntamientu: Un bancu giganti del mesmu moelu espantosu de los que tien aláu. Un parqui temáticu del mesmu gustu valencianiegu del ahuntamientu de Sanander, ambientáu ena prehestoria.

Ya son unos años que ena capital dieron en cortá-los árbulis mas viejos. Daquella la escusa la dió la concejal de mediu ambienti, dejando dichu pa la Hestoria Mundial de la Pampirolaa que "los árboles caen por su propio peso". Abora  la corporación de Torlavega se fijó nel Patatal, que es lo que queda de ansar cerca de lo que aún se llama l'Ansar, abora custruíu y col riu soterrañu. El Patatal es un sitiu que tien vida justu gracias a que Torlavega lu dejó ulvidáu, y allí crecin libris chopos y alisas y se vei vida colos pájaros y las lóndrigas. Pos bien, ya entró l'ahuntamientu cola motosierra a too lo que da. Aquí siguin la tiuría capitalina con mas retornéu: hai que comprobá-la salú de los árbulis pa echalos abajo primeru que li caigan a unu incima. Se conoz que Torlavega anda necesitáu de árbulis Prêt-á-porter u d'un Plan Renove Arbuliegu. Torlavega, ondi la genti se quejaba de que plantaran arbulucos ena calli porque dendi'l cochi lo tindría pior pa veé-los escaparatis.

Tanta gana de cortar levantó sospechas y a la final si iscubrió la jugaa: la maera se cunvirtió en leña, y la leña jué a ca'l concejal que bía dau la ordin

Es malu cumplir años, porque a unu li cambea el caráuter, de tantu veé-la mesma hestoria tantas vecis ripitía. Unu se acuerda de cosas; jaz años ya dijerin los pulíticos municipalis que había que cortar árbulis. Pasó que veno un temporal de vientu y l'airi tiró dellos árbulis y muchas mas quimas. Nel ahuntamientu de Torlavega dierin ordin de tirar una trisca d'árbulis. Tanta gana de cortar levantó sospechas y a la final si iscubrió la jugaa: la maera se cunvirtió en leña, y la leña jué a ca'l concejal que bía dau la ordin. Lo que empenzó cumu árbul pasó pola motosierra y aluegu pola leñera acabando cumu puvisa en ca'l concejal de turnu. En tal de poda pruvisional, aquello era una corta "puvisional". Por Torlavega ya cuerri el runrún de que eso va a pasar tamién abora, que a la final los árbulis calentarán la casa de angún pulíticu. Y quiciabis sea ciertu, que pasarán los años, seguirán caendo los árbulis, y los pulíticos estarán calentucos jasta n'agostu si a manu vien.

Dicía un amigu que Cantabria va cumu va porque los pulíticos eran de tercer división. Abora, si puein jacer tranquilos lo que jacin, es porque tampocu anda el pueblu pa ganar dinguna liga.

Comentarios