jueves. 07.07.2022

Mala suerti

Pa merecer cumu es dibíu el ingresu de Cantabria cumu Pruvincia Andaluza de Ultratierra, tenemos de sacar pechu cola muéstra fiesta andaluza mas importanti: La Feria de Abril.

Contornu demasiáu cántabru
Contornu demasiáu cántabru

Qué vamos a jacer....mala suerti. Pudíamos ber síu la novena pruvincia de Andalucía, peru no. Estamos lejos pordemás, lijísimos, y tampocu el tiempu mos echa una manu. Ya de manu, vamos con desventaja. Es mui tristi, una desgracia asuluta que Cantabria sea cumu Cantabria en tal de ser Andalucía. Mala suerti.

Con esti castigu hestóricu que mos cayó incima, abora cualisquiera mos puei acusar de no ser Andalucía, u de no parecelo tan disiquiera; cualisquiera mos puei acusar de no tené-la gracia andaluza, ni el habla andaluza, ni el sol de Andalucía, ni la música andaluza. Mala suerti.

Cantabria no apara nel empeñu de allegar n'un filíz día a ser arricunucíu cumu una pruvincia andaluza cumu las demás

Peru de lo que nunca podrán acusamos es de no ber jechu naa por remedialo. Dendi jaz un carráu de años, Cantabria no apara nel empeñu de allegar n'un filíz día a ser arricunucíu cumu una pruvincia andaluza cumu las demás, por un derechu propiu ganáu a pulsu y a concencia.

Enos primeros años del siglu XX, ena prensa de la capital, que llevaba años mitiéndosi col antruíu local, se ponderaba la idea de cambealu por una "Batalla de Flores", del istilu de la paletáa que jacin en Laredu y ena mesma Torlavega. El piriudista dicía que las Reinas del Carnaval dibían dir a buscasi a Andalucía, de ondi vindrían "de deslumbrante gracia y hermosura". Andalucía es el muéstru moelu de lo que hai que ser, y las andaluzas el moelu de lo guapa y jermosa que se puei llegar a ser. Menos mal que Santoña mos saca del apuru col carnaval mas gaditanu que se vio juera de Cádiz, con esas comparasas de gurdias civilis disfrazaos de guardias civilis que ganan cuncursos por tou Cantabria y con esi hinu del carnaval santoñés que diz: "viva la gente rumbera viva la gracia y la sal".

Ena mí casa, cántabros toos, el mí güelu y los hermanos se preciaban de saber de flamencu y de toros. Un tíu d'ellos desajuiciáu polos médicos y viendo que se muría pidió cumu última voluntá que gulviera l'hiju a tocali la guitarra flamenca empar de la cama, que lu tinía istudiando con Sabicas. En saliendo l'asuntu, la mí madri se preciaba de ser andaluza y ber nacíu nel Linares de Jaén "un mes después, en la misma cama que murió Manolete". De jovin la llevarin a veer una curría de toros; li jué mal y tuvo de salise. Mala suerti. Los antiguos de casa, del país de la tudanca, pa los que un toru tudancu estordegáu era un animal cuasi totémicu, rechazaban las currías de toros. Mala suerti, hui aquellas rias altas del Nansa y del Deva jacin lo que puein por ser tan taurinas cumu Andalucía, avergonzaas de que el país de Cossío biera síu por custumbri ajenu a la tauromaquia. Quin quiera veer currías ena capital, puei veelas enas fiestas de Santiago, que no es el patrón peru puei mas que los que sí, y sirvió pa tener toros en fiestas cumu cualisquier capital andaluza. Masque no estemos a la altura geográfica, estamos a la de las sús custumbris.

Una ciudá andaluza que se precii, tien de tener una Semanasanta tamién a la altura, y pa eso nicisita dellas cosas: la una son los nazarenos. Mala suerti, de manu no los tiníamos, pero lo vamos amañando malquebien. Antañu igual que abora, Liébana es la vanguardia del atrasu y ya en 1908 cunsigui meter nazarenos, cornetas y tamboris nel puiblucu de Castro; el piriudista lebaniegu diz que ensin "pretensiones" de jacer comparanza colas fiestas de Sevilla, las de Castro acanzarin gran brillu. Ena capital tienin que viní-los años 40 pa que los agentis del nacionalcatulicismu cunsigan tener tamién nazarenos que pasin el istiriutipu cañí. Peru mala suerti, fallaba l'istilu de tocar: tuvo de pasar mediu siglu pa que dos bandas nuevas de cornetas y tamboris se preciaran la una de ser la "pionera" en tocar al istilu "andaluz, y más concretamente al sevillano", y la otra de tener cumu ujitivu tocar al istilu de Triana pa que se viva la Semanasanta cumu en Sevilla. Los nazarenos cunsiguin cumu pocu tomar Novales enos 50, Campóo enos 60, Torlavega enos 90, y ena sigunda década d'esti siglu se jacin con Selaya y -estrañu polo tardi- Santoña. Y -lo tengo vistu en Torlavega- tenemos genti adelantáu que canta saetas, pa que los demás no mos veamos ena vergüenza de no ser ni paecer Andalucía.

En Cantabria no tenemos flamencu propiu; peru ya tenemos genti de vanguardia

La vergonzosa falta de flamencu en Cantabria la vamos arremediando bien: tenemos tres academias de flamencu netu y 25 ondi tamién lo enseñan. Tamién tenemos cumu pocu tres coros rocieros. Las ferias de Santiago tienin ambienti completu: unu sal de las currías, ena praza de istilu neomudéjar- un istilu que si no casa cola arquiteutura hestóricu del contornu, casa col contornu que se pretendi cunvirtir en Hestoria-, y alcuentra puestos enos que se vendin bandirucas españolas y suenan sevillanas y flamencu. El paqueti completu de "Bienvenido, Mister Marshall". La praza de toros de Castru tamién es neomudéjar al consonanti colos nuevos cántabros. amantis del flamencu y el muchu ladrillu.

Y pa merecer cumu es dibíu el ingresu de Cantabria cumu Pruvincia Andaluza de Ultratierra, tenemos de sacar pechu cola muéstra fiesta andaluza mas importanti: La Feria de Abril. Polo menos quinci sitios distintos han lleváu a lo mas altu el nombri de Sevilla esti añu en Cantabria, y muchos mas lo jacierin desprimeru pa cunsiguir que -copio testu- "vecinos y viajeros puedan sentirse también andaluces, flamencos y apasionados de la cultura más tradicional y autóctona" (Angunu dibía desplicar a esta genti que en castellanu lo "autóctono de otro sitio" se llama "alóctono").

Mala suerti, en Cantabria no tenemos flamencu propiu; peru ya tenemos genti de vanguardia que diz "Cantar por montañesas, cantar por campurrianas, cantar por cante de taberna", copiáu del andaluz "cantar por soleares, por bulerías ...".

Asina que masque, mala suerti, no seamos Andalucía, queda claru que jacemos in isjuerzu cuntinu por quitamos semejanti vergüenza d'incima y que merecemos tener un artículu nel Estatutu d'Auto-no-mía que primita aunimos a una cumunidá hestórica cola que tenemos, queremos tener, tantísimos lazos culturalis y hestóricos.

Mala suerti
Comentarios