jueves 21/10/21

Hablar por no callar

Por anguna razón difícil de contar, puein dicir que un canti es "jondo", peru enjamás dirán que un joyu es jondu. Lo mesmu la razón la sabin bien las uvejas y tenga de pasar jartu tiempu pa que molo puean desplicar.

Color de casa Color de casa

Ya son una güena trisca d'años que li tengo afición a la música terreñu, media vida.

Pueo dicir que el pueblu cántabru sabi pocu de la sú música, por muchas razonis. La una puei ser que de tan paletu cumu se ha güeltu, en tal de viví-la sú cultura por custumbri, acudi a una tienda u a otru sitiu a cunsumi-lo que li ofrezan. Y el pueblu cántabru, esmuciáu en too lo ajenu, malaspenas ofrez naa conformi a la sú custumbri. La otra es que la mayuría de los espertos es mas un prudutu de la inorancia ajenu que de la sabiduría propiu. Si queremos saber qué jue de nós y la muéstra cultura a juerza de uír a los maestros, arrisulta que son mui malos maestros.

Ahier andaba yo a buscu de la poca música de tonáa decenti que debi subrivivir entá, y por cosa del ajuncionamientu de la Redi, remanició una sugerencia de vídiu ena que salían dellos cantaoris "cantando por campurrianas" y "cantando por cante de taberna".

Quin diz que Julanu u Minganu canta "por montañesas" u "por campurrianas", está jaciendo el paletu con altavocis

Dingún hiju del país dijo enjamás una cosa amejáa a "cantar por montañesas", "cantar por tonaa" u "cantar por habaneras". Eso de "cantar por" vien de la manera d'hablar de los andalucis, al treviés del flamencu. Ellos dicin "cantar por soleares", pinto'l casu, y jacin bien en caltené-la sú custumbri.

Nós, que ya tenemos integráu nel cuerpu el mecanismu mental de autorramaléu, vamos poca pocu jaciendo por caltené-la custumbri...andaluza. Llevamos  años pordemás no supiendo óndi andamos pinaos. Abora, de manu de los espertos de pristigiu de la Provincia de Santander, el gran ejemplu patrón de la música´l pueblu es el flamencu.

Quin diz que Julanu u Minganu canta "por montañesas" u "por campurrianas", está jaciendo el paletu con altavocis. Lo primeru, porque quier que paeza que conoz bien el mundu'l canti y que emplea las palabras cumu si juera del gremiu. Lo gravi del asuntu es que pa jacer que sabi de la música terreñu la genti va dijendo a caa güelta mas palabras de Andalucía, digamos el famosu "cantar por", u los "ole mi niññññña" colos que la genti anima a una moza que canti bien u -la mayuría de las vecis- mal.

Ya mos debi quedar pocu pa jacé-l tochuespetáculu completu y dicir que tal panderetera canta con "duende", que tal otra tien "tronío" u que tal cantaor sabi dali el "quejío" adecuáu, y esto una genti que -empenzando polos folkluristas, que mijor dibieran respetá-lo que oyin- enjamás se atrivió a iscribir u dicir en públicu cosas cumu "a lo pesáu" u "a lo ligeru", u llamali panderu al panderu. Por anguna razón difícil de contar, puein dicir que un canti es "jondo", peru enjamás dirán que un joyu es jondu. Lo mesmu la razón la sabin bien las uvejas y tenga de pasar jartu tiempu pa que molo puean desplicar.

Demientras y cumu jasta abora, los espertos de pristigiu de la Provincia de Santander "hablarán por" no callar, para desplicamos a fín de cuentas que somos los primos hermanos castellanos, probis y atrasaos de los andalucis.

Comentarios