domingo 17/10/21

Cantabria cambia un Mercedes por una bicicleta

No hay peores gobernantes que aquéllos que conducen a sus gobernados a colocar sus aspiraciones en el estante de la autocensura, de la autolimitación, de la resignación. Estamos ante aquéllos que se esfuerzan en despistar a sus gobernados con cuestiones menores, ideadas para que no piensen, para que no se fijen en el abandono de las cuestiones principales.

Hubo un tipo al que le regalaron un Mercedes último modelo y… corrió a cambiarlo por una bicicleta.

Lo único seguro es que ese tipo vivía en Cantabria, y que además formaba parte de un club concreto, su clase política.

Dedicar el túnel de La Engaña a hacer una atracción turística o de ocio es eso, es cambiar un Mercedes por una bicicleta.

Primera cuestión.

El túnel se puede reabrir con una pequeña inversión. Pequeña en comparación con los miles de millones de euros que hemos gastado, en España, para construir desde cero túneles para AVE en los últimos diez años, en esa “hoguera de las vanidades” de nuestros gobernantes.

Dedicar el túnel de La Engaña a hacer una atracción turística o de ocio es eso, es cambiar un Mercedes por una bicicleta

Segunda cuestión.

El Gobierno de Cantabria lo sabe, al menos desde cuando en la anterior Legislatura encargó un dictamen a la mejor empresa de ingeniería española, especialidad en la que actualmente somos líderes mundiales. Gracias a ese estudio, encargado con ocasión del proyecto del teleférico que iban a construir en las inmediaciones, es por lo que ahora se atreven, por ser factible, a abrir el túnel, aunque sea para atracción de feria.

Tercera cuestión.

Es falso lo que se nos viene contando desde hace tiempo. Es falso que el túnel no se pueda usar para la circulación de trenes.

Tampoco es cierto que las normas técnicas obliguen a que sean dos túneles en paralelo el único medio para autorizar su uso para ferrocarril, lo que haría inviable la inversión.

Sólo la normativa europea obliga a que sean dos túneles en paralelo, uno por cada sentido de circulación, pero solo y exclusivamente para el caso de ser líneas de alta velocidad.

Pero para ferrocarril de mercancías, de esos que sirven para, conectados con un Puerto marítimo, elevar el valor estratégico de la región donde se ubican y para atraer inversiones industriales, No.

Sólo la normativa europea obliga a que sean dos túneles en paralelo, pero solo y exclusivamente para el caso de ser líneas de alta velocidad

Basta con consultar la norma técnica española de túneles, para darse cuenta de que lo de La Engaña es bastante fácil. Esa norma es accesible, está disponible en la página web del Ministerio de Fomento.

Cuarta cuestión.

La Consejería de Industria del Gobierno de Cantabria, hace dos legislaturas, anunció que trabajaba en el proyecto de un tren entre Santander y Sarón, recuperando el trazado del asesinado Santander-Mediterráneo.

Enlacemos pues ésto con el túnel de La Engaña, y después de ahí dos destinos posibles, Miranda de Ebro o Burgos.

Quinta cuestión.

Hemos podido detectar, en las obras de Alta Velocidad de los últimos años que, al menos se han construido 15 túneles de una longitud similar al de La Engaña, e incluso más largos.

Estos túneles son de nueva construcción, han costado una cantidad ingente de dinero, y siempre se han hecho de dos en dos, uno en cada sentido.

Ante esto, cómo no va a ser posible afrontar una pequeña inversión, por comparación, para poner en funcionamiento un túnel que ya está hecho. ¿Somos los cántabros los más necios de España?.

No tener un arma parecida en Cantabria, como puede ser el uso para mercancías a través del túnel de La Engaña, supone entregar definitivamente la cuchara​

Sexta cuestión.

Cuando en el País Vasco se culminen las obras de la Alta Velocidad (incluidos los túneles ya finalizados), ya se ha decidido que la actual línea convencional se entregue a la Autoridad Portuaria de Bilbao, que por eso ya está construyendo una terminal logística en Burgos, en la localidad de Pancorbo.

Eso le va a permitir a Bilbao robarle su interés estratégico a Santander, y se convertirá en el Amazon de los puertos. Podrán utilizar para tránsito de mercancías una línea ferroviaria a la Meseta a su antojo. Ya no habrá horarios y días fijos para transportar sus mercancías, sino que funcionarán “a demanda”, ¿qué día y a qué hora quiere que llegue su mercancía a destino?. Su oferta será única, y nadie podrá competir con eso, y mucho menos el puerto de la Cenicienta del norte.

Séptima cuestión.

No tener un arma parecida en Cantabria, como puede ser el uso para mercancías a través del túnel de La Engaña, supone entregar definitivamente la cuchara. Supone renunciar a competir por ser región receptora de inversiones industriales de cierto nivel, y culminar el proceso buscado por nuestra conformista clase política, de forma consciente o inconsciente, el de convertir definitivamente a Cantabria en El Balneario del Norte.

Ultima cuestión.

No hay peores gobernantes que aquéllos que conducen a sus gobernados a colocar sus aspiraciones en el estante de la autocensura, de la autolimitación, de la resignación. 

Estamos ante aquéllos que se esfuerzan en despistar a sus gobernados con cuestiones menores, ideadas para que no piensen, para que no se fijen en el abandono de las cuestiones principales.

En suma, aquéllos que se convierten en placer de casa ajena, que justifican el no puedo, cuando es el no quiero, y que son una auténtica bendición para la competencia.

Comentarios