domingo 5/12/21

Las políticas reformadoras progresistas, ¿serán el opio del pueblo?

Ante el anunciado fracaso de Pedro Sánchez en su investidura “preelectoral”, sus portavoces y la mediática corruptora acusan a Podemos de no apoyar un gobierno de “reformas progresista” con C’s. Hay que recordar la premisa de “la verdad es siempre revolucionaria y la mentira siempre será miserablemente traidora”.

Si en el siglo XIX Marx acusó a la religión de ser el opio del pueblo, en el XX y XXl -dada la degeneración de la Socialdemocracia convertida en socioliberal-, ¿por qué no acusar al PSOE de lo mismo, siendo inductor del opio sociopolítico y del consumista progresista? La involución del PSOE ha sido comandada por el prepotente Felipe González, nuevo rico con la política, quien quizá avergonzado, defiende a su partido arremetiendo contra la política evolutivo-emancipadora de Podemos, comprometido con proyectos estatales y con los ya evidentes en desarrollo, en municipios inspirados en su filosofía política democrático-participativa, destacando por su envergadura Madrid y Barcelona. Asimismo, en autonomías como en Valencia y Zaragoza gobiernan en coalición con el PSOE y en Castilla la Mancha, Extremadura y Cantabria, Podemos acabó con las mayorías absolutas del PP, posibilitando al PSOE el gobierno, excepto en Cantabria en coalición con el PRC, quedando herido de muerte el bipartidismo (…)

No obstante, continúa intoxicando socialmente al negar la verdad de los hechos diciendo: que han apoyado desinteresadamente a Podemos en las alcaldías, cuando recíprocamente, Podemos les apoya en los mencionados gobiernos (…)

Ante el anunciado fracaso de Pedro Sánchez en su investidura “preelectoral”, sus portavoces y la mediática corruptora acusan a Podemos de no apoyar un gobierno de “reformas progresista”

Por otro lado, ante el anunciado fracaso de Pedro Sánchez en su investidura “preelectoral”, sus portavoces y la mediática corruptora acusan –nauseabundamente- a Podemos de no apoyar un gobierno de “reformas progresista” con C’s, siendo constatado su antagonismo, sería en línea con dicho opio, engañando nuevamente a la sociedad civil –en mi definición- “no privilegiada” con simples reformas “cosméticas”. Una vez más hay que recordar la premisa de “la verdad es siempre revolucionaria y la mentira en todas sus acepciones, siempre será miserablemente traidora” (…)

Partiendo de este reflexivo comentario, continúo considerando que en sociopolítica corremos el riesgo de quedar “[email protected] en una brumosa telaraña, tendida por quienes no se cuestionan ni combaten al CAPITALISMO, porque en justicia equitativa, no se le puede servir por ser el enemigo más criminal de todos los tiempos y simultáneamente servir a dicha sociedad civil, su principal víctima”(…)

Para desembarazarnos, ¿debemos quedarnos impotentes ante los efectos negativos históricos, sin escudriñar las verdaderas causas? En este aspecto, si el PSOE no cambia de rumbo llegará a extra parlamentario, porque Podemos “le comerá la tostada” (…)

El grave problema que nos ha traído a esta catastrófica situación se inició en la transición -“mi interpretación es transacción”- con un PSOE reformado por Felipe González, eliminando el marxismo principal móvil transformador, por exigencia de la degenerada socialdemocracia alemana con su financiación y el visto bueno de la CIA, convirtiéndole en neo-aliado del capitalismo para engañar “con la copia” a quienes añoraban el primitivo original, encontrándose con políticas sociales estériles, al no cuestionarse el aspecto económico para financiar sus proyectos; son humo (…)

Por ello, Pedro Sánchez rechaza la propuesta de Podemos de gobierno de izquierdas de cambio real –aunque de reducida dimensión por la durísima oposición- pudiendo conseguir suficiente apoyo como en Valencia. Sin embargo, las portavoces del PSOE y la -des-información mediática están confundiendo en casos como la declaración de Carmena –Alcaldesa de Madrid- que le gustaría un gobierno progresista de izquierdas. Pero “carroñeramente” insisten, obviando que C’s es de derechas, acusando a Podemos de votar como el PP. Es realmente una agresión a la inteligencia de la población común, tratándola de idiota (…)

Esta consulta ha sido producida para legitimar el rechazo a la propuesta de Podemos, bajo la presión de la veterana dirigencia encabezada por el mítico líder Felipe

De todos modos, la “parodia democrática express” de consultar a la afiliación el apoyo a la investidura de Sánchez para gobernar con C’s –según info Libre- sólo el 40% de los 189.000 militantes respalda el pacto. Esta consulta ha sido producida para legitimar el rechazo a la propuesta de Podemos, bajo la presión de la veterana dirigencia encabezada por el mítico líder Felipe, manifestando insistentemente su repudio, acudiendo como todo privilegiado burgués al miedo leninista, con el consiguiente cínico lamento del odio de Podemos. ¿No será a la inversa? ¿No sabrá que el odio es patrimonio nefasto de quienes con su explotación humana y especulación económica matan a miles de millones y no de quienes luchan por la justicia social para evitar dichas muertes? (…)

Por ello, le irrita todo avance social cualitativo como los 5 proyectos no de ley enviados al Congreso por Podemos el 4-3-16, para derogar las reformas laborales del PSOE y PP, prohibir las puertas giratorias, rechazar el TTIP, cambiar el modelo autoritario de TVE, solicitar permisos igualitarios de maternidad y paternidad hasta 16 semanas con el 100% del salario. Deseando que el Congreso se ponga a trabajar la semana siguiente (…)

Respecto la derogación de las reformas laborales, destacan que actualmente hay 700.000 personas menos en activo, la tasa de temporalidad ha permanecido –en torno al 25%- y entre 2010 y 14, el salario medio declarado ha caído casi el 4%. ¡”Y les acusan perversamente de querer sólo el CNI y sillones”! (…) En la entrevista que le hicieron varios periodistas a Iglesias el 5-3-16 en La Sexta, aclaró con sinceridad –haciendo honor al lema de que sólo la verdad es revolucionaria- que este es el secreto de Podemos compatible con muchos errores, reconocidos humildemente por él (…)

Las políticas reformadoras progresistas, ¿serán el opio del pueblo?
Comentarios