jueves. 08.12.2022

La seguridad de las mujeres es una obligación democrática

Como cada 25 de noviembre, el mundo conmemora el Día Internacional contra la Violencia hacia las mujeres, y, de nuevo, me uno al compromiso de millones de mujeres y hombres que, impulsados por sentimientos de justicia e igualdad, alzan la voz contra la violencia machista.

Hoy, quiero reconocer el compromiso y el esfuerzo de todas las mujeres y todos los hombres que, a diario, dedican su voluntad, su compromiso, su profesionalidad y su acción en esta lucha por la libertad y la seguridad para todas las mujeres en cada rincón del mundo, de nuestro país y de nuestra tierra; Cantabria.

El camino hacia la igualdad y hacia una sociedad libre de toda violencia todavía es largo

Un año más, desde el PSOE Cantabria queremos mostrar el más firme compromiso de no cesar de trabajar, hasta erradicar la violencia machista y hacer que nuestra sociedad sea segura y digna para las mujeres. Los y las socialistas compartimos el dolor y el sufrimiento de tantas mujeres que sufren violencia, de sus hijas e hijos, madres, padres, familiares y amigos. Somos conscientes de que el camino hacia la igualdad y hacia una sociedad libre de toda violencia todavía es largo y, eso, hace nuestro trabajo más urgente y nuestro compromiso más determinado.

Combatir la violencia machista y construir una España y una Cantabria más segura para las mujeres es un objetivo prioritario para el PSOE. Por eso, tanto desde el Estado, como desde nuestra Comunidad Autónoma, promovemos e impulsamos la legislación necesaria para poner en marcha recursos públicos para combatir esta violencia, que golpea a nuestra sociedad en cada asesinato y en cada una de las mujeres que viven con miedo y sin libertad.

Para el PSOE es una prioridad absoluta continuar ahondando en una acción legislativa clara, en un impulso de políticas públicas decididas y en una acción política coordinada con todas las administraciones públicas para acabar con la peor expresión del machismo. Abordar la violencia machista en toda su crudeza pide ser exigentes y poner todos nuestros esfuerzos en proteger a las víctimas y en seguir ensanchando los derechos de la ciudadanía que redundan en la libertad de las mujeres.

No es posible un país democrático si las mujeres tienen miedo y sufren violencia

Nuestro compromiso para erradicar la violencia machista es firme y nuestro trabajo es determinado. Este 25 de noviembre, frente quienes niegan la existencia de una violencia específica contra las mujeres por el hecho de ser mujeres, frente a quienes recortan en recursos públicos de atención a las víctimas: el PSOE está volcado en su compromiso con la igualdad, libertad y seguridad de las mujeres de nuestro país. Así lo demostramos donde gobernamos y así lo demandamos donde impera la tibieza o incluso el negacionismo de la derecha.

Porque no es posible un país democrático si las mujeres tienen miedo y sufren violencia. Porque no es posible un país progresista si los cuerpos de las mujeres son objeto de venta o alquiler; no es posible un país progresista si permitimos la explotación sexual y la prostitución. Por eso, hemos impulsado una norma para acabar con todas las formas de proxenetismo y dar así respuesta a todas las víctimas de violencia sexual, incluidas las de explotación sexual.

No es posible una sociedad democrática sin la libertad y la igualdad de las mujeres. La violencia de género es incompatible con una sociedad plenamente democrática y que garantice la libertad, la seguridad y la vida de las mujeres. Proteger a las víctimas de esta barbarie no es una opción, es una obligación democrática imprescindible para seguir avanzando en el logro de una sociedad libre de violencias machistas.

La seguridad de las mujeres es una obligación democrática
Comentarios