jueves. 25.04.2024

Feminismo, Emancipación y Libertad

Como cada 8 de marzo el Partido Socialista de Cantabria se suma a la jornada de reivindicación y lucha del Día Internacional de las Mujeres, plasmando, como siempre, nuestro firme compromiso con la igualdad entendida como una cuestión de calidad democrática: trabajamos, desde los gobiernos de España y Cantabria,  en la consolidación de los avances de nuestra sociedad en materia de igualdad y en un horizonte más feminista y justo.

Si hay algo que nos caracteriza es la lucha por la emancipación de las mujeres, y por ello este Gobierno continúa siendo fiel a su compromiso porque si hay un partido feminista en España, es el PSOE. Como dijo María Cambrils, no se puede ser socialista sin ser feminista. Por eso hemos tomado medidas sin precedentes en materia de igualdad. Hemos equiparado permisos de maternidad y paternidad, la pensión media de jubilación para las trabajadoras se ha incrementado como la pensión de viudedad, especialmente feminizada. La subida de las pensiones no contributivas del pasado verano tiene impacto, sobre todo, en las mujeres. Además, se han incluido factores correctivos como el complemento para la reducción de la brecha de género con el objetivo de atacar la injusticia que supone que miles de mujeres cobren pensiones escasas precisamente porque han dedicado su vida a cuidar y a trabajar en el entorno familiar.

La lucha contra la violencia sobre las mujeres sigue siendo nuestro principal objetivo político, es inaceptable que ninguna mujer viva con miedo

Además, el incremento del Salario Mínimo Interprofesional da un paso más para cerrar la brecha salarial. A día de hoy, los empleos más precarizados son aquellos que principalmente son ocupados por mujeres, gracias a esta subida, el 57,5% de las beneficiarias a tiempo completo son mujeres. Es un paso fundamental en la corrección de la brecha salarial, una de las desigualdades estructurales más cronificadas del mercado laboral.

Medidas como estas, replicadas y ampliadas por el Gobierno de Cantabria de la mano de Pablo Zuloaga, son muestra de las políticas públicas que vamos impulsando para atacar la desigualdad entre hombres y mujeres. Medidas que impactan en las condiciones materiales de la vida de las mujeres y que, por tanto, abundan en su capacidad de emancipación y, en último término en la libertad que disfrutamos.

La lucha contra la violencia sobre las mujeres sigue siendo nuestro principal objetivo político, es inaceptable que ninguna mujer viva con miedo, sintiéndose amenazada o torturada. El compromiso del PSOE con la erradicación de la Violencia Machista es firme. Por ello, hemos aprobado la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, cuyo objetivo es proteger el derecho a la libertad sexual de las mujeres y erradicar las violencias sexuales. Esta ley ha dado respuesta a la lucha contra la violencia sexual contra las mujeres y las niñas. A pesar de que su implantación ha tenido efectos no deseados, la mejor forma de defender esta ley es llevar a cabo los ajustes técnicos necesarios.

No renuncio a la unidad de acción y sigo haciendo un llamamiento a la unidad de la lucha feminista

Recientemente hemos visto como los derechos de las mujeres vuelven a estar cuestionados por la derecha y la ultraderecha, y nosotras no vamos a admitir ni una sola lección de aquellos que quieren hacernos retroceder a las mujeres en derechos ya adquiridos. La sentencia del Tribunal Constitucional avala la constitucionalidad de Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo que aprobó el Partido Socialista con el presidente Rodríguez Zapatero. Pese a que inicialmente el PP pareció sumarse a la defensa de esta norma, han terminado desdiciéndose: afirman que el aborto no es un derecho.

Por eso, debemos permanecer vigilantes ante hechos como los acontecidos en Castilla y León y de ahí que eleváramos una proposición no de ley en el Parlamento de Cantabria para defender los derechos de las mujeres; una iniciativa que se aprobó sin el respaldo de las ultraderecha y del propio Partido Popular. Y es que creo que estos últimos han renunciado a su tarea democrática de contener a la extrema derecha, es más, se suma a ella y la tolera porque está cómodo en sus planteamientos.

Pero no renuncio a la unidad de acción y sigo haciendo un llamamiento a la unidad de la lucha feminista, pues somos conscientes de que aún es largo el camino que nos queda por recorrer porque la sociedad necesita un movimiento feminista estratégicamente unido para continuar deteniendo los retrocesos a los que nos pretende abocar la derecha.

Feminismo, Emancipación y Libertad
Comentarios