martes. 05.07.2022

Cuanto más feminismo, mejor democracia

Como cada 8 de marzo mi reflexión parte de la premisa de que la igualdad es una cuestión de calidad de la democracia y también garantía de que el bienestar se produzca para todas las personas y no a costa de la mitad de la población.

Las mujeres no somos un colectivo, somos la mitad de la humanidad y, por tanto, la desigualdad y la opresión que sufrimos por ser mujeres golpea directamente al corazón de nuestras democracias ya que impide el desarrollo pleno de nuestra condición de ciudadanía.

La lucha contra la violencia machista sigue siendo nuestro principal objetivo político

Este 8 de marzo hay que destacar, frente a quienes niegan, vulneran y atacan los derechos de las mujeres, el profundo valor democrático que el feminismo ha supuesto para la libertad de las mujeres en todo el mundo.

Los y las socialistas en los gobiernos de España y de Cantabria conscientes de que, no existirá recuperación si no se están impulsando políticas públicas dirigidas a cerrar las brechas de desigualdad que aún tenemos pendientes: laboral y salarial, la brecha digital o la desigualdad en el ámbito de la corresponsabilidad.

Además, la lucha contra la violencia machista sigue siendo nuestro principal objetivo político. Para una sociedad democrática es inaceptable que las mujeres vivan con miedo, amenazadas o sufriendo torturas. Nuestro compromiso es firme y por eso, el pasado año impulsamos la renovación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y cumplimos con la aprobación de una ley de protección a huérfanos y huérfanas de la violencia machista.

Por otro lado, nuestro proyecto para España y para Cantabria es el de una sociedad donde hombres y mujeres sean iguales y libres y esa idea es absolutamente incompatible con la prostitución y la trata de seres humanos. Nuestro modelo de sociedad es uno donde los cuerpos de las mujeres y niñas no puedan ser objetos de consumo al servicio de los deseos de otros. Es cierto que la abolición de la prostitución es un proceso largo y complejo que debe estar marcado por iniciativas legislativas en todos los niveles de la Administración pública y políticas públicas adecuadamente financiadas al tiempo que requiere de grandes cambios en nuestra sociedad.

En esta senda, nuestra voluntad es impulsar políticas públicas en materia laboral, de justicia y política social que ofrezcan una respuesta eficaz y una salida a estas mujeres.

El feminismo y el socialismo son dos corrientes ideológicas que tienen en su origen una misma idea: la emancipación

Frente al auge de los movimientos de ultraderecha que encuentran altavoces políticos en los partidos de la derecha, las mujeres de nuestro país necesitan que consolidemos y garanticemos sus derechos sexuales y reproductivos.

El feminismo es una seña de identidad del Partido Socialista desde su origen. El feminismo y el socialismo son dos corrientes ideológicas que tienen en su origen una misma idea: la emancipación. Nuestro fundador, Pablo Iglesias Posse ya estableció la posición de nuestra organización en relación a la igualdad de las mujeres en 1897. La idea de emancipación, la lucha por la justicia social y la igualdad vertebran tanto el socialismo y el feminismo: es imposible ser lo uno sin lo otro. Desde nuestro origen hasta la actualidad, la agenda del PSOE es una agenda feminista, transformadora y de clase.

Desde hace 143 años nuestra forma de ser feministas es hacer. Para el PSOE el feminismo es discurso, pero sobre todo es acción política. Para el Partido Socialista hacer feminismo es transformar las demandas de la sociedad en leyes o políticas públicas. Es convertir las demandas feministas en hechos que cuando gobernamos son palpables en los ayuntamientos, en las Comunidades Autónomas y en el Gobierno de España.

Este 8 de marzo el PSOE celebra todos y cada uno de los éxitos y aportaciones que el feminismo ha hecho a nuestro país. Logros que parecían imposibles y que siempre se han convertido en cuestiones de puro sentido común para las generaciones siguientes. Logros que han hecho de España un país más digno y más libre.

Somos conscientes de todo el camino que queda por recorrer hasta la igualdad plena y efectiva de las mujeres en nuestro país. Frente a quienes menosprecian el feminismo y quienes amenazan los derechos de las mujeres, el Partido Socialista se compromete a seguir avanzando en la conquista y defensa de los derechos de las mujeres.

Cuanto más feminismo, mejor democracia
Comentarios