domingo. 21.04.2024

1.238 razones

1.238 razones tenemos hoy en día para levantar la voz. 1.238 razones para decir ‘basta ya’. 1.238 razones para explicar por qué no vamos a parar de denunciar. 1.238 razones para que no lo sufran nuestras hijas, nuestras hermanas, nuestras madres o nuestras abuelas.

1.238 razones para que nadie más se atreva a poner en duda lo que hoy es una realidad.

1.238 son las mujeres que -desde el año 2003, que se contabiliza en España- han sido asesinadas a manos de un hombre, su pareja sentimental. Por lo tanto, es ese número exactamente la cantidad de razones por las que defender la erradicación absoluta de la Violencia de Género.

Tenemos 1.238 razones para salir a la calle, para reivindicar unos derechos opuestos a la expresión máxima de las desigualdades que sufren las mujeres en el mundo

Porque si hay algo que es verdaderamente preocupante, más allá de las cifras y los datos, es la capacidad que tienen unos pocos de hacerse oír por encima -incluso- de la realidad medible.

Es evidente que la tendencia, últimamente, de algunos partidos y algunos colectivos es la de la negación; en general. Tanto si hablamos de violencia de género, cuyos datos conocemos de la mano de organismos públicos, como si mencionamos casos concretos; que nos puede confidenciar nuestra vecina, nuestra amiga o nuestra familia, es motivo de duda para ellos.

Para quienes prefieren seguir negando una realidad evidente, antes que enfrentarse a la crudeza de los datos para mejorarlos.

Porque lo único que demuestran así es que: o no quieren reconocer la situación de privilegio que viven o que su insensibilidad no les permite darse cuenta de la realidad que viven muchas mujeres y familias.

El 25 de noviembre, para ellos, debiera ser una oportunidad. Ya no solo para quienes se empeñan en renegar de los datos y las situaciones que todos conocemos. Sino para quienes alientan estos comportamientos, quienes no se suman a esta jornada en nuestros parlamentos autonómicos, para los que prefieren mantenerse de lado ante una de las mayores lacras de la sociedad.

Tenemos 1.238 razones para salir a la calle, para reivindicar unos derechos opuestos a la expresión máxima de las desigualdades que sufren las mujeres en el mundo.

La violencia la podemos encontrar en la cotidianeidad, en los pequeños detalles, en el silencio, en los abusos…

Y si ellos siguen en su senda del no, nosotros gritaremos aún más fuerte. Porque ese es nuestro compromiso: el de erradicar y prevenir la violencia hacia la mujer, en todas sus formas.

Porque a veces, nuestro imaginario al hablar de violencia de género se va hacia una idea pasada de esta triste situación. Sin embargo, la violencia la podemos encontrar en la cotidianeidad, en los pequeños detalles, en el silencio, en los abusos…

Porque por mucho que alguno reniegue de esta realidad, el verdadero motivo de estos comportamientos. La verdadera razón de esas 94.554 denuncias en el primer semestre de 2023 en España es el machismo.

Romperemos con este sistema, el que abusa, el que viola y el que mercantiliza con nuestros cuerpos. Es la única vía de romper con los datos. Y a pesar de la inercia que han desatado esos partidos y colectivos que se empeñan en el ‘NO’, desde el PSOE estaremos ahí para escuchar, para acompañar y para gritar que ‘Se Acabó’.

1.238 razones por las que luchar para que la vida de todos y todas valga lo mismo. 1.238 razones por las que trabajar por un país de personas libres e iguales.

Todas esas razones para llenar las calles y seguir reivindicando que no seamos nosotras, ni nuestras hijas, ni nuestras madres, ni nuestras amigas. Todos y todas unidas podremos acabar con esta lacra, porque no vamos a dejar que sea ella quien acabe con ninguna más de nosotras.

Este 25 de noviembre es nuestra oportunidad para seguir exigiendo que nuestra vida valga lo mismo, para que el negacionismo acabe, para que no se viole ningún derecho humano más.

En definitiva, este 25 de noviembre los y las socialistas seguiremos luchando por nuestras vidas y para que aquellos que son incapaces de reconocer el problema que supone esta lacra, se encuentren de frente con una sociedad unida que no va a dejar que sus mensajes empañen nuestro sufrimiento.

1.238 razones
Comentarios