jueves 15/4/21

Bob Dylan

Puede decirse que es uno de los pioneros en la llamada 'canción protesta' que un elenco numeroso de cantantes y compositores se asentaron en ella durante los años cincuenta y sesenta.

Se dan la originalidad y la inteligencia, porque evidentemente podemos encontrarnos con gente original e inteligente. Esos escogidos con unas aptitudes e inteligencias intelectuales al menos inusuales para descubrir o crear realizaciones desconocidas, asombrosas y excepcionales. Pero esa condición humana lo es no por tratarse de un numen cualquiera o una sombra fantasmal que, como un espíritu oscuro, vive exclusivamente en unos pocos -a los que los demás proclamamos como genios- por cierto tiempo más o menos ajustado. La obra, la obra que tiene que ver con el arte, es mucho más que eso. Como nos cuenta el joven Emil Sinclair, el protagonista y narrador en Demian:

El instrumento, aunque no muy potente, sonaba bien, y el organista tocaba admirablemente: creía yo estar oyendo una plegaria hecha música por medio de una personalísima expresión de voluntad y perseverancia. Tuve la sensación de que la persona que allí se sentaba ante el teclado sabía que aquella partitura encerraba un tesoro, y él se afanaba por sacarlo a la luz como si en ello le fuera la vida (Demian, 1919, Hermann Hesse).

Que conozcamos a unos pocos genios no significa que haya más de los que podríamos pensar. Personas que se significaron y significan por un hallazgo curioso, nuevo y auténtico que siempre deleitan y hacen progresar el alma de los demás. Si, por ejemplo, escuchamos los Conciertos de Mandolina y Laúd, de A. Vivaldi (Venecia, 1678 - Viena, 1741), no podemos soslayar que fue este veneciano quien, a principios del siglo XVIII, asentó el concierto como tipo o modelo sinfónico; si partimos de más abajo y hablamos de educación, no podríamos olvidar a Gianni Rodari (Omegna, 1920 - Roma, 1980), y no solo porque el pasado 23 de octubre hubiese sido su cumpleaños:

Para una literatura infantil que no caiga sobre los niños como un peso externo o como una tarea aburrida, sino que salga de ellos, viva con ellos, para ayudarlos a crecer y a vivir más arriba, tendríamos que conseguir relacionar íntimamente estos tres sustantivos: imaginación-juego-libro

La imaginación en la literatura infantil, Gianni Rodari, en Perspectiva Escolar, nº 43

Cómo no recordar a este genio italiano cuando aún sigue vivo en muchas escuelas. Su genialidad, que no es cualquier cosa, según está el patio, consiste en alentar y estimular en el alumnado la voz y la palabra en un mágico universo de ideas e imaginación inspiradoras. Extraordinariamente aunó el genio, el humor, una exuberante imaginación, la fantasía y la figuración con un ojo y una percepción crítica, no libre de humor, de la situación real.

A Bob Dylan le han otorgado ese premio por su admirable lenguaje inspirado y lírico

Sin olvidar a todos los genios que aún siguen encerrados en su lámpara y siendo esclavos del tiempo hasta que no haya un duende que la abra y los descubra, finalizamos con el tercer ejemplo en que es apropiado hablar de genialidad y de genios. Si entre tantos proyectos de investigación, ha habido investigadores de las universidades de Sevilla y Granada que han logrado, hace dos años, llevar el fármaco paclitaxel a nuevas nanopartículas, aumentando el efecto antitumoral de las células madre con cáncer pulmonar y mamario, y moderando además su acumulación en partes del SN causantes del dolor en el proceso, no deja de ser un trabajo y una investigación geniales. Como podría ser genial que la Administración andaluza y el Ministerio de Sanidad lo financiasen, aunque no tiene genialidad alguna algo que es de obligado cumplimiento, de exigencia sin paliativos.

Y LLEGÓ BOB DYLAN

Que la decisión de que este estadounidense se alzase con el Premio Nobel de Literatura fuese impensable y que el sentimiento de perplejidad incluso entre sus más adeptos marcase más la falta de coherencia y congruencia en estos Premios no quita que el cantante haga honor a la inscripción de la medalla, que ya dudé entonces que fuese a recoger, y que lleva inscrita "Inventas vitam juvat excoluisse per artes", una paráfrasis del verso 663 de la Eneida, Inventas vitam aut qui per excoluere artes, y que, traduciendo al poeta romano Virgilio viene a decir: 'O los que, a través de las cualidades intelectuales, ayudaron a hacer la vida más bella'.

Bob Dylan (Minnesota, EE.UU., 1941) no era de ninguna manera susceptible de ser premiado. Tampoco resultaba extraño que fuese a recoger el premio. Este cantante es así. Pero no por soberbia o cosa parecida, simplemente porque es así. Y si hacemos simplemente una comparación con un postulante al Premio sueco, Haruki Murakami, pareciendo que la Academia le desconoce, e imputándole sus críticos de reiterativo, sin embargo, no tiene que ver con el estadounidense cuando el escritor nipón pone atención en que su lenguaje y expresión sean naturales y claros para asimilar y comprender en las demás lenguas.

Su duende fue liberado y su lámpara no dejó de lucir desde que lo decidió el tiempo, su tiempo

No obstante, a Bob Dylan le han otorgado ese premio por su admirable lenguaje inspirado y lírico. Y es que, desde sus primeros rasgueos de guitarra, y acompañándose, soplando y aspirando, de su pequeña armónica, sus canciones tenían mensaje. Puede decirse que es uno de los pioneros en la llamada 'canción protesta' que un elenco numeroso de cantantes y compositores se asentaron en ella durante los años cincuenta y sesenta.  

Su duende fue liberado y su lámpara no dejó de lucir desde que lo decidió el tiempo, su tiempo. Quizás una canción suya de las más sonadas sea Blowin' in the Wind (1963), una canción que procesa interrogantes elocuentes sobre la libertad, la paz o las conflagraciones, como la Guerra de Vietnam (1955-1975), con un lenguaje incomprensible u oscuro, y que al escuchar sus versos comunican estos algo evidente y fácil:

Blowing in the wind - Flotando en el viento, (1963) Bob Dylan

How many roads must a man walk down Cuántos caminos debe recorrer un hombre,
Before you call him a man antes de que le llames "hombre".
How many seas must a white dove sail Cuántos mares debe surcar una blanca paloma,
Before she sleeps in the sand antes de dormir en la arena.
How many times must the cannonballs fly Cuántas veces deben volar las balas de cañón,
Before they are forever banned antes de ser prohibidas para siempre.
The answer, my friend, is blowing in the wind La respuesta, amigo mío, está flotando en el  viento,
The answer is blowing in the wind la respuesta está flotando en el viento.
How many years can a mountain exist Cuántos años puede existir una montaña,
Before it is washed to the sea antes de que sea arrasada por el mar.
How many years can some people exist Cuántos años pueden vivir algunos,
Before they're allowed to be free antes de que se les permita ser libres.
How many times can a man turn his head Cuántas veces puede un hombre girar su cabeza,
And pretend that he just doesn't see y fingir que simplemente no lo ha visto.
The answer, my friend, is blowing in the wind La respuesta, amigo mío, está flotando en el  viento.
The answer is blowing in the wind La respuesta está flotando en el  viento.
(...) (...)

Y, por último, una última canción, A Hard Rain's A-Gonna Fall (1963), que nos recuerda el estribillo de Pablo Guerrero en "A cántaros" (1972): 'Que tiene que llover a cántaros'. Ambos tienen muy similares motivos para anunciar esa lluvia, deseándola con tanta fe y entusiasmo. En el caso de Dylan, por su relato del avasallamiento y el abuso, de la amargura y el dolor de la mayoría, y por el exterminio de las guerras. El mismo motivo que el del extremeño Pablo: 'Estamos amasados con libertad, muchacha'.

A Hard Rain's A-Gonna Fall - Una dura lluvia va a caer, (1963) Bob Dylan

Oh, where have yo been, Oh, ¿dónde has estado,
my blue-eyed son? mi hijo de ojos azules?
Oh, where have yo been, Oh, ¿dónde has estado,
My darling young one? mi pequeño querido?
I've stumbled on the side He tropezado en el lado
of twelve misty mountains, de doce nubosas montañas,
I've malked and I've crawled He andado y he trepado
on six crooked highways, por seis autopistas retorcidas,
I've stepped in the middle he caminado en medio
of seven sad forests, de siete bosques tristes,
I've been out in front of he estado delante de
a dozen dead oceans, una docena de océanos muertos,
I've been ten thousand miles me he metido diez mil millas
in the mouth of a graveyard, en la boca de un cementerio,
It's a hard, and it's a hard, y es dura, y es dura,
it's a hard, and it's a hard, es dura, y es dura,
And it's a hard rain's a-gonna fall. y es dura la lluvia que va a caer.

Comentarios