domingo 17/10/21

"Ideas para la libertad de pensamiento, III"

No conocemos los retos y horizontes de futuro, a medio plazo y a corto plazo y a largo plazo, pero sea lo que sea, no podremos resolver sin libertad suficiente en todas las sociedades-culturas-ideologías-religiones-filosofías, sin suficiente libertad de conciencia, libertad de pensamiento, libertad de expresión y publicación.

Quizás el mayor bien humano que tengamos, lo que nos defina esencialmente, es la libertad de conciencia, aunque nos equivoquemos, libertad de conciencia psicológica, conciencia moral-ética, libertad de conciencia entitativa o esencial como seres humanos. Incluso de existir Dios, Dios nos permite y nos incentiva la libertad... Por lo cual si Dios nos permite libertad de conciencia y por tanto de expresión, no podemos los seres humanos después abolirla o negarla o rescindirla o... claro está todo en el marco de la racionalidad, la prudencia, el sentido común...       

Sin libertad de análisis, sin libertad de recogida de conceptos y datos, sin libertad de interpretación, sin libertad de investigación, sin libertad de expresión y publicación... sin todas estas libertades que se interrelacionan el ser humano deja de ser libre en multitud de campos, y por tanto, los individuos, los colectivos, los grupos, las sociedades se anquilosan. Es como vivir sin aire o sin pan...

La libertad de pensamiento y la libertad de conciencia es lo que permite el progreso en todos los ámbitos de la realidad, en todos los aspectos de la realidad. Aunque el ser humano se equivoque, debe hacerlo con libertad. Y así de ese modo encontrar el lugar adecuado, la concepción adecuada, la práctica adecuada...

Aunque el ser humano se equivoque, debe hacerlo con libertad. Y así de ese modo encontrar el lugar adecuado, la concepción adecuada, la práctica adecuada

Pero una vertiente de la libertad de pensamiento y de conciencia, no es solo permitir la libertad de expresión y publicación. Sino que la sociedad, el Estado, los sistemas sociales, educativos y culturales, permitan que esos "escritos o esa libertad de pensamiento o esas creaciones" tengan una posibilidad real de que no se pierdan, que queden para las próximas generaciones.

Porque no es libertad de pensamiento total, si yo me permiten escribir un libro y de publicarlo, y después se pierde o se destruye. Por tanto, la conservación de pensamiento es un vértice o aspecto de la libertad de pensamiento.

El ser humano no habría progresado en miles de años o cientos de sociedades, cientos de culturas, cientos de ideologías si no hubiese tenido en mayor o menor grado una libertad de conciencia y una libertad de pensamiento y una libertad de expresión y publicación de ese pensamiento y de esa conciencia.

Cierto es que hay límites a esa libertad de expresión o publicación del pensamiento, o de redacción, si esos temas van en contra de la legalidad vigente, en esto tiene que ser muy amplia, y según límites morales mínimos universales...

No podemos castigar al mensajero, a la persona que tiene en un tema una opinión diferente, si la argumenta, si está en un ámbito moral y legal suficiente. Porque esas personas que piensan de forma diferente, pueden equivocarse, pero si lo hacen con buena voluntad, con razones y argumentos, son las que nos pueden abrir nuevas soluciones a multitud de temas.

No podemos castigar al mensajero, a la persona que tiene en un tema una opinión diferente, si la argumenta, si está en un ámbito moral y legal suficiente

Toda cultura, toda ideología secular o religiosa o secular-religiosa debe permitir que dentro de su seno se puedan abrir ámbitos de análisis en libertad. De personas y grupos que puedan tener otras soluciones a diversos problemas. Para que de ese modo, en paz y en tolerancia puedan abrirse nuevas soluciones a cientos de temas o cuestiones. Y estos ir evolucionando y no quedar la solución fijada hace cien o mil años y apenas cambiar...

La carta mayor que la humanidad ha descubierto de libertad y de libertades, es la Carta de los Derechos Humanos de 1948. Toda ideología, secular o religiosa, debe en la medida de lo posible irse acercando y tener en cuenta, los argumentos y las razones de esa Carta, y de esos derechos en concreto y en particular cada uno...

La Carta de 1948, y otras cartas subsiguientes de Derechos puede ser el sistema que puede permitir que todos los humanos vivan en paz entre sí. Aunque particularmente tal o cual ideología no esté de acuerdo con todos, o no esté de acuerdo con algunos...

Quizás, el gran descubrimiento de la humanidad, para ésta vivir y sobrevivir, como especie sea esta carta, aunque como individuos, culturas, sociedades, grupos no estemos de acuerdo, con alguno o algunos de estas normas o principios...

Por lo cual, se podría llegar a la conclusión, que dicha Carta de Derechos Humanos sea el nivel mínimo y la regla de la tolerancia. Que una ideología crea tal o cual interpretación, que sea la suya, pero en la práctica permita y no castigue a sus fieles de su ideología, que puedan admitir o creer o se les deje estar bajo esa carta, se les deje en tolerancia...

Los humanos no pueden vivir sin aire, no pueden vivir sin pan, no pueden vivir sin agua, pero no pueden vivir tampoco sin libertad de pensamiento, sin libertad de conciencia, sin libertad de expresión y publicación esa libertad de pensamiento y de conciencia. Aunque se equivoque. El niño o la niña al aprender a andar se equivoca y se cae y se produce heridas, pero eso no quita que para evitar esas caídas, no se le deje aprender a andar.

Los humanos no pueden vivir sin aire, no pueden vivir sin pan, no pueden vivir sin agua, pero no pueden vivir tampoco sin libertad de pensamiento, sin libertad de conciencia

Demasiadas veces, los humanos mal utilizan la libertad de conciencia y pensamiento, pero eso no es óbice para impedir que la tengan y la usen y no se les castigue por ello.

Las dos docenas o tres docenas de ideologías existentes en el mundo, tanto seculares como religiosas, difieren en multitud de puntos de vista o en multitud de cuestiones, coinciden en mayor o menor grado en cientos de cuestiones, pero sobretodo diferencias en la importancia y grado y calidad que le dan a la libertad de pensamiento y a la libertad de conciencia y a la libertad de expresión o de publicación de esa libertad.

No conocemos los retos y horizontes de futuro, a medio plazo y a corto plazo y a largo plazo, pero sea lo que sea, no podremos resolver sin libertad suficiente en todas las sociedades-culturas-ideologías-religiones-filosofías, sin suficiente libertad de conciencia, libertad de pensamiento, libertad de expresión y publicación... sin suficiente libertad en estos ámbitos, que después se concretizan en otros muchos, el ser humano no podrá encontrar las soluciones a la multitud de retos. Y sin dichas libertades, a mi modo de ver, el ser humano tiene muchas posibilidades de autodestruirse como individuo, como sociedad, como cultura, incluso como especie. Porque el ser humano cada vez tiene más poder real, sobre sí y sobre la naturaleza, y solo puede armonizar dicho poder, si encuentra y busca "tener mayor grado de libertad de pensamiento". No estamos por tanto hablando de libertad en abstracto, libertad de pensamiento en abstracto, sino libertad de pensamiento para poder sobrevivir como especie. Sin dramatismos, pero este es el grave problema de fondo... que en cada cultura o sociedad o religión o ideología surja y permita, que desde dentro se puedan analizar, con respeto y dar argumentos a favor y en contra, a cientos y miles de cuestiones, dar otras respuestas. Utilizar argumentos de otras filosofías, de otras culturas, etc. Se cree la libertad de opinión, con respeto y tolerancia y en paz, pero libertad de opinión...

Comentarios