domingo. 03.07.2022

La idea e invención de Europa

Si nos fijamos bien, siempre hemos intentando unificar Europa, con sus vaivenes, en una sociedad-Estado-Cultura-Civilización. Intentos, que quizás, siempre hayan fallado, porque lo han hecho, esencialmente con las armas. Pero desde Roma, se intentó, Grecia intentó un imperio hacia el Este, con Alejandro, pero posiblemente, de haber vivido habría vuelto después hacia el Oeste, en Cartago existe también una sueño de un imperio cartaginés, que abarcase al principio todo el Oeste de Europa, en parte lo consiguió. Después el Imperio bizantino, quiso volver a unificar todo lo que era Europa. Carlomagno, Carlos V, Napoleón, las dos guerras mundiales, etc.

No solo inventamos o descubrimos o diseñamos ideas de la realidad natural o humana individual, sino ideas de entidades sociopolítica. Europa es el sueño de Europa.

En el capítulo 15 del libro Ideas -Historia Intelectual de la Humanidad- de Peter Watson, trata el tema de Europa, de la idea de Europa, de la invención de Europa –también existe la invención de Norteamérica, la invención de la India, la invención del Islam, la invención de China...-. Steiner escribió un libro con el mismo título La idea de Europa.

En dicho capítulo Watson nos menciona varias citas de autores musulmanes medievales, que critican negativamente, el carácter europeo, especialmente, cuánto más al Norte habitan. Pero debemos aceptar y ser, que Europa es y ha sido el sueño, en mayor o menor grado de todos o casi todos los que hemos habitado, por estos lares, al menos desde Roma.

Si nos fijamos bien, siempre hemos intentando unificar Europa, con sus vaivenes, en una sociedad-Estado-Cultura-Civilización. Intentos, que quizás, siempre hayan fallado, porque lo han hecho, esencialmente con las armas. Pero desde Roma, se intentó, Grecia intentó un imperio hacia el Este, con Alejandro, pero posiblemente, de haber vivido habría vuelto después hacia el Oeste, en Cartago existe también una sueño de un imperio cartaginés, que abarcase al principio todo el Oeste de Europa, en parte lo consiguió. Después el Imperio bizantino, quiso volver a unificar todo lo que era Europa. Carlomagno, Carlos V, Napoleón, las dos guerras mundiales, etc.

El grave lamento de Europa, es que en el siglo diez se dividió en dos conciencias cristianas

El grave lamento de Europa, es que en el siglo diez se dividió en dos conciencias cristianas, la Iglesia Oriental Ortodoxa y la Iglesia Occidental Católica, sufriendo durante siglos, antes y después, una enorme presión desde el Sur, y, una enorme presión desde el Norte con pueblos no suficientemente cristianizados, y, con una enorme presión desde el Este en la etapas medievales.

Pero el sueño de Europa, siempre ha estado presente, la idea de una Europa unida sociopolíticamente, siempre ha sido realidad, porque todo el que ha habitado en ella, se ha sentido de su región, de su territorio, pero siempre ha sentido que pertenecía a una unidad mayor, una unidad cultural mayor, que es Europa, unida por el cristianismo, unida por Grecia y Roma, era siempre volver al sueño de Roma en lo político, al sueño de Grecia en lo cultural, al sueño de Jerusalén en lo religioso. Europa es el sueño, sintetizando y simbolizando, es el sueño/idea de tres ciudades: Atenas, Roma, Jerusalén. Es el debate dialéctico de tres mundos, que se han intentado siempre unificar-sintetizar-armonizar, ser y estar...

Hasta el siglo veinte, después de las dos grandes catástrofes de las dos guerras mundiales, que fueron también el sueño de unificar Europa, pero equivocadamente con las armas. Después de esa hecatombe-catástrofe de la última guerra mundial, después, del concepto de campos de exterminio, Europa se ha dado cuenta, que su sueño debe buscarlo y materializarlo, pero con el instrumento de la paz, con el mutuo acuerdo, en paz y en derechos humanos y en democracia y en tolerancia de todos y cada uno de los pueblos y de las naciones que lo forman y lo conforman. Si desean unirse en paz. Y, en eso es en lo que estamos. La última hecatombe mundial de la Segunda Guerra Mundial, ha hecho renacer ese sueño, otra vez la idea de Europa, además de los Derechos Humanos, que se materializaron y cristalizaron como hojas de rocío en 1948.

En los actuales momentos, el conflicto de Ucrania, es otro torpedo lanzado al concepto-invención-idea-necesidad-deseo de Europa. Además de todas las tragedias a las que nos enfrentamos con este acontecimiento, a todas las vulnerabilidades, incertidumbres, penas, angustias, desalientos, muertes de seres humanos, que este conflicto nos acarrea. Además de todo ello, es un misil lanzado a la flota del barco de la idea de Europa. Porque Rusia es Europa, y Europa Central y Occidental es Europa. La primera fase del sueño es que Europa forme unos Estados Unidos de Europa, en lo político, porque es el deseo de la Europa social, de la Europa Cultural, de la Europa Cristiana, de la Europa en todos los sentidos. Y, en una segunda fase, en paz y en tolerancia, si Rusia lo desea, unirse a Europa, formando el sueño de siglos y milenios.

En los actuales momentos, el conflicto de Ucrania, es otro torpedo lanzado al concepto-invención-idea-necesidad-deseo de Europa

Desde Roma hemos ansiado realizar y construir y materializar y cristalizar el sueño de Europa. Soñamos y anhelamos Europa. Solo hay que hacerlo en paz. Ya no puede esperar más, hemos tardado siglos, en encontrar el camino de la caverna. Ahora parece que lo estamos soñando. Y, Estados Unidos, por sus propios intereses, debe incentivar que se desarrolle ese sueño.

Porque una Europa fuerte interesa a Occidente, incluso al mundo. Una Europa fuerte es esencial para la humanidad, por y para y en todos los embates del futuro que vendrán, también a/para Estados Unidos le interesa una Europa fuerte, una Europa unida, unos Estados Unidos de Europa... Al final, América es una proyección de Europa, de la Europa del Sur y de la Europa del Norte... También para Rusia le interesa la Unidad de Europa. También al mundo. Porque el sueño del mundo es, en paz y en tolerancia y mutuo acuerdo para sobrevivir como especie, una Autoridad Política Mundial, una Paz Mundial Permanente...

Desde la caída de Roma, caída parcial, porque Roma se mantuvo en el lado oriental de Europa, Bizancio, desde la caída de Roma, se ha soñado-deseado-anhelado la idea de Europa. La idea de Europa está en la mayoría de los corazones de los europeos. Puede que nos hayamos enfrentado cientos de veces, en estos siglos, puede que tengamos más de una veintena de lenguas, puede que escribamos en distintos alfabetos, pero siempre hemos sido Europa, siempre nos hemos sentido Europa. Porque en la India, tienen la idea de la India, y, entre sí, tienen más diferencias que nosotros, en China, tienen la idea de China, y, tienen más diferencias que nosotros...

Nos merecemos seguir soñando la idea de Europa, nos merecemos, que ya en Europa, no vuelva a existir más guerras entre nosotros y, si es posible con nadie del exterior, nos merecemos que Europa como bella dama sea ya una realidad, no solo cultural, ni solo ideológica, ni solo metafísica, ni solo filosófica, ni solo humanística, sino Política. Paz y bien.

La idea e invención de Europa
Comentarios