jueves. 18.04.2024

España en su laberinto y G. Brenan

Es una cosa curiosa, algunos historiadores lo indican, que en los tiempos de las guerras de religión, que poblaron casi dos siglos, de grandes enfrentamientos en el resto de Europa, en España, quizás debido a la Inquisición y otros factores, no llegó la realidad a tanto dramatismos.

Dicen que sobre los acontecimientos del siglo XX, no sé si será verdad, sobre los que más libros se han escrito es sobre la Segunda Guerra Mundial, Hitler, y, la guerra civil española.

Es curioso, me acabo de dar cuenta, y, lo voy a dejar, cito la segunda guerra mundial con mayúsculas, y la guerra civil española de 1936-1939, con minúscula –no sé si algún psicoanalista, me podría dar una explicación a este hecho-. De todas formas, pienso como algunos historiadores, que se desarrolló, solo una guerra mundial, en dos fases predominantes, pero que podría ser o situarse desde 1914, algunos hablan de 1905, cuándo la guerra japonesa/rusa hasta el término de la guerra civil china, en la década de 1950. En medio estaría las dos guerras mundiales, la guerra civil rusa, la guerra civil española y otras.

El señor José Torné-Dombidau y Jiménez, publica en El Debate, un artículo titulado: Hay una salida, con fecha 30 de agosto del 2023, que es el que nos cita a Brenan y su libro, El Laberinto Español. Pero esta es la pregunta y la cuestión, planteada de otra manera y de otra forma, ¿porqué y por qué España siendo uno de los Estados más antiguos de Europa, y, que tantos beneficios ha traído a Europa, a lo largo de la historia, porqué siempre tenemos este problema enorme de identidad y autoidentidad, porqué siempre estamos planteándonos que somos y que tenemos que ser y que debemos ser...?

¿Por qué en el siglo diecinueve, hubo tres guerras carlistas/civiles, en el siglo veinte, esa enorme y cruenta incivil guerra civil, y, siempre estamos en el borde del abismo...? ¿Porque ustedes deben saber, que la población española actual está asustada, no sé, si como los que tienen que tomar decisiones, tanto de las elites económicas y políticas, ya hace tiempo que no montan en el autobús o en el metro, no son conscientes, que la población está preocupada, de muchas maneras y muchas formas...? ¿Quizás ese volcán de turismo que ha existido este verano, pueda explicarse, no solo por los efectos de la postepidemia, sino quizás, también, porque las personas temen en su inconsciente que esto se complique...?

No sé, porqué y por qué España está en su laberinto, como diría Brenan, quizás, posiblemente, como el estudio de la Caída de Roma, un historiador, no recuerdo el nombre, recordó y recolectó casi doscientas razones/motivos/causas. No sé, si como hemos tenido una larga etapa medieval, con tres comunidades religiosas, que solo se toleraban, en el mejor de los casos, quizás, haya ido creando en nosotros, un volcán interior, un inconsciente colectivo de pugna y contradicciones. Que no sabemos lo que somos y hacia dónde vamos.

Es una cosa curiosa, algunos historiadores lo indican, que en los tiempos de las guerras de religión, que poblaron casi dos siglos, de grandes enfrentamientos en el resto de Europa, en España, quizás debido a la Inquisición y otros factores, no llegó la realidad a tanto dramatismos. Pero después, llevamos dos siglos, cuándo ya Europa se calmó, se unificó en Estados Mayores, Alemania e Italia, España empezó a desgajarse. Algunos piensan que España, desde 1640 está en un proceso de ir dejando tierras y hombres y sufriendo por esa realidad. Y, ahora estamos otra vez, en un enorme embrollo, en un enorme temor, en una enorme angustia. Esta es la realidad y esta es la verdad...

Sabemos poca historia, y, somos pocos generosos con nosotros mismos. Las costas españolas, que durante siglos, estuvieron ante el temor de invasiones mediterráneas o atlánticas, pónganles ustedes nombre, ¿podrían haber soportado toda esa presión, si no hubiese sido por el reino de España, por la totalidad de España? ¿En este último siglo de gran desarrollo de algunas zonas y regiones de España, habría alcanzado ese nivel, sin el apoyo central del Estado, sin la migración masiva de unos territorios hacia otros, y, otros factores? Podríamos poner, decenas de parámetros, ejemplos, realidades históricas... Que todas se olvidan y los historiadores que lo saben, se silencian esperando el rumbo de la historia, duermen en sus cátedras...

Ahora, al menos yo, como modesto articulista de opinión, -que no pasarán de diez personas los que lean mis columnas-, ahora, pienso no es hora ya, de buscar, de una vez para siempre, una manera y forma de que podamos vivir todos juntos. Porque de lo contrario, seremos pasto de las ambiciones de fuera y de dentro. Tendremos una enorme vulnerabilidad y debilidad e incertidumbre, y, a todo perro débil, todos son pulgas, dice el refrán popular...

¡Ya, existen Estados, de más de mil millones de personas, ya existen varios con más de cien millones de personas, los Estados Unidos de Europa, no somos todavía una Federación o Unión, solo somos una Confederación, con muchos matices, no cometamos el error, por lo que pueda pasar en lustros próximos, dividir la Península Ibérica en cuatro o cinco Estados, porque ya somos dos...! ¡Por el bien, de nosotros, de nuestros biznietos y tataranietos..., tengamos sentido común, tengamos prudencia, tengamos racionalidad, tengamos generosidad, tengamos paz, tengamos bien común y general...!

¡Y, sobretodo no caigamos en el error, de poner las piedras, de que el laberinto español, como nos diría Brenan, se enrolle otra vez...! ¡Por favor, se lo digo a aquellos que suben en autobús y en metro todos los días, y, especialmente, a los que no lo hacen...!

España en su laberinto y G. Brenan
Comentarios