jueves 22/4/21

¿La desgracia de ser hoy, un librepensador?

Esos librepensadores sobran, sobran de todos los sitios y lugares y entidades, en unos, no les dejan entrar, porque ya existe otra persona de esa "cofradía", en otros, tampoco, porque no va en contra "de los que están en contra de esa cofradía".

La RAE define al librepensador en su segunda acepción como "partidario del librepensamiento".

Existen diversas interpretaciones o definiciones o descripciones del librepensamiento y del librepensador, pero una de las posibles, es "aquella persona que busca definiciones o descripciones de la realidad o de trozos de la realidad, interiores o exteriores, que respondan al mayor grado posible de verdad-veracidad-verosimilitud y de bondad-bien, y, por tanto, puedan ser en el mayor grado posible sometidos a demostrabilidad-demostración-verificabilidad-falsabilidad".

Por consecuencia un enunciado-proposición-concepto equis, sea de la temática que sea, tiene que ser sometido a las razones y propuestas y datos de demostrabilidad, de la lógica, de la razón, de la falsabilidad, etc.

La estrategia que siguen la mayoría de los seres humanos es inscribirse, en mayor o menor grado, en una o en dos de esos sistemas ideológicos

¿Qué es lo que sucede en la realidad, que según el enunciado-concepto-proposición o temática sobre la que versa dicha cuestión, tiene un grado diríamos de demostrabilidad o tiene otro? ¿Es decir, no se puede demostrar del mismo modo, una teorema matemático, que una realidad físico natural, que se supone se utiliza, el método científico físico matemático, que una cuestión filosófica o filosófica moral, o una cuestión, que esté intentando abordar la ciencia social o alguna de ellas, o una cuestión artística-estética-belleza-pulcritud, que entraríamos en el orden de la estética-filosofía del arte, etc., y, tampoco, una verdad metafísica religiosa o espiritual-religiosa, que entrarían los sistemas teológicos-religiosos?

¿Pero es aún más compleja la realidad, cuándo, por lo general, un aspecto de lo real, un ente, un aspecto de un ente, tiene como es natural consonancias y ecos, en multitud de saberes, un enunciado equis, puede ser abordado, como un enorme prisma, por la ciencia natural, algunas de las ciencias sociales, incluso algo de los sistemas formales-matemáticos, desde luego por alguna de las ramas de la filosofía, sin eludir, que posiblemente tendrán connotaciones filosóficas morales y éticas, e, incluso aspectos, estéticos, sin olvidar consecuencias teológicas-religiosas, y, además, en este caso, con diversidad de ortodoxias religiosas o revelaciones religiosas, con diversas interpretaciones teológicas dentro de cada una de esas revelaciones-ortodoxias...?

¿Sin olvidar, que existen, importantes y enormes grupos "de poder", que están posicionados en una situación ideológica o en otra, entendiendo por ideología sistema de ideas y conceptos y prácticas, por tanto, situados en una interpretación del mundo, que puede ser de este mundo, pero también el Otro, por lo cual, quieren que los humanos crean o creamos unas posiciones y no otras, aceptemos una o neguemos otra, asintamos con una y repudiemos otra...?

¿Por lo cual, existen ideologías sociales, políticas, económicas, culturales, religiosas, etc., combinando y formándose una enorme dialéctica o campo de batalla, entre dichos sistemas teóricos y prácticos de explicación de trozos de la realidad-real, fragmentos de entidades o de entes, o conjuntos de la totalidad..., cada una, teniendo sus fines, modos, métodos, intereses, clientelas, creyentes, etc.?

¿Por lo cual, en el corazón del ser humano, en su esencialidad más profunda, en su corazón-mente-conciencia se convierte en un campo de batalla entre datos, observaciones, percepciones, deseos, estímulos, conceptos, ideas, fines, metas, intereses, frustraciones, traumas, heridas de todo tipo, endoculturaciones, lecturas, interpretaciones, etc., etc., etc.?

¿Porque con las ideas-conceptos-enunciados-proposiciones, se fundamentan realidades, realidades de todo tipo, y con otras ideas-conceptos-enunciados-proposiciones se intentan derribar sistemas sociales o políticos o económicos o culturales o religiosos o étnicos, etc.?

¿Qué le sucede al Rupertito, Juanito, Pepito, Ramoncito, Consuelito, Pilarica, Teresita, que viene al mundo, en un marco geográfico, pero también en un marco social e histórico, y, le meten, sin el quererlo, en una dialéctica-lucha de ideas-datos-conceptos-intereses, es decir, en una realidad que no entiende, no comprende, que quizás, en cierto modo, ha sido explicada en su seno familiar, social, escuela, barrio o ciudad, pero que son sistemas no completos de explicación de toda la realidad...?

¿O, dicho de otro modo, que ese Fulanito o Menganita, además de intentar vivir-sobrevivir en su espacio geográfico-natural, tienen que intentar ser-estar en un marco social-cultura-ideológico-metafísico-religioso, con connotaciones económicas, filosóficas, políticas, metafísicas, religiosas, etc., por omisión o comisión, por aceptación o por negación, por afirmación o por rechazo...?

¿La estrategia que siguen la mayoría de los seres humanos, es inscribirse, en mayor o menor grado en una o en dos, de esos sistemas ideológicos, que se entrelazan entre sí, es decir, sistemas sociales-políticos-económicos-religiosos-culturales-lingüísticos, etc., para intentar medio vivir-sobrevivir...?

¿Qué le sucede al libreobservador, librepensador, libreanalizador, libreescritor, librepintor, librecientífico sea naturaleza física o social o matemáticos, que intenta percibir la realidad, el problema o la cuestión, en su totalidad, y por tanto, encontrar las razones y datos y argumentos, con el mayor grado de verdad y bondad posible, de explicación y explicitación, de demostrabilidad y verificación...? ¿Es decir, y qué le sucede, que toma el agua-verdad, de dónde cree es verdadera, unas veces, de una fuente y otra, de otras, sin caer en el sincretismo, sino en el mayor grado de realidad-verdad-verificación-demostrabilidad posible...?

¿Y, qué les suceden, a los pocos librepensadores existentes hoy, incluso en marcos democráticos...? ¿Qué si encuentran nuevas verdades científicas, tarde o temprano son admitidos y valorados, pero si tratan temas de humanidades y similares, por lo general, son ninguneados y silenciados e invisibilizados, cuando no denostados, porque el sistema, quiere "creyentes", sean seculares o no seculares, no "verificadores y demostradores"?

¡Es decir, que esos librepensadores sobran, sobran de todos los sitios y lugares y entidades, en unos, no les dejan entrar, porque ya existe otra persona, de esa "cofradía", en otros, tampoco, porque no va en contra "de los que están en contra de esa cofradía", y, en unos, sitios, no les dejan entrar, en otros, seleccionan a otra persona, más supuestamente afín, por lo cual, qué sucede, se le va terminando la vida y la existencia, y se da cuenta, se percata, que solo ha bebido un poco de aire, solo a medio sobrevivido, para otros, les han otorgado los honores y los laureles y las plusvalías, y, a él o a ella, como librepensador, la subsistencia, muy por debajo de su profesionalización, capacitación, titulación, preparación, trabajo, estudio, esfuerzo, sinceridad-bondad, etc.! ¡Y, encima, encima no puede decir nada, ni escribir nada, ni plantear nada, porque entonces, si antes, se le metía en un pozo más profundo todavía, y posiblemente, lo que haya producido culturalmente, se perderá-destruirá-deteriorará y desaparecerá...!

¡Pero a todos se les llena la boca de libertad de pensamiento, libertad de culto, libertad de creencias, libertad de expresión, libertad de conciencia, libertad de consciencia, libertad de publicación, libertad de y libertad para, de libertad interior y libertad de exterior...!

¡Y, no olvidemos, que estamos hablando de librepensadores, que aceptan, el orden social establecido, la legislación vigente, y una ética-moral que viene de siglos, incluso, unas tradiciones religiosas de su cultura...! ¿Qué en ningún momento o modo, quieren subvertir el orden social o ideológico del mundo, pero que solo quieren observar libremente, acumular datos libremente, hacerse preguntas libremente, y encontrar de unos lugares y de otros, argumentos y razones, lo más verdaderas-verificables-bondadosas y útiles y racionales y prudentes y ponderadas posibles, pero que no forman parte de ninguna cofradía, porque si no, no serían librepensadores...! 

Comentarios