sábado. 04.02.2023

Canciones y desamores y traiciones

Esta canción, que como la música, mejor o peor, es arte, esta canción refleja algo profundo del ser humano: el desamor y la traición en el amor y en el amar

Todo el mundo sabe y conoce el seísmo cancionil que ha producido unas letras y unas músicas que hablan de desamor y de dolor y de pena y de angustia...

Decía, el viejo maestro del articulismo, Alcántara, al que seguimos todos, aunque no lo digamos, también a Raúl del Pozo, Umbral, Ruano, Plà, Unamuno, Ortega, Azorín, Cunqueiro, Camba y otros cien, del pasado, y, del presente, que "el vendía pescaíto fresco". Para quién no esté muy metido en este mundo del columnismo personal, se refería, que él trataba cada día, el tema del día, y publicaba al día siguiente, uno de los temas del día. Siguiendo la metáfora de Alcántara, yo, le diría, que muchas veces, "intento vender vinos que llevan en la cosecha suficiente tiempo, vendo vinos bien macerados". Cuándo publique, si es que lo hago, estas líneas, el tema, ya habrá pasado por todas las redacciones de los medios de comunicación, varias decenas de veces, y, ya no será un tema de pescaíto frito, sino que será algo macerado...

No sé lo que sucederá de este hecho, y, en los siguientes días, además de aumentar las visitas, por millones a este clip o tema de canción de desamor-ruptura-pena-angustia-sufrimiento, de dos personas, que narran a dos personas, esencialmente a dos personas. No sé, cómo se interpretará que nuevos datos surgirán del vientre de la realidad y del horno de los medios de comunicación. Por lo tanto, que exprese lo que exprese, siempre llegaré tarde. Y, lo que yo, modesto articulista de opinión, lo que refiera será tarde y tardío, ya dicho o ya indicado...

Si me he atrevido a tocar-rozar esta cuestión, es por dos razones: una, que me recuerda mucho, el éxito en película, de hace una treintena de años, de un film, que más o menos se titulaba: El Club de las primeras esposas

Si me he atrevido a tocar-rozar esta cuestión, es por dos razones: una, que me recuerda mucho, el éxito en película, de hace una treintena de años, de un film, que más o menos se titulaba: El Club de las primeras esposas. Y, en segundo lugar porque, hasta ahora, de las docenas de comentarios e interpretaciones, que he oído o visto o leído, nadie ha indicado, "de la situación, que siempre en una ruptura, una parte, siempre es la perdedora, al menos, al principio, y, por lo general, es la mujer, y, que por lo general, una parte de ellas, se quedan en una situación más vulnerable en muchos sentidos, encontrar otro amor, les cuesta más, tienen que llevar más el peso de los hijos, si tienen, quedan en situaciones económicas, por lo general peores, pueden quedar durante lustros o décadas solas, por multitud de motivos y razones, que los años que han dedicado a su cónyuge, sean en el estado de novias o en el estado de casadas, de la noche a la mañana, se destroza en mil parte, etc.".

¡Porque se habla mucho de injusticias e iniquidades a nivel económico o político, pero pocas veces, de las injusticias sociales, que hacemos, usted y yo, que se hacen en la escuela, que se hacen en los trabajos, que se hacen en las familias, que se hacen en...! ¡En esas, como somos los protagonistas, usted y yo, nos callamos, y solo hablamos de las maldades del mundo de la política y de la economía...!

En un artículo de mil palabras, como ustedes comprenderán y entenderán, no se pueden fijar todos los puntos de vista. Yo, personalmente, no entraré, ni a quién se refiere esa canción, ni el qué, ni el porqué y el por qué, menos aún, quién puede llevar razón, quién es el causante, y, mil otras razones, porque como decía una amistad mía, hace más de tres décadas, cuándo le indicaban, como es que tu padre ha tenido tantos hijos, doce o trece, si mi memoria, no me falla, no sé, si de un matrimonio o de dos... y, contestaba algo así: "es el misterio de las sabanas o entre las sábanas, que nadie se puede meter...". –Aquí, mi homenaje a esta amistad, porque hace unos meses el Buen Dios lo llamó a su Presencia...-.

Pero si fijarme que existe una realidad, en la calle, no podemos negarlo. Todo lo humano tiene muchas variables y muchas dimensiones y muchas perspectivas y muchas ópticas y muchas causas y muchas interrelaciones. Las ciencias sociales, deberían avanzar en el conocimiento de la realidad, y, después, que los medios de comunicación, recogieran algo de lo que se investiga en la Universidad y nos lo dijesen al pueblo, a usted y a mí. Porque existe un desfase enorme entre el saber académico y el saber del pueblo, yo soy del pueblo...

Una de las razones del éxito de esta canción, "es que muchas mujeres, alguna vez, sienten y han sentido, que han sido dejadas y cambiadas por otras mujeres más jóvenes"

Pienso, sin entrar en esta temática concreta, en este caso concreto, sino abstrayendo, como es la racionalidad y lógica de mis artículos. Sin faltarle el respeto a nadie, ni a los protagonistas principales, ni a los secundarios de la canción o que no o si se citan, a hijos, familia política, segundas parejas o, mil otras razones... sin negar todo eso, pero sin fijarme en todo eso, que necesitaría otras decenas de artículos, pienso que una de las razones del éxito de esta canción, "es que muchas mujeres, alguna vez, sienten y han sentido, que han sido dejadas y cambiadas por otras mujeres más jóvenes, y, que ellas, han estado manteniendo el amor y el matrimonio o la familia o la pareja, muchos años, que han estado esperando muchos años, que han estado dando el calor muchos años, y, aunque ellas, no hayan sido perfectas, han sido dejadas y olvidadas –podríamos poner otros adjetivos, pero no deseo hacer daño o más daño con las palabras-".

En algunas culturas esta realidad es enormemente trágica, por las costumbres populares, que vienen de siglos, porque las mujeres no trabajan, porque las mujeres, en general, no tienen suficientes estudios, porque no tienen suficientes oportunidad,  porque las mujeres, se quedan con la prole, porque las mujeres saben que encontrar otra pareja, será y les será más difíciles, por mil otras razones...

Pienso que esta canción, tendrá éxito, por mil razones, pero una es ésta, -ahora, dicen que no hay que poner tilde en este caso, que ha sido abolido, pero llevo muchos años, según mis cálculos ya he vivido veinticuatro mil días, y, las reglas de ortografía, aunque no lo crean lo tengo metido a fuego en la cabeza, porque así era la enseñanza en mi niñez y adolescencia...-.

Decía, que hay mil razones, pero una es esta, que muchas mujeres, quizás, también algunos hombres, pienso que en proporción menos en el planeta, sienten que esta realidad les afecta y les toca. El gran cerrojo que tienen las mujeres, o uno de ellos, es este, en todo el planeta, en todas las culturas, en todas las sociedades, en unas más que en otras, "que pueden encontrarse un día, con una mensaje en el móvil, con un papelito en los pantalones, con que el esposo viene más tarde sin razón, que y qué... y, la mujer empieza a sospechar... hasta que un día, se encuentra, que ha sido cambiada por otra de diez o veinte años menos que ella...".

Esta canción, que como la música, mejor o peor, es arte, esta canción refleja algo profundo del ser humano: el desamor y la traición en el amor y en el amar. Por eso, es un tema universal, y por eso, desde algunos versos de la antigua Grecia, se va repitiendo, siglo tras siglo, siempre los mismos temas, siempre temas de amores, siempre temas sobre Dios... Somos hechos de esas dos carnes. Paz y bien... 

Canciones y desamores y traiciones
Comentarios