miércoles. 29.05.2024

Inspiración de la coalición en el emperador Diocleciano del siglo III: “Césares y Augustos”

España aún no se encontraba, ni se encuentra preparada, para asumir políticas bolivarianas, so pena de comenzar a recoger restos de naufragios, aparte de las desgracias internacionales

Ha quedado demostrado en múltiples ocasiones que los Romanos eran unos adelantados de su tiempo, salvo excepciones.

Una de ellas no salió muy bien parada, por cierto, consistiendo en alguna que otra reforma políticamente desconocida que emprendieron en el Siglo III.

La llamada crisis del siglo III fue un preludio de las dos que vendrían en los siglos sucesivos, causando primero la partición del Imperio entre varias personas

Diocleciano, al ser proclamado emperador en el año 284, llevó a cabo una reforma que dividía el gobierno entre varias personas. Una medida atrevida frente a los problemas internos causados por razones principalmente económicas y políticas.

En resumen, la llamada crisis del siglo III fue un preludio de las dos que vendrían en los siglos sucesivos, causando primero la partición del Imperio entre varias personas, así como la adopción de otras medidas frente a problemas internos causados por las razones expuestas.

Según NATIONAL GEOGRAPHY, de las más importantes constituida en la época del EMPERADOR DIOCLECIANO, (S. III-IV d.C), fue la TETRARQUÍA, basada en dos CÉSARES Y DOS AUGUSTOS, preludio de una de las peores crisis de la Historia de Roma, semilla de la desintegración posterior.

Sobre lo primero (DOS CÉSARES), cabe preguntarse si en la formulación del Gobierno de Coalición en enero de 2020 subyacía la idea de Sánchez e Iglesias para convertirse en bicefalia.

Al respecto, quedaron antaño recogidos en estas páginas comentarios tales, como de “no poder ir contra natura”, y España aún no se encontraba, ni se encuentra preparada, para asumir políticas bolivarianas, so pena de comenzar a recoger restos de naufragios, aparte de las desgracias internacionales.

La verosimilitud de (DOS CÉSARES), no fue precisamente un alarde de visión política, no, ya anticipado en este mismo Medio, meses antes Artículo: UN NO, SIGNIFICA UN MEDIO SÍ, tomando como ejemplo un proverbio árabe, y comprobando tiempo más tarde como final, una relación política que nunca debió existir, además, aludiendo en su momento, que “le quitaba el sueño” esa posible Coalición….

Sin embargo, si pudieran obtenerse algunas conclusiones sobre el segundo supuesto, (AUGUSTOS), posiblemente reflejados en las vicepresidentas Calviño y Yolanda Díaz con marcadas y diferentes responsabilidades, en cuanto a protagonismos, pero que ya se abría para esta última, con sigilo, una puerta no utilizada demasiado hasta ahora en España: EL MARKETING POLÍTICO estilo U.S.A.

En mi opinión, hábilmente bien abierta desde sus inicios por Yolanda Díaz como ministra, abanderándose para las próximas Elecciones Generales, mediante un ideario basado en la esperanza y cambio para España, convirtiendo en producto su comportamiento personal en público, y culminándose con una especie de esponsales políticos matrimoniales semanas atrás.

En nuestra opinión y siguiendo a Leyvi Castro Martinez (USA), es una buena copia de la técnica marcada por OBAMA EN 2008 en su carrera presidencial, enfatizando su empatía con los votantes para lograr adeptos.

Esperemos que no surjan nuevos episodios de aquí a las Elecciones Generales, en los cuales se despierten “rivalidades interpersonales”. Ya les adelantaba semanas atrás, rumores sobre que se avanzaba en la redacción de borradores entre ambas formaciones sobre posibles escenarios ante el posible ascenso de uno en detrimento del otro en los resultados finales.

En cuanto a que las comparaciones resultan odiosas, existe un axioma referido “a que la Historia se repite” lo cual, afortunadamente no se ha hecho presente al completo en España siglos después, y afortunadamente la cosa no ha terminado con peores consecuencias económicas.

Pero, ¡Ay de las almas cándidas que ignoramos los entresijos de la política!   

Por ello, para mayor seguridad, hemos tenido a la vista distintos documentos relativos al EDICTO DIOCLECIANO entre ellos: (Traducción y notas de María Gesino de Arregui – 56 páginas -Buenos Aires 1963), en el cual, cita entre otros, hasta 58 distintos lugares en que fueron localizados fragmentos.

Dispone de una amplia Exposición de Motivos, justificando las medidas a adoptar ante una exhaustiva lista de Alimentos; Bebidas; Materiales diversos, hasta contemplando salarios de los distintos gremios y profesiones, todo ello en denarios. Se estima que en aquel entonces dicha moneda podría equivaler en 2020, a 0.11 euros.

Ya se ha encargado el Siglo XXI, junto al tejido empresarial y productivo, de controlar lo suficiente con el poderío que le caracteriza al mercado, y al consumidor no le ha quedado más remedio que adelgazar en necesidades de alimentos teniendo a la mano su lista de compras.

Me viene a la memoria en forma precipitada aquella frase de SALVADOR DE MADARIAGA, tantas veces recurrida de su Ensayo, llamado ESPAÑA: ¡EN MI HAMBRE MANDO YO!

Inspiración de la coalición en el emperador Diocleciano del siglo III: “Césares y...
Comentarios