miércoles 18/5/22

Mayor trabajo, mayor autonomía

El trabajo terapéutico psicoemocional, el trabajo de fisioterapia o el trabajo de logopedia, que he realizado a lo largo de mi vida, me ha permitido ganar una autonomía personal, que durante mucho tiempo parecía impensable.

Tengo un 57% de discapacidad de acuerdo con los baremos establecidos, pero lo tengo claro: sin el trabajo y el esfuerzo realizado personalmente en ciertas materias no hubiese llegado a este porcentaje. Seguramente me habría quedado en un 90 o un 80%.

La importancia del diagnóstico precoz de la discapacidad y el trabajo en la atención temprana que se puede desarrollar a partir de ese diagnóstico resultará fundamental para determinar la calidad de vida que va a tener la persona afectada.

El trabajo terapéutico psicoemocional, el trabajo de fisioterapia o el trabajo de logopedia, que he realizado a lo largo de mi vida, me ha permitido ganar una autonomía personal, que durante mucho tiempo parecía impensable.

Por mi experiencia como persona afectada, confirmo que no podemos dejar la financiación de estos recursos exclusivamente en manos de la economía de cada familia. Es cierto que un mínimo de recursos de este tipo ya lo cubren las autonomías. Pero es una cobertura escasa, y casi siempre resulta insuficiente dada la enorme magnitud del coste económico que supone para una familia.

No puede ser que un niño que está empezando a andar y hablar se le quite dicho recurso porque la edad máxima que se cubre se haya rebasado

No puede ser que un niño que está empezando a andar y hablar se le quite dicho recurso porque la edad máxima que se cubre se haya rebasado. Por un lado, muchas veces el diagnóstico no llega todo lo pronto que sería deseable. Y luego está el asunto de la cobertura pública: en el caso de que exista, y dependiendo de cada autonomía de que se trate, la edad límite de atención varía, pero lo máximo son 6 años. Y esto resulta a todas luces insuficiente.

Es por ello por lo que debemos insistir ante las instituciones públicas para que se logre aumentar los recursos asignados. Sabemos que hay muchas, demasiadas necesidades que atender desde los fondos públicos. Somos conscientes. Pero la necesidad de aumentar la cobertura de los recursos destinados a la atención temprana y al tratamiento de las afectaciones derivadas de la discapacidad con el objetivo de lograr el máximo del desarrollo potencial de las capacidades de la persona afectada es absolutamente imprescindible.

Comentarios