domingo. 07.08.2022

A la búsqueda de equipo

Ayudó al trabajo psicológico que paralelamente estaba realizando abordando la autoaceptación de la propia diversidad funcional. También me ayudó a crear mi propia red de amigos y a mantener mi espalda al día.

Con 17 años, yo ya iba tomando conciencia de lo que iba a ser vivir con parálisis cerebral.

Al principio, no me convencía mucho la idea, ya que yo también tenía mis propios prejuicios

Como ya narré en el artículo pasado, yo estaba en un equipo convencional de waterpolo. Pero yo, al no tener una capacidad física normal, me iba quedando atrás. Un entrenador y amigo, me planteó buscar algún equipo de natación adaptada. Al principio, no me convencía mucho la idea, ya que yo también tenía mis propios prejuicios. Me costó medio año encontrar un equipo, antes de conseguir esto último me ofrecieron un equipo de Guipúzcoa. La idea hubiese sido que el entrenador me mandara cada vez el entreno y que cada cierto tiempo fuera a entrenar a esta provincia limítrofe con la mía. 

Pero a mí no me hacía mucho chiste la distancia que iba a haber entre mi equipo y yo. Seguí buscando a la vez que iba entrenando por mi cuenta. Por fin me topé con una asociación, la cual los monitores eran viejos conocidos, y por otro lado también he trabajado después para dicha entidad. Ellos me derivaron a mi actual equipo, un equipo de natación adaptada cercano a mi casa. ¡Lo que buscaba!

El caer en dicho equipo en aquel momento me ayudó muchísimo. Ayudó al trabajo psicológico que paralelamente estaba realizando abordando la autoaceptación de la propia diversidad funcional. También me ayudó a crear mi propia red de amigos y a mantener mi espalda al día. Actualmente me estoy preparando para campeonatos nacionales, lo nunca pensado. La natación me ha mejorado la calidad de vida biopsicosocial.

A la búsqueda de equipo
Comentarios