martes. 21.05.2024

Zelensky y Netanyahu, dos hombres y un destino

El golpe de gracia a Ucrania sería el reciente rechazo del Congreso a la ayuda propuesta por Biden de 80.000 millones de dólares más en ayuda militar o humanitaria a Kiev

El conflicto ucraniano habría significado el retorno a la Guerra Fría entre Rusia y EEUU y el retorno a la Doctrina de la Contención, cuyas bases fueron expuestas por George F. Kennan en su ensayo "Las fuentes del comportamiento soviético", publicado en la revista Foreign Affairs en 1947 y cuyas ideas principales se resumen en la cita "el poder soviético es impermeable a la lógica de la razón pero muy sensible a la lógica de la fuerza".

ZELENSKY, EL BUFÓN QUE SE SOÑÓ UN DÍA ZAR DE UCRANIA

El estancamiento de la guerra por la llegada del invierno y la falta de armamento y ayuda económica de EEUU, habría provocado el desánimo en el Ejército ucraniano por lo que se estaría ya gestando un acuerdo de Paz en Ucrania entre EEUU y Rusia que intentará ser torpedeado por Zelensky, Gran Bretaña y los Países Bálticos. Así, dichos actores estarían intentado desesperadamente implicar a la OTAN en el conflicto ucraniano, con lo que el bufón Zelensky sería ya para EEUU un lastre del que conviene desprenderse con inmediatez, no siendo descartable que sea acusado de corrupción y obligado a exiliarse a EEUU.

El ex- presidente Donald Trump aseguró en sus redes que "nunca hemos estado tan cerca de la III Guerra mundial"

La pérdida del control del Congreso por los demócratas tras las elecciones intermedias de noviembre ha supuesto que los republicanos fiscalicen las futuras ayudas en armamento a Ucrania, estimadas hasta la fecha en 90.000 millones dólares y en vigencia hasta el mes de diciembre, así como una creciente ola de desafección política respecto de Zelensky que abarcaría todo el espectro político estadounidense.Así, el demócrata Robert F. Kennedy Jr., en una entrevista en " New Statesman" afirmó que "EEUU está enviando 113.000 millones de dólares a Ucrania cuando una cuarta parte de los ciudadanos estadounidenses se va a la cama con hambre".

En el bando republicano, el ex- presidente Donald Trump aseguró en sus redes que "nunca hemos estado tan cerca de la III Guerra mundial" y que debe haber un "compromiso total para desmantelar el grupo de poder neoconservador globalista responsable de arrastrar al mundo a guerras interminables". Igualmente, el candidato republicano Ron Desantis, afirmó que "Washington tiene muchos intereses nacionales vitales, pero enredarse aún más en la disputa territorial entre Ucrania y Rusia no es una de ellas".

El golpe de gracia a Ucrania sería el reciente rechazo del Congreso a la ayuda propuesta por Biden de 80.000 millones de dólares más en ayuda militar o humanitaria a Kiev, debido a la oposición frontal del ala radical republicana del Congreso teledirigida por Donald Trump, con el objetivo confeso de provocar la asfixia por inanición económica de Zelenski para forzarlo a firmar un Acuerdo de Paz con Putin.Por otra parte, la ayuda militar a Israel tras la invasión de la Franja de Gaza, absorberá una parte importante del presupuesto militar de EEUU, por lo que se podría acelerar el encuentro personal entre Biden y Putin, que desembocaría a mediados del 2024 en un acuerdo de Paz entre Ucrania y Rusia que finiquite el contencioso ucraniano, considerado ya por EEUU como una rémora debido al gasto inasumible que conlleva.

NETANYAHU, EL ÚLTIMO REY JUDÍO

Netanyahu, un político nefasto que intentó dar un golpe de mano autocrático para posteriormente instaurar un régimen Presidencialista e implementar el atavismo del Gran Israel, podría enfrentarse a un juicio penal en el que será acusado de negligencia y crímenes contra los Derechos Humanos, lo que podría suponer una condena penal y su salida definitiva del escenario político israelí.Así, según una encuesta de The Jerusalem Post, el 80% de los encuestados afirman que "el Gobierno es el principal responsable de la infiltración de los milicianos palestinos" y un 56% opina que "Netanyahu debería dimitir al acabar la guerra actual".

Tras la invasión de Gaza por Israel, se estaría agudizando la desafección de una sociedad civil que no puede perdonar los fallos de seguridad

Las protestas contra la reforma legal de Netanyahu que anulaban la separación de poderes, habrían tenido como efecto colateral la aparición de fisuras en las áreas de Defensa e Inteligencia israelíes, debido a la negativa de un número importante de reservistas de incorporarse a puestos vitales para la Defensa israelí,muchos de ellos aglutinados en el bloque «Hermanos y Hermanas en Armas».

Así, aprovechando los presuntos agujeros de seguridad en la Defensa Israelí provocados por el cisma entre los reservistas y Netanyahu, el brazo armado del grupo islamista Hamas, lanzó la mayor ofensiva militar desde el 2007 con la infiltración de decenas de sus miembros en localidades israelíes y el lanzamiento de miles de proyectiles contra amplias zonas , incluyendo Tel Aviv y Jerusalén con el resultado de cerca de 1400 víctimas israelíes y más de 200 secuestrados como rehenes.

Netanyahu, sirviéndose de la dictadura invisible del temor al Tercer Holocausto, proceda de Hamás, de Hezbolá o de Irán, aprovechó la cruenta incursión de Hamas para declarar el Estado de Guerra (defensa de la seguridad de Israel) y desencadenar una demoledora ofensiva en la Franja de Gaza que le otorgara un incremento de la popularidad perdida por su fallida reforma legal y le permitiera obviar el proceso judicial en el que está acusado de soborno, fraude y abuso de confianza.

Así, toda la infraestructura básica, escuelas, mezquitas, hospitales y el 80% de los edificios de Gaza habrían sido arrasados por los bombardeos sistemáticos de la aviación israelíes, con el resultado de más de 20.000 víctimas civiles palestinas y varios miles más enterrados entre los escombros. Masacre que tendrá como efecto colateral una nueva nakba en la que 1,5 millones de palestinos se verán obligados a abandonar una Gaza convertida en un amasijo de escombros y restos humanos que imposibilitará el retorno de la población gazatí desplazada.

Sin embargo, tras la invasión de Gaza por Israel, se estaría agudizando la desafección de una sociedad civil que no puede perdonar los fallos de seguridad en la Defensa israelí que habrían desembocado en el asesinado de 1400 israelíes y el secuestro de más de 200 meses personas por Hamas.Así, el diario Haaretz se habría convertido en el adalid de la defensa de los valores democráticos y en una editorial del 8 de octubre acusó directamente a Netanyahu de ser" el responsable de esta guerra entre Israel y Gaza", por lo que el Gobierno Netanyahu le habría impuesto un castigo financiero.

Netanyahu estaría ya acorralado por la repulsa de la Comunidad Internacional ante la flagrante violación de los DDHH en Gaza

Asimismo, la opinión pública israelí estaría ya haciendo responsable a Netanyahu del estrepitoso fallo de seguridad israelí al menospreciar las informaciones egipcias que 10 días antes avisaron presuntamente a Netanyahu de que Hamas preparaba una gran ofensiva contra Israel, extremo que fue negado por Netanyahu en un tuit en el que acusaba de negligencia a los servicios de Inteligencia, consiguiendo de paso enemistarse con los poderosos servicios del Mosad israelí.

Netanyahu estaría ya acorralado por la repulsa de la Comunidad Internacional ante la flagrante violación de los DDHH en Gaza con cerca de 20.000 víctimas civiles y con EEUU como único valedor ante la ONU, por lo que la Administración Biden intenta desesperadamente lograr una declaración de "tregua indefinida" que permitiría el canje de los rehenes judíos todavía en manos de Hamas así como restablecer la circulación de camiones de ayuda humanitaria para cerca de 1 millón de palestinos confinados en un espacio de 7 Km 2 al lado del paso fronterizo de Rafah, con lo que Biden se apuntaría un importante tanto diplomático y lavaría su imagen ante el mundo.

En este contexto, asistimos a la desgraciada muerte por el Tzahal de tres de los rehenes judíos al confundirlos con miembros de Hamas, por lo que se habrían incrementado las movilizaciones de los familiares de las personas secuestradas por Hamas ante la residencia de Netanyahu a quien hacen "personalmente responsable de su retorno a casa con vida". En consecuencia, la desafección de la sociedad israelí respecto a Netanyahu debido a su nefasta gestión de la crisis con Hamas y el nulo interés por rescatar con vida a los rehenes judíos, podría provocar la dimisión de su Gobierno y la posterior convocatoria de nuevas elecciones que faciliten la conformación de un nuevo Gobierno de Salvación, cuya tarea primordial sería reeditar los Acuerdos de Oslo que posibiliten la coexistencia pacífica de Dos pueblos en Dos Estados.

Zelensky y Netanyahu, dos hombres y un destino
Comentarios