jueves. 18.04.2024

Sánchez y el Papa pierden las elecciones argentinas

El Gobierno de Opinión Cambiante mantiene 22 carteras y cultiva el retruécano. Cambia, intercambia, pone y quita para lavarse la cara con el agua de hace cuatro años

Ha ganado Milei el Peluca y han perdido Massa, el Papa y Sánchez. Cuidado a partir de ahora cuando el Vaticano y Moncloa apoyen algo a la vez, porque lo más normal es que se descuerne. Yolanda, vice de nuevo, le ha dado una especie de pésame a la democracia mundial por la victoria del roquero de las patillas, excesivo y populista, pero votado por casi quince millones de argentinos. ¿Qué quiere decir la Díaz, que todos esos millones no son demócratas? A partir de ahora el certificado de democracia que lo den Yoli, Sánchez y Zapatero, que mola mucho, ZP digo, porque firma con la ceja mientras te fisga el bolsillo.

A mí, personalmente, Puente me divierte: sólo le pido que cuando venga a Cantabria no rompa la catenaria más de lo que está

El presidente, la vicepresidenta y el ideólogo de la socialdemocracia mundial (viento arriba, viento abajo) tienen un mérito muy estimable porque llevan cinco años quejándose contra la derecha de la gestión que ellos no han hecho, o propiciado en el caso del expresidente. Cuando el socialcomunismo (y éste es un Gobierno socialcomunista que se apoya en separatistas, fugados y prófugos por amnistiar, además de bufones rufianeros) no sabe qué o cómo hacer –por incapacidad o convicción- se dedica a espulgar a la derecha de parásitos varios, como pulgas ultras y piojos fascistas. En España les ha dado muy buen resultado, en Argentina la burra llena de mataduras no ha pasado el control de la puerta del ferial.

El Gobierno de Opinión Cambiante mantiene 22 carteras y cultiva el retruécano. Cambia, intercambia, pone y quita para lavarse la cara con el agua de hace cuatro años. Pero hay movimientos en el tablero que llaman la atención: cinco de Restar (sumar sin Podemos), Bolaños asume Justicia además de Presidencia (superministro) y Óscar Puente toma Transportes. Esta identidad quizá no les diga nada, otra cosa es recordar que fue el portavoz de Sánchez en la investidura fallida de Feijóo, sí ese tipo que parecía salido de una película de Scorsese. A mí, personalmente, Puente me divierte: sólo le pido que cuando venga a Cantabria no rompa la catenaria más de lo que está (le preguntaron a Di Stéfano que qué le pedía a un portero: “Que no meta dentro las que van fuera”. Pues en política, igual).

Sánchez y el Papa pierden las elecciones argentinas
Comentarios