lunes 21/6/21

El mailing, el fracking y el monkey

En España han puesto el hueso anglosajón para roer palabras que no significan nada del Canal de la Mancha hacia el sur. No las entienden ya ni en Normandía. El mailing, fíjese usted, es el buzoneo de la campaña, es decir, eso a lo que se comprometen todas las formaciones y que después incumplirán sin empacho a la mínima.

En España han puesto el hueso anglosajón para roer palabras que no significan nada del Canal de la Mancha hacia el sur. No las entienden ya ni en Normandía. Esta misma mañana (in the morning) hablaba un candidato del 26J acerca del mailing de la campaña electoral. Dale que te pego con el mailing in the morning mientras el chorbo de la mesa de al lado hacía gestos ostensibles de que es más fácil descifrar el entramado defensivo del Cholo que averiguar qué demontres quieren decir la mayoría de los políticos cuando se ponen sabiondos. El mailing, fíjese usted, es el buzoneo de la campaña, es decir, eso a lo que se comprometen todas las formaciones –con sus listas y todo- y que después incumplirán sin empacho a la mínima que les corresponda formar un desgobierno. Quizá por ello convenga disfrazarlo como si fuera un halloween electoral: unos chupan la sangre y los demás ponen el cuello. No hace falta ser Sir Listing para identificar quién es quién.

El smiling es la risotada convencida de todos los políticos que no han conseguido formar gobierno y, sin embargo, volverán a pasarse a los ciudadanos por la priedring mientras se quedan con cara de tonting

Así las cosas, los tiempos y el tempo incluso de la campaña serán el timing y un agujero en la faz de los campos cántabros para extraer energía chunga lo denominan fracking. En los años 60 del siglo pasado todo el mundo quería ver suecas en Marbella, asistir a sesiones de medioporno en Burdeos o hacer el fucking al estilo británico: con la luz encendida y luciendo una smile in the face de oreja a oreja: el puenting in love, no confundir con el Tunel of love, de Dire Straits. El smiling, por otra parte, es la risotada convencida de todos los políticos que no han conseguido formar gobierno y, sin embargo, volverán a pasarse a los ciudadanos por la priedring mientras se quedan con cara de tonting.

Antes de que el descojoning inunde el Congreso y a usted le tiren otra stone a su abollada head, ¿alguien sabe algo de si la mítica ‘Money’ de Pink Floyd era en B? Nos toman por monkeys.

Comentarios