domingo. 25.09.2022

El día después

A todos los “patriotitas” que se consideran superhéroes montados en un poni blanco habría que decirles que la vida no es un cuento de ciencia ficción.

Desde el comienzo de la cuarentena, cada día se nos ha dicho que hay que vivir el presente para poder vencer esta maldita guerra. Que lo más importante es quedarse en casa, y no les falta razón. Pero creo que aparte de sobrevivir dicha situación, hay que ir bastante más allá y ver cómo se nos presenta el futuro más inmediato y sobre todo ir preparando lo que será el día después del Covid-19, porque de lo que estoy más que seguro es que habrá muchos frentes abiertos cuando todo esto llegue a su fin.

Habría que decir a la clase política que cuando se juega con fuego es más que probable que se puedan llegar a quemar

Posiblemente la situación más preocupante del día después en nuestro país será la división que habrá entre todos los habitantes del mismo por la incompetencia de nuestros queridos y estimados políticos, que no han sabido en ningún momento transmitir una unidad más que necesaria. Sin embargo, es mucho más fácil hacer “la política del y tú más”. Es más sencillo no reconocer errores, y por supuesto es más simple pedir dimisiones como si no hubiera un mañana. Con todo esto, lo que se produce es una separación ya no solo de la población hacia la clase política, sino algo mucho más grave, que es el distanciamiento entre las personas.

Habría que pedir a nuestros dirigentes políticos que se tomaran toda esta guerra en serio. Por el contrario, la gente avanza cuidadosamente, paso a paso, y son ellos quienes lograrán el mayor éxito en el día después. Porque la incapacidad demostrada es muy alta y al final quien pagará la ronda como siempre será el pueblo llano, al que no le quedará más remedio que resistir. A todos los “patriotitas” que se consideran superhéroes montados en un poni blanco habría que decirles que la vida no es un cuento de ciencia ficción.

Debemos reclamar con total rotundidad que se comporten como adultos responsables y que ejerzan de una vez su profesión

¿Cómo debemos enfocar toda esta situación en el día después? Es curioso, porque esta pregunta me la hago todos los días, ya sé que nos dicen que vayamos al día, pero yo soy de esas personas que piensan en el futuro, y sobre todo me preocupan mucho los posibles acontecimientos que puedan pasar en el día de mañana. A veces rebelarse ante tanto servilismo es beneficioso para todos. Pero, ¿dónde está el límite? Habría que decir a la clase política que cuando se juega con fuego es más que probable que se puedan llegar a quemar, y luego seguro que la culpa será de los demás…

No es cuestión tampoco de alamar y crear un apocalipsis, pero debemos tener todos claro que, posteriormente a la victoria del Covid-19, debemos estar juntos. Todo eso se consigue desde una unión completa durante el periodo que dure esta guerra. Eso no significa en absoluto que no se pueda discrepar, pero debemos tener muy en cuenta que el camino que están cogiendo nuestros políticos de dividir, posiblemente lo paguemos todos los ciudadanos en muchos aspectos. Debemos reclamar con total rotundidad que se comporten como adultos responsables y que ejerzan de una vez su profesión, que no es otra cosa que servir a la ciudadanía.

El día después
Comentarios