martes. 09.08.2022

Publicidad, cántabru y conciencia lingüística

Es y debe de ser la potenciación de la lengua cántabra, uno de los pilares y factores principales en los cuales se debe de sustentar un proyecto amplio y articulado, estructurado y bien definido de reconstrucción cultural.

Si en los tiempos más recientes de nuestra historia la publicidad se valió, primero de los carteles en las calles, luego de la radio, y ya más tarde de la televisión; en las épocas más modernas se recurre a la redes digitales para hacer las “campañas publicitarias” más efectivas: banners, móviles, blogs, remarketing, pop-ups, vídeos, email marketing, etc.

Sin embargo, y para aquellas personas que deseen dar a conocer el cántabru a la sociedad (sin tener infraestructura y medios), no hay nada como recurrir de nuevo a los viejos métodos y a los tiempos antiguos de pegar fotocopias de papel en las calles y en las plazas de nuestras ciudades y pueblos. Puede parecer, a lo mejor, un tanto anticuada esta idea, pero sin duda es barata, efectiva y, desde luego, muy mediática.

Es la lengua uno de los pilares fundamentales y básicos en los cuales se debe de sustentar cualquier proyecto organizativo

De hecho ha sido la que ha funcionado con gran éxito en el último medio siglo, y aún con todo sigue empleándose con gran acierto a la hora, por ejemplo, de dar a conocer el cántabru a la sociedad; sobre todo en los lugares que están un tanto alejados de los entornos urbanos y más poblados. Y si además de emplear el formato Din A4, se emplea, por ejemplo, el Din A3 (que es mucho más grande y se ve mucho más), o incluso, el Din A2, entonces es seguro que el resultado será mucho más visible y llamativo.

En unas jornadas que son previas al Día Nacional de Cantabria el 28 de Santiagu (26 de Julio) en Bárcena la Puenti (Puente San Miguel) nos reafirmamos en la idea de que hoy en día cualquier persona que ame a su lengua cántabra puede ser un guerrillero lingüístico. Por tanto, “que caa presona sea hui un guerrilleru pola su lengua en cualisquier luegar y espaciu qu’esti sea pusibli” (que cada persona sea hoy un guerrillero por su lengua en cualquier lugar y espacio que este sea posible), ya que para ello lo que hay hacer es tener una voluntad y un propósito, una idea original y también un poco de arrojo.

La conciencia se alcanza, no en la interacción con la materia, sino por medio de la transición interna

Abogamos decididamente porque en unas fechas como lo son estas las del 28 de Julio, la clase política (desde, por ejemplo, alcaldes de pueblos pequeños, hasta representantes con una mayor responsabilidad institucional) de nuestro país dé un paso al frente, y de una vez comience a posicionarse sin complejos y perturbaciones en favor de una lengua que es propia de Cantabria y siempre lo ha sido, de forma mayoritaria, hasta fechas recientes.

Es la lengua uno de los pilares fundamentales y básicos en los cuales se debe de sustentar cualquier proyecto organizativo de lucha que tenga como fin la emancipación y el cambio de conciencia de una sociedad que desea realizar su propio camino de crecimiento y autosuficiencia, emancipación y búsqueda de su propia identidad.

La conciencia se alcanza, no en la interacción con la materia, sino por medio de la transición interna. Por eso, la clave aquí consiste en dominar nuestras propias limitaciones, las cuales no pocas veces son autoimpuestas por el entorno y la presión social.

Por tanto, es y debe de ser la potenciación de la lengua cántabra, uno de los pilares y factores principales (espina dorsal) en los cuales se debe de sustentar un proyecto amplio y articulado, estructurado y bien definido de reconstrucción cultural; que al final ha de contar con la mayor participación de actores y entidades, colectivos y fuerzas que den vitalidad y valor al proyecto común de emancipación cultural.

Promocionemos a través de las redes sociales, o bien a través de cuantas ideas y proyectos sean posibles este tipo de iniciativas y advenimientos

A los actores y a las entidades que el 28 de Julio celebrarán el Día Nacional de Cantabria les pedimos una mayor implicación en favor del cántabru, reclamación que de manera insistente se realiza año tras año, y más en unas fechas tan celebradas como son las presentes. No debemos olvidar que a día de hoy es una realidad (quizá aún no sabida como debiera y dada a conocer) el hecho de que en el País Cántabru se editan todos los años libros y literatura en cántabru. Y así, cuando no es poesía, es música, diccionarios, literatura, revistas, apertura de locales con nombres en cántabru, páginas web, etc. Géneros y disciplinas que año tras año se van sumando al interés que despierta esta realidad, cada día, y, afortunadamente, más presente y representada en el conjunto de la sociedad. Y es que, aparte de una lengua, el cántabru es ante todo y, también, un patrimonio lingüístico de incalculable valor que merece una especial y adecuada protección; en especial por parte de las autoridades competentes en esta materia.

Y es que el desprecio hacia la lengua cántabra que algunas instituciones, partidos políticos, e incluso, personas, sentían por y hacia nuestro patrimonio lingüístico ya tocó fondo hace tiempo. Hoy, superado ya ese “debate estéril”, su interés y consideración, dignificación y apoyo crece cada día con fuerza inusitada entre las personas más jóvenes y decididas de nuestra sociedad.

Y para muestra de ello qué mejor que anunciar la charla-coloquio titulada: “El cántabru: lengua, historia, cultura y patrimonio para el futuro”, que tendrá lugar a las 19:00 horas en la Casa de Cultura de Bárcena la Puenti (Puente San Miguel) el día 26 de Julio, y en donde intervendrán, por un lado, Araceli González Vázquez, Doctora en Historia por la Universidad de Cantabria y Licenciada en Antropología Social y Cultural por la Universidad de Deusto / Científica titular del CSIC (Consejo Superior de Investigación Científica); y por el otro, Daniel Lobete López, Profesor de secundaria de Geografía e Historia / Miembro de Alcuentru (Asociación para la Defensa y Promoción del Cántabru). La entrada será libre hasta completar el aforo.

A veces es bueno recordar que por cada idioma que una persona conoce existe otro que está a punto de desaparecer

Promocionemos a través de las redes sociales, o bien a través de cuantas ideas y proyectos sean posibles este tipo de iniciativas y advenimientos, pues al final ellas son y serán en última instancia la semilla que hará florecer con entusiasmo el interés por de nuevo volver a redescubrir al cántabru: la lengua de nuestra tierra.

Para ya finalizar me gustaría recordar que cuando una lengua lucha por existir y ser respetada contra fuerzas dispares, y también muy poderosas que pretenden silenciarla y anularla, utilizar la estrategia de la atención sostenida y el acecho, la calma y la sorpresa, a veces resultan ser mucho más adecuadas y beneficiosas que el simple encontronazo de dudosos resultados y beneficios; si simplemente nos atenemos a las proporciones numéricas de lo que se podría denominar detractores y favorables a la lengua cántabra.

Pues bien, esto es algo que los cantabrohablantes en nuestros país han ido poco a poco interiorizando y procesando muy bien, a la espera de que se den las mejores circunstancias para poder mostrar lo que nunca ates debimos de perder por ser un pueblo leal y noble, bueno y afable, honrado y sencillo, virtuoso y justo.

Es por ello que en los tiempos actuales hay que decir que muchas de las actuales batallas relativas al despertar de la conciencia lingüística en favor del cántabru, también se libran en la Red todos los días del año. Es por esto por lo que cuando alguna o bien algunas personas deciden inconscientemente (debido a su falta de datos), o bien conscientemente (debido a su animadversión hacia su propia historia, tradición, cultura, etc.) atacar al cántabru, lo que se puede hacer es con tranquilidad y sosiego, serenidad y reposo, argumentar y razonar convenientemente sus afirmaciones. Esto se hará siempre mostrando datos y claras evidencias de que lo que decimos derriban los argumentos más peregrinos de los que ellos formulan y pregonan en contra de la lengua cántabra.

Aunque también se puede optar por contestar con frases hechas en cántabru y en castellano, para que así la persona en cuestión lo pueda razonar y entender de una manera, quizá más adecuada y razonada, si es que finalmente optara por la escucha y la atención. Aquí mostraremos solo algunos de los muchos ejemplos que se pueden poner:

El pecáu más piculiar es la inorancia joscu. (El pecado más peculiar es la ignorancia insociable). Aina y arronti siempri la lengua cántabra nel muestru país. (Hasta la vista y adelante siempre la lengua cántabra en nuestro país). Hai de dir poca pocu escolingando l’estigma de parlar cántabru nel País Cántabru. (Hay que ir poco a poco descolgando el estigma de hablar cántabro en el País Cántabru). Con verdá y ensin vírtigu, con camorra y siempri con güena acambatu… el cántabru respicha. (Con verdad y sin vértigo, con obstinación y siempre con buena zancada… el cántabro revive). Graciucas pola enjormación. El mi anjéu es que sea un día güapu en toos los sentidos y que la cambera n’inana del cántabru vaiga n’apeluche. (Gracias por la información. Mi deseo es que sea un día bueno en todos los sentidos, y que el sendero en favor del cántabru vaya en aumento).

A veces es bueno recordar que por cada idioma que una persona conoce existe otro que está a punto de desaparecer. Algunos de ellos los podemos encontrar y descubrir a golpe de “click” a través del siguiente enlace, que cuenta como punto referencia la página web de Endangered Languages, la cual informa de algunos idiomas cercanos y lejanos, que o bien se revitalizan, o bien están a punto de desaparecer:

https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/por-cada-idioma-que-conoces-hay-otro-a-punto-de-desaparecer-encuentra-todos-en-este-mapa

Publicidad, cántabru y conciencia lingüística
Comentarios