domingo 24/10/21

"Partido Popular" do Pobo Galego Ceibe

¿Por qué el conservadurismo cántabro no defiende con igual ímpetu que sus colegas de partido en Galicia, la cantabricidad de su tierra cántabra en la que nacen y sienten, se enamoran y sueñan; como sin embargo sí que lo hacen sus compañeros de partido gallegos?

Cuando a mediados del mes de Julio de 2018 Pablo Casado (en plena campaña por liderar el Partido Popular) eligió Galicia para arrancar su carrera presidencia hacia el cargo, llamó la atención el hecho de que se deshiciera en halagos al presidente de la Xunta (Alberto Núñez Feijóo) en un acto en Santiago de Compostela; con compromisarios al Congreso para recabar el apoyo de y a su candidatura. Y dijo a la multitud que le escuchaba con atención: "Gustaríame falar galego, lo hago en la intimidad".

Un Casado quien mostró su admiración por el "galleguismo constitucional" de la formación de Feijóo, así como por la "defensa de las tradiciones y de la identidad propia de Galicia". "Sabéis defender vuestra lengua, en la que soñáis y os enamoráis", arengó a los cargos populares, entre los que no se encontraba el barón del partido en Ourense (José Manuel Baltar), referente, sin duda, del ala más galleguista del partido; al tiempo que partidario de que Galicia tenga más peso político y social en el conjunto del Estado español, manteniendo y aumentando así sus señas de identidad galleguistas. Vamos, y por ponerle un lado cómico al párrafo: "lo mismo que hace el Partido Popular de Cantabria en Cantabria".

Al Partido Popular de Galicia no pocos de sus adversarios políticos le denominan en parroquia coloquial y tertuliana: "Partido Popular do Pobo Galego Ceibe"

Pues como se sabe, y esto es ya así desde hace muchos años, al Partido Popular de Galicia no pocos de sus adversarios políticos le denominan en parroquia coloquial y tertuliana: "Partido Popular do Pobo Galego Ceibe". Imitando así, y de esta manera tan elocuente, lo que en el siglo pasado (último cuarto del pasado siglo XX) fue el Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive (EGPGC), al castellano: "Ejército Guerrillero del Pueblo Gallego Libre". Una organización armada gallega cuyo objetivo político principal era la independencia de Galicia. Esta fue fundada, principalmente, por miembros de Galiza Ceive-OLN: un movimiento armado que estuvo operativo entre 1986 y 1991. Durante ese tiempo (y también en los comienzos del presente siglo XXI) llevaron a cabo más de un centenar de acciones armadas, así como un sin fin de acciones de aprovisionamiento y propaganda, en Galicia y fuera de Galicia también.

¿Por qué el conservadurismo cántabro no defiende con igual ímpetu que sus colegas de partido en Galicia, la cantabricidad de su tierra cántabra en la que nacen y sienten, se enamoran y sueñan; como sin embargo sí que lo hacen sus compañeros de partido gallegos? ¿A qué se debe u obedece tal e inusual repulsa hacia lo cántabro y hacia sus muchas señas de identidad, como, por ejemplo, lo pueda ser la lengua propia? ¿A caso no es esto algo realmente incomprensible de entender y/o comprender?

¿Quizá desconocen los populares de Cantabria que cuando en el Verano de 2017 se localiza en Baio (La Coruña) un pergamino en gallego de 1452 (se trata de una de las escasas muestras originales conservadas en gallego en la zona redactadas en la parroquia de Zas), el Partido Popular de Galicia se vuelca por darle valor, notoriedad y protección; por ser éste sin duda un manuscrito excepcional? Aunque también (y a parte del amor que los gallegos sienten por su lengua gallega) porque saben que en aquella época (y antes de la llegada de los Reyes Católicos), los documentos notariales y pleitos se redactaban en gallego.

Defensa cerrada, en fin, del gallego que hacen todos los partidos políticos en esta tierra, como, por ejemplo, hizo el alcalde socialista de Gondomar (municipio situado en el Suroeste de la provincia de Pontevedra e integrado en el Área Metropolitana de Vigo-Pontevedra), Francisco Ferreira, quien en Noviembre de 2017 pidió sancionar a la Guardia Civil; después de que ésta denunciase al Ayuntamiento por la existencia de carteles de tráfico escritos únicamente en gallego.

No es un secreto que desde hace ya varios años el Gobierno de Núñez Feijóo copia las actitudes "excluyentes de los nacionalistas"

¿Acaso desconoce la Guardia Civil (no los guardias, que casi todos hablan gallego, sino sus mandos superiores), que en dicho territorio jamás se ha hablado castellano, sino ahora con la inmigración, las leyes restrictivas en contra de las lenguas propias, y por y a través de la imposición de desmedidas políticas que pretenden acabar con las lenguas autóctonas?

Da la casualidad de que el principal socio del PSOE en este Ayuntamiento gallego (Manifesto Miñor), también carga contra la Benemérita. Y así, el teniente alcalde y portavoz de esta formación, Antonio Araúxo, afirma que es "inadmisible que la Guardia Civil se meta con la lengua gallega a través señales que llevan años colocadas". Y en efecto, así es, porque como muy bien añadió en su día el propio Araúxo: "Los agentes de Gondomar (de la Guardia Civil) nunca tuvieron problemas con el idioma gallego, así que alguien tendrá que corregir esta anomalía". El caso es que las señales de tráfico fueron colocadas hace ya 20 años, mientras que las otras dos restantes fueron ubicadas en 2007. Y al final, y pese a que el asunto llegó hasta el Congreso de los Diputados, los partidos políticos (todos) cerraron filas en y a favor del idioma gallego.

No es un secreto, en absoluto, que desde hace ya varios años el Gobierno de Núñez Feijóo (Partido Popular) copia las actitudes (dicen algunos) "excluyentes de los nacionalistas", cuando, por ejemplo, la Xunta de Galicia veta el uso del español en un concurso de debate para estudiantes; como, por ejemplo, ha sucedido en Enero de 2018: La Dirección General de Juventud del Gobierno de Galicia (en manos del Partido Popular), anunció a comienzos de 2018 el plazo de inscripción para un concurso de debate que buscaba a "los mejores oradores" de Galicia.

O como cuando a finales de Diciembre de 2009, se conoce cuál va a ser el nuevo modelo lingüístico que quiere establecer el PP en Galicia; acusando a este partido sus detractores de que el modelo es una traición descarada a las promesas electorales que hizo Alberto Núñez Feijóo de cara a las elecciones gallegas de Marzo. Pues el nuevo modelo consagra el reparto de asignaturas por lenguas que ya establecieron el PSOE y el BNG, pero añadiendo otra lengua, el inglés. Según la web de la Xunta, este nuevo modelo "establece que un tercio de las horas semanales se oferte en gallego y otro tercio en castellano, y se prevé que el tercio restante se pueda impartir en lengua(s) extranjera(s)". Para los detractores de esta norma, los contrarios argumentan: "El gobierno regional del PP disfraza esta nueva imposición bajo la etiqueta del "equilibrio lingüístico", con la que se tapa la promesa de Feijóo de dar libertad a las familias".

O como cuando en Julio de 2012, el Gobierno Gallego, en manos del PP, preparó un decreto para obligar a las empresas privadas a usar la forma oficial los topónimos de esta comunidad. Esto incluía "todas las instalaciones y elementos materiales e inmateriales que incorporen en su denominación un nombre de lugar del territorio de Galicia", y también "las marcas comerciales". Y es que, en la Galicia del Partido Popular, la única forma oficial de los topónimos es la gallega, por lo que por medio de este decreto quedan prohibidas cualquier tipo de exhibición de los nombres en castellano en cualquier lugar y espacio de Galicia.

En Galicia no hace falta un PNV o una CiU a la gallega para que se colase la ideología nacionalista en el ordenamiento jurídico autonómico gallego

O como cuando en Agosto de 2012, la Xunta explica su objetivo a través de su secretario general de Política Lingüística de la Xunta de Galicia, Valentín García Gómez; hablando sobre la presencia del gallego en la sociedad y afirmando: "El gallego tiene que ser nuestra primera lengua". Y remarcando (...) independientemente de que dentro de la Unión Europea "conmutemos como hablantes plurilingües". Y sus detractores políticos al poco afirman escandalizados: "¿Qué clase de libertad lingüística hay en un territorio con dos lenguas oficiales cuyo gobierno da un trato preferente a una de ellas en detrimento de la otra?". Y concluyen afirmando que: La Xunta, en manos del PP, ignora la doctrina constitucional al otorgar preferencia a la lengua gallega, y con ella, a sus hablantes en detrimento de los gallegos hispanohablantes.

O como cuando en Octubre de 2012, el presidente del PP gallego, Alberto Núnez Feijóo, ante el Foro Enrique Peinador (una entidad subvencionada por la Xunta para "galleguizar" las empresas), habló de la necesidad de "ser galleguista" para actuar "en la democracia gallega"; algo que equiparó con el "requisito básico" de "ser demócrata" para "actuar en democracia".

O como cuando en Julio de 2015, el PP de Galicia firma un manifiesto de A Mesa pola Normalización Lingüística, que reclama la imposición del gallego en Galicia, sumándose así al "dereito a vivirnos en galego".

O como cuando en Octubre de 2015, el PP gallego excluye el español de las cartillas infantiles de salud, asegurando que "la demanda en este idioma es muy baja". Si bien sus detractores dicen, según datos del IGE correspondientes a 2013, que en Galicia un 25,95% de la población habla siempre en español, y un 22% usa más el español que el gallego. O como cuando en Noviembre de 2015, el PP, PSOE y los nacionalistas apoyan mantener la exclusión del idioma español en Ferrol: la ciudad con mayor porcentaje de hispanohablantes de Galicia.

O como cuando en Junio de 2017, las Universidades gallegas ofrecen dinero a los alumnos para que usen el gallego en sus trabajos de investigación. Un dinero que procede de convenios firmados con la Consellería de Educación, y que las cantidades con las que se compra el uso del gallego por parte de los estudiantes e investigadores, varía notablemente de un campus a otro. Así, mientras en La Coruña se paga su utilización en la tesis doctoral a 400 euros, y se dan 75 por los trabajos de fin de carrera, en Vigo se pueden obtener hasta 600 euros por realizar y defender una tesis doctoral en gallego: 150 euros por tesis de investigación de tercer grado, y 100 euros por trabajos de investigación de fin de grado o de carrera. En Santiago pueden cobrarse hasta 400 euros por tesis doctoral en este idioma, pero este dinero estaría destinado a pagar fotocopias y encuadernación. En Vigo y La Coruña, basta con usar el gallego para recibir el dinero. Lo común a las tres es que se proporciona a estos investigadores asesoramiento para traducir los términos científicos.

Los ejemplos darían para completar un libro con muchas páginas. Para Galicia Bilingüe, esta actuación discriminatoria no es algo nuevo en la comunidad gallega, por lo que desde su web denuncian que desde la llegada de Feijóo a la Xunta "se han concedido más de mil millones de euros en subvenciones a empresas, investigadores y particulares condicionadas al uso del gallego". La asociación señala también la exclusión por parte de la Xunta de toda obra cultural en español: "Solo se subvenciona la culturaen lengua gallega, ya sea en el ámbito literario, audiovisual, o de cualquier creación artística". Galicia Bilingüe también menciona el programa "Xuventude crea", dirigido a jóvenes creadores de entre 16 y 30 años, gallegos o residentes en Galicia, y que "excluye de las ayudas a aquellos que utilicen el español". Prueba de ello es la orden de la Xunta convocando el programa y en el que especifica que todos los trabajos de redacción, poesía, vídeo creación, cómics, e incluso graffitis han de hacerse en gallego.

El gallego goza de una implantación mayoritaria que figura tanto en los requisitos exigidos a los trabajadores públicos como en los currículos escolares

En el País Vasco el PP ha tachado siempre de "injusto y discriminatorio" el exigir el vascuence a los empleados públicos, afirmando que "discrimina gravemente a los vascos y limita sus oportunidades de empleo". Sin embargo, en Galicia esto es tan habitual; que incluso se lo exigen a los pilotos de los helicópteros antiincendios.

En Galicia no hace falta un PNV o una CiU a la gallega para que se colase la ideología nacionalista en el ordenamiento jurídico autonómico gallego. Y es que desde los tiempos de Alianza Popular (con Manuel Fraga al frente), el PP de Galicia es el principal artífice responsable del ordenamiento jurídico autonómico gallego, y lo ha hecho llegando, incluso, a asumir (y sigue en ello) como válida la tesis (nacionalista) del carácter nacional de Galicia; pues de hecho se legisla como si así fuera. Y todo ello, insistimos, a pesar de que en el terreno programático, de la propaganda y de las manifestaciones públicas, los representantes y dirigentes del PP no pongan en cuestión la unidad de España como nación, o, incluso, defiendan dicha unidad frente a la amenaza separatista.

En el Estatuto de Galicia, por ejemplo, artículo 5, se dice, sin más, que "la lengua propia de Galicia es el gallego". Además, desde instancias oficiales (sin ir más lejos, desde la web de la Xunta de Galicia), se habla de la "imposición" del español durante siglos en dicha región, así como de la "normalización" necesaria; como compensación de tal imposición para restaurar la "lengua propia".

Los únicos grupos políticos que se oponen abiertamente a que las lenguas cooficiales, entre ellas el gallego, sean un requisito necesario para acceder a la función pública, también a la gallega, son Ciudadanos y VOX. El primero apenas tiene concejales en Galicia, el segundo no los tiene. El reparto actual de escaños en el Parlamento gallego es como sigue: PP: 42,  BNG: 19, PSdeG: 14.

En Galicia, de hecho, el gallego goza de una implantación mayoritaria que figura tanto en los requisitos exigidos a los trabajadores públicos, como en los currículos escolares de colegios e institutos. Tanto es así que la asignatura de Lengua Gallega es una de las materias que obligatoriamente pasan a examen en Selectividad.

Este artículo que a continuación aparece, da una idea de por donde "van los tiros". Se titula: "¿Dónde está el nacionalismo gallego de centroderecha?":

https://elpais.com/ideas/2020-07-04/por-que-los-gallegos-no-tienen-un-nacionalismo-de-centroderecha-capaz-de-plantar-cara-al-pp.html

Comentarios