jueves. 18.04.2024

El falso liderazgo y los mitos sobrevenidos. La compasión no es bondad

La compasión es aquella falsa “cualidad” que muy hábilmente utiliza el castellano a la hora de hacer creer a los cántabrohablantes, que ellos tienen “compasión” por tener que escuchar “una manera de hablar incorrecta o paleta”

Ser tu propio líder, además del dios o la diosa que habita una inteligencia sublime y grandiosa, significa ser capaz de vivir y transmitir con integridad y entereza todo aquello en lo crees y concibes, independientemente de la opinión mayoritaria que en ese momento gobierne o rija esta o aquella realidad o sociedad en la cual te encuentres. Significa, además y también, que ayudas a la realización de nuevas ideas, y que, ciertamente, no solo no alimentas las falsas normas o estructuras (o bien aquellas a las que todo el mundo sigue de forma irreflexiva, inconsciente e insensata), sino las que también han de regir el sagrado entendimiento de tu alma y de tu corazón.

Por lo tanto, a la hora de apostar por la vigencia de tu lengua cántabra, hazlo siempre con valor, entereza, integridad, fortaleza y determinación, pues no solo serás un ejemplo para ti mismo, sino también para aquellos que vendrán detrás tuyo. Y no tengas compasión por aquellos que hablan el castellano, pues ellos y ellas no se acordarán nunca jamás de la inmensa grandeza qu’asconde la tu lengua (que esconde tu lengua).

A menudo se ha confundido el liderazgo con el control y los juegos de poder

La compasión es aquella falsa “cualidad” que muy hábilmente utiliza el castellano a la hora de hacer creer a los cántabrohablantes, que ellos (los castellanohablantes) tienen “compasión” por tener que escuchar “una manera de hablar incorrecta o paleta”. Y no, esto no es así; en absoluto.

A propósito de la compasión, dice el maestro Osho, y que muy bien podemos utilizar a la hora de aplicar la enseñanza con respecto al cántabru, lo siguiente: “La compasión no es bondad y la bondad no es compasión. La bondad es una actitud que, guiada por el ego, fortalece tu ego. Cuando eres bondadoso con alguien sientes que tienes ventaja. Cuando eres bondadoso con alguien hay oculto un profundo insulto: estás humillando al otro y te sientes feliz con su humillación. Por eso la bondad no se puede perdonar nunca. De alguna forma y en algún lugar, la persona con la que has sido bondadoso estará enfadada contigo, y se tomará inevitablemente la revancha. Esto sucede porque en la superficie, la bondad surge como si fuese compasión, pero en el fondo no tiene nada que ver con la compasión. Tiene otros motivos ulteriores”.

A menudo se ha confundido el liderazgo (el que ejerce el castellano sobre el cántabru) con el control y los juegos de poder. Y ciertamente, así es. Es por esto por lo que un verdadero líder (tú eres el líder supremo de ti mismo) es una persona comprometida con el bienestar de los demás (en este caso, con en el mantenimiento y la permanencia de una lengua, que para el caso que nos ocupa es el cántabru), y al tiempo, también es fiel a sus metas más elevadas. Y estas son aquellas que son capaces de inspirar a otras personas para que se conviertan en seres más felices y con mayor plenitud en su vida, pudiendo en este caso, por ejemplo, el poder hablar cántabru en su propia tierra.

Es por esto por lo que un verdadero líder (en este caso, el que expande y propaga la lengua cántabra) permite y apoya el que otras personas también lideren y sean dueñas de su propio destino y despertar, siendo capaces de restablecer y recuperar, rescatar y recobrar, reponer y redimir la vigencia de una lengua cántabra que por ya demasiado tiempo permanece intencionadamente olvidada y no restituida, secuestrada y no rehabilitada.

El falso liderazgo y los mitos sobrevenidos. La compasión no es bondad
Comentarios