lunes 18/10/21

Día Familiar de la Lengua Cántabra para Cantar y Bailar, Reír y Soñar

La experiencia demuestra que cuando un niño o una niña han vivido una correcta y rica adquisición de su lengua materna, siempre va a tener mayores probabilidades de alcanzar el éxito académico y social.

Son los tiempos actuales los mejores momentos para batallar la conciencia y también las ideas, y quizá es por ello por lo que ahora tienes la oportunidad de poder aprender cántabru a discreción (quizá porque antes tus prioridades eran otras y distintas), con, por ejemplo, la Asociación Alcuentru: www.alcuentru.org

Es por ello por lo que no deseo desaprovechar este artículo para que el mismo también sirva para sumarme al anuncio y al interés del que próximamente será el "cursu de cántabru 2021-2022 livel entermediu", y que tendrá lugar este mes de Octubre a partir del día 19, organizado por la Asociación Alcuentru: www.alcuentru.org

La adquisición de la lengua materna es un fenómeno natural que se da bajo circunstancias normales de desarrollo

Sabemos que la lengua materna es el primer idioma que una persona aprende de manera natural a través de la interacción con su entorno, pero si a este entorno se le refuerza adecuadamente con habilidades que un estudiante adquiere durante la escolarización obligatoria; entonces su potencial se dispara y sus habilidades se incrementan notablemente. En verdad esto supone dar el paso de la teoría a la práctica, ya que los jóvenes han de demostrar que no solo han aprendido unos conocimientos considerados obligatorios, sino que además saben cómo aplicarlos.

Y qué mejor manera de hacer esto efectivo, sino a través de la creación de un Día Familiar de la Lengua Cántabra para Cantar y Bailar, Reír y Soñar. Un día donde la lengua cántabra sea en verdad la única y exclusiva protagonista, pues la competencia en comunicación lingüística no tiene porqué abarcar única y exclusivamente a la lengua castellana, o a una segunda lengua "extranjera".

Es por ello que la juventud de Cantabria debería de tener también la posibilidad de utilizar el lenguaje (incluido el cántabru) como instrumento de comunicación oral y escrita, de representación, de interpretación y de comprensión (la comprensión solo surge al lado de la experiencia) de la realidad, de construcción-reconstrucción y de transmisión del conocimiento; aunque también de organización y de autorregulación del pensamiento, de las emociones y de la conducta. Solo así se darán las condiciones necesarias y oportunas que podrán hacer posible la revitalización de nuestra lengua.

Los bebés tienen un "apetito" particular por la entonación, los tonos agudos y el timbre de la voz de la madre

La experiencia demuestra que cuando un niño o una niña han vivido una correcta y rica adquisición de su lengua materna, siempre va a tener mayores probabilidades de alcanzar el éxito académico y social, y, además, estar más preparado para aprender otros idiomas. Esto es algo que se sabe y se conoce desde hace no menos de 50 años en el ámbito de la enseñanza y de la pedagogía en todas y en cada una de sus variantes y especialidades.

Y es que la adquisición de la lengua materna es un fenómeno natural que se da bajo circunstancias normales de desarrollo, y no a partir de la enseñanza explicita de ésta. Comienza prácticamente desde que el niño nace (con sus primeros llantos y balbuceos), y se consideran actores cruciales los adultos de referencia: la madre y el padre principalmente.

Cualquier persona (salvo algunos casos especiales) tiene la capacidad de aprender nuestra lengua materna (que en este caso es el cántabru), y en ese sentido no hay idiomas más difíciles que otros, ya que todo lo que se necesita para un desarrollo satisfactorio de ésta es un entorno favorable; idealmente en un ámbito familiar y seguro. Por ejemplo, se ha podido constatar que los bebés tienen un "apetito" particular por la entonación, los tonos agudos y el timbre de la voz de la madre.

La creación de un día exclusivo y particular para poner valor y vigencia a esta conciencia, es y será un añadido que valdrá a la hora de empoderar nuestra realidad lingüística de riqueza y experiencia, bienestar y hábito, costumbre y práctica.

Día Familiar de la Lengua Cántabra para Cantar y Bailar, Reír y Soñar
Comentarios