domingo. 14.04.2024

Santillana del Mar es conocido como el pueblo de las tres mentiras, ¿por qué? Porque ni es santa, ni llana ni, por supuesto, tiene mar -aunque cerca se encuentra una de las costas más bonitas-. Pero a pesar de estas tres mentiras, este pequeño pueblo empedrado es uno de los más bonitos de Cantabria y, por qué no, de España. Conocido también por sus luces de Navidad y su participación en  'El Pueblo Más Bonito', esta villa esconde rincones especiales por los que perderte cada verano. 

LA COLEGIATA DE SANTA JULIANA 

La Iglesia de Santa Juliana, de estilo románico, es una de las más especiales del norte de España. Este edificio data de principios del siglo XII y el claustro de finales del mismo siglo, aunque con el tiempo han ido añadiendo diferentes modificaciones hasta convertirse en lo que es hoy en día, uno de los símbolos más importantes de este pueblo. 

Caminando por sus calles, vas a llegar a esta colegiata que no deja indiferente a nadie y que, ¡es de parada y foto obligatoria!

Colegiata de Santa Juliana
Colegiata de Santa Juliana

LA PLAZA MAYOR  

Como todos los pueblos, la plaza mayor es un lugar de encuentro de vecinos y turistas, un lugar único donde está el alma de cada lugar. Así es también la plaza mayor de Santillana del Mar que, además, alberga importantes edificios como el propio ayuntamiento, la Casa del Águila y la Parra, la Casa del Cura y la Torre de Don Borja y Don Merino. 

Ayuntamiento y plaza de Santillana del Mar
Ayuntamiento y plaza de Santillana del Mar

MUSEO DE ALTAMIRA Y CUEVAS DE ALTAMIRA  

Se encuentran situados a 2 km del núcleo urbano de Santillana del Mar. La Cueva de Altamira fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985 y su techo de los polícromos ha recibido calificativos como la Capilla Sixtina del arte rupestre.

Cueva de Altamira 02.jpg
Cueva de Altamira

Fue en 1868 y 1879 cuando se encontraron grabados del Homo Sapiens, correspondientes al Paleolítico Superior Magdaleniense y un número más reducido del Solutrense, en la conocida Cueva de Altamira, pero debido al deterioro de las mismas, se restringió el acceso, y se construyó, junto a la cueva original, las nuevas instalaciones del Museo de Altamira y la Neocueva, réplica fidedigna y minuciosa de la original.

MUSEO DE LA TORTURA

Este museo está alojado en una casona típica de esta zona, llamada “El Solar”, con un pequeño jardín en el que se ven ya algunas armas con las que antiguamente amenazaban a la población una guillotina, un toro de fuego, un pico de empalamiento… Aunque no parezca uno de los mejores planes, es importante conocer la historia y de dónde venimos y esta actividad no te dejará indiferente. 

Museo de la Tortura
Museo de la Tortura

CASCO URBANO 

Lo mejor para conocer Santillana del Mar es perderte por sus calles, rodeadas de un sinfín de piedras y escudos. Aunque en Navidad luce como ningún lugar, en verano las flores en los balcones y las riadas de gente por sus cuestas hacen que siga brillando. Una de las calles más bonitas es la de El Cantón, pero haz tú mismo el itinerario y elige cuál es tu calle favorita de este precioso pueblo. 

Santillana del Mar
Santillana del Mar

Todo lo que no te puedes perder de Santillana del Mar
Comentarios