viernes. 19.04.2024

Qué es de un verano sin un chapuzón que recordar, sin un lugar que convertir en propio y sin un refugio por descubrir. Las piscinas naturales de Cantabria tienen todo eso y más. Lejos de las grandes playas se puede encontrar el cobijo de un verano inolvidable. Calas, pozas y piscinas naturales donde pasar el día descansan en una Cantabria a la que todavía le queda mucho por mostrar.

PISCINAS NATURALES EN LA PLAYA DE LA ARNÍA

Playa de La Arnía

Una de estas calas ha captado incluso la atención de National Geographic. La Playa de la Arnía enamoró a esta prestigiosa revista por sus formaciones geológicas que emergen del mar. Las piscinas naturales que se encuentran en la Playa de la Arnía crean una zona de baño fascinante. Refrescarse en este rincón cántabro es sumergirse en un paisaje geológico único que transporta a épocas remotas.

PISCINA NATURAL EN ISLARES

Junto a la Playa de Arenillas, en Islares, que queda oculta con la pleamar, descansa un lugar de baño ideal para resguardarse de las altas temperaturas. Se trata de una piscina natural de aguas mansas ubicada en el antiguo puerto y que se creó tras prohibir el amarre de barcas.

ANTIGUOS VIVEROS DE ISLA

Piscinas naturales de Isla | Foto de archivo
Piscinas naturales de Isla | Foto de archivo

Los antiguos viveros de Isla convertidos en piscinas naturales son otro de los atractivos turísticos del verano. Fueron los primeros viveros seminaturales de langosta, que datan del siglo XIX, y que, posteriormente, quedaron en desuso. Ahora, transformados en piscinas, son el reclamo de muchos visitantes.

EMBALSE DEL EBRO

Embalse del Ebro | Foto: Turismo de Cantabria
Embalse del Ebro | Foto: Turismo de Cantabria

El río más largo de España deja en Cantabria un paraje natural de obligada visita para todo el que pise la comarca de Campoo. El embalse del Ebro es frecuentado por cántabros y turistas cada verano. Allí no solo puedes darte un baño, también se ofrecen prácticas acuáticas como windsurf en Corconte.

POZAS DE VIAÑA

Los Valles Pasiegos esconden muchos secretos, y las Pozas de Viaña son uno de ellos. También conocidas como La Africana porque su forma recuerda a ese continente, se localizan en el Barrio de Viaña (Vega de Pas) y cuentan con un marco incomparable. Todo aquel que se acerque a este tranquilo enclave podrá presumir de haber encontrado uno de sus secretos y haberse zambullido en el corazón de los Valles Pasiegos.

LA FUENTE DEL FRANCÉS

Paseo que lleva a la Fuente del Francés de Hoznayo
Paseo que lleva a la Fuente del Francés de Hoznayo

Descansa en la carretera que une Hoznayo con Villaverde de Pontones. Se trata de un precioso espacio natural con zonas de manantiales donde poder pasar un día completo realizando alguna de las rutas que discurren alrededor.

PUNTA PARAYAS

Punta Parayas
Punta Parayas

La playa artificial de Punta Parayas, situada en la zona interior de la Bahía de Santander, junto al Aeropuerto Seve Ballesteros, es otra alternativa para disfrutar lejos de las playas de la región. Cuenta con aparcamiento, parque para descansar y poder tomar el sol, barbacoas, e incluso lugares de paseo y carril bici en las proximidades.

POZAS TERMALES DE LA HERMIDA

Entorno de las pozas de La Hermida | Foto: Google Maps
Entorno de las pozas de La Hermida | Foto: Google Maps

En las Pozas termales de La Hermida se puede ver a curiosos bañarse prácticamente en cualquier época del año. Estas pequeñas charcas creadas a base de pequeñas murallas de piedras se encuentran en el Desfiladero de La Hermida, donde en el pueblo con el mismo nombre se ubica uno de los balnearios más conocidos a nivel nacional.

Piscinas naturales de Cantabria para darse un chapuzón este verano
Comentarios