domingo. 03.03.2024

Cantabria es identidad propia y tradición. Es historia y costumbres. Cómo pasaban el tiempo libre nuestros antepasados y cuáles eran sus aficiones difieren mucho de lo que estamos acostumbrando hoy en día, pero hay algo que sigue siendo común generación tras generación, el talento de los cántabros en el mundo del deporte. Para nunca olvidar quiénes somos es importante mantener viva y presente nuestra herencia, de la que forman una parte fundamental nuestros deportes tradicionales. 

BOLOS

Los bolos es sin duda uno de los deportes cántabros por excelencia. Las boleras recorren la región evidenciando la gran tradición e interés que suscitaba en los municipios cántabros.  El objetivo del juego es derribar el máximo número de bolos mediante el lanzamiento a distancia de una bola de madera. La modalidad más popular es el “bolopalma” que se caracteriza por la dificultad adicional de que la bola empleada para jugar carece de agujeros, por lo que se debe de coger con la palma de la mano.

Otra modalidad es el pasobolo tablón. En ella se lanza tres veces la bola, esta tiene agujeros de agarre y está mojada en agua, debiendo deslizarse por un tablón y lanzar lo más lejos posible los tres bolos que hay al final de la tabla sobre un campo de hierba. El pasabolo losa y bolo pasiego son otras dos modalidades.

Partida de bolos
Partida de bolos

SALTO PASIEGO

Los valles pasiegos son uno de los rincones de Cantabria que guardan más tradiciones. Anclados bien en sus raíces, sus habitantes tratan de mantener con vida sus costumbres como lo hace Benigno Fernández Pérez, de Esles de Cayón, con el salto pasiego, uno de los saltadores más jóvenes de la región. 

El palo pasiego nació para permitir al ganadero desplazarse por los lugares del entorno de sus cabañas  y posteriormente se convirtió en entretenimiento. En 2015 el Gobierno de Cantabria declaró el ‘palu’, el salto pasiego y sus modalidades como Bien de Interés Local Etnográfico Inmaterial.  Entre estas modalidades se encuentran la comúnmente conocida como ‘andar en el palo’, el salto con palo, ‘rayar el palo’ y ‘saltar a tres brincos’. 

CARRERA DE BELORTA

Se trata de apilar la hierba seca con la ayuda de un "palu" o "palancu" y una vez hecho esto se levanta toda la pila, cargándosela sobre la espalda para transportarla. Tradicionalmente se utiliza esta técnica para transportar la hierba en lugares empinados y difíciles como los valles pasiegos.

CORTE DE TRONCOS

En este deporte rural de antaño, los troncos pueden colocarse en posición vertical para que se corten de lado, o también en ponerse en posición horizontal (para que se sitúe cada concursante con los pies encima del tronco).

ALUCHE

Forma de lucha tradicional de Cantabria con origen en las formas de lucha que en su día fueron comunes en las zonas limítrofes de Cantabria, Asturias y León. Según la zona –se han desarrollado formas distintas de lucha- se comienza con un agarre de antebrazos, se permiten o no zancadillas, se continúa o no la lucha en el suelo, e incluso en Campoo se ha constatado una modalidad en la cual un contendiente comienza tumbado y ha de cambiar las tornas.

PALAS

Quien recorra en verano Cantabria podrá observar cómo se ha extendido este deporte que se practica en las playas de la región. Se juega como mínimo entre dos personas, que utilizan una pala de madera maciza, y consiste en situarse unos frente a los otros golpeando la pelota con la pala para que la jugada dure el máximo tiempo posible ya que no tiene carácter competitivo.

Las palas son uno de los deportes preferidos en verano
Las palas son uno de los deportes preferidos en verano

Los deportes tradicionales de Cantabria que son herencia de nuestros antepasados
Comentarios