jueves. 29.02.2024

Dos de los tres detenidos por la muerte de 25 vacas encerradas y hacinadas en una cabaña de Carcabal, en San Roque de Riomiera, el pasado verano han negado su participación en los hechos a la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Medio Cudeyo, ante la que declararon el miércoles -porque no tienen "nada que ocultar"- tras ser detenidos el martes junto a un tercer hombre, que se acogió a su derecho a no prestar declaración.

Los dos primeros son hermanos entre sí y el tercero amigo de ambos, todos ellos ganaderos del mismo municipio y conocidos, por tanto, de los dueños de las reses, y con uno de los cuales los tres procesados habrían coincidido la madrugada en que supuestamente ocurrió todo en la verbena de una localidad cercana, según ha podido saber esta agencia por fuentes jurídicas.

Al regresar de fiesta, los tres investigados -por delitos de maltrato animal y de daños y que quedaron en libertad con la obligación de comparecer en el Juzgado cada vez que sean llamados durante la instrucción- volvieron en el mismo coche, junto a un cuarto hombre, y tomaron un atajo.

Se trata de una carretera sinuosa, con la que se 'ahorraron' unos 25 kilómetros de trayecto, y que pasa cerca de la cabaña donde posteriormente fueron halladas las vacas muertas, por lo que los datos de geolocalización de sus móviles registrados en antenas y repetidores les sitúan en la zona.

Pero los dos hermanos ganaderos que declararon ante la magistrada aseguraron que al volver de las fiestas se fueron a su casa a dormir. Por eso, autorizaron el volcado de la información de sus teléfonos, porque "no tienen nada que ocultar", según han trasladado a Europa Press fuentes conocedoras del caso, de acuerdo con las cuales el tercer arrestado habría tenido problemas con uno de los dueños de las reses, debido a que animales suyos se metían en las fincas de este último.

Este propietario, Rubén Fernández, que confirmó ese último extremo, se muestra "tranquilo" tras las detenciones practicadas y confía en que todo se encamine para esclarecer lo ocurrido a sus animales y de su primo, Raúl Pérez. "Empieza uno poco a poco a ver las cosas más claras", reflexiona en declaraciones a esta agencia.

Y tras evidenciar que ha vivido y sigue teniendo "momentos muy duros" y que la muerte de 25 de sus vacas -tres fueron rescatadas con vida y las fallecidas se tasaron en unos 45.000 euros- "no hay dinero que lo pague", comenta que el que lo ha hecho no ha sido consciente del daño, menos si es ganadero.

"El que haya sido, si tiene animales, no es consciente de lo que ha hecho. Ojito lo que han sufrido mis animales", se lamenta, justo antes de agradecer el "buen" trabajo policial realizado.

INVESTIGACIÓN Y HECHOS

Los sospechosos fueron detenidos este martes por agentes del Seprona, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, cuya Policía Judicial investiga este caso, en el que se personó la Fiscalía. Los hechos se produjeron se produjo el pasado 30 de julio, cuando una treintena de vacas aparecieron encerradas en una cabaña de Carcabal, en San Roque de Riomiera, 25 de ellas muertas, mientras que tres más pudieron ser rescatadas con vida. Algunas mostraban signos de violencia, como heridas y cortes, por lo que no se descartó ninguna hipótesis y comenzó la investigación.

Ese día por la mañana los dos ganaderos dueños de los animales habían ido a ver a entre 30 y 35 vacas que estaban pastando en terrenos de su propiedad y no las encontraron. Empezaron entonces a buscarlas y, finalmente, a primera hora de la tarde, las localizaron hacinadas y algunas muertas en una cabaña de piedra, con tejado de teja, que no era suya y que estaba cerrada por dentro.

Hasta el lugar se movilizaron efectivos y medios del Servicio de Emergencias 112 de Cantabria, Consejería de Ganadería, Guardia Civil y Bomberos de Torrelavega que, con trajes especiales y equipos de respiración autónoma, extrajeron las 25 vacas muertas y lograron salvar a tres que permanecían vivas en el fondo del invernal.

Dos de los detenidos por la muerte de 25 vacas encerradas y hacinadas niegan su...
Comentarios