miércoles. 17.04.2024

Decenas de vecinos de Noja y propietarios de segundas residencias en la Villa han denunciado lo que consideran un “robo” en el coste del agua de las viviendas, y han apuntado directamente al actual equipo de gobierno, formado en exclusiva por el PP y encabezado por Mireia Maza. Todo ello mientras la propia alcaldesa, con su voto de calidad, ha decidido ampliar la concesión a la actual empresa gestora del servicio, Inimawater Services, otros cinco años más, algo que desde la oposición no se ha visto con buenos ojos.

Prácticamente todos los afectados han coincidido en los precios abusivos del servicio y, sobre todo, en el coste para un consumo mínimo a aquellos usuarios que apenas están en Noja y que, por tanto, apenas realizan un gasto efectivo y real de agua. Así lo han expresado en un grupo sobre la actualidad nojeña creado en Facebook, en el que algunos de estos usuarios han detallado cómo “te cobran 45 m3. Aunque no los gastes”. Y por esa cantidad el coste mínimo son 60 euros, según denuncian otros propietarios de segundas residencias.

“En cualquier caso ya el mínimo me parece un robo”, critica una de las vecinas de Noja, que avisa a Mireia Maza de que “no se puede meter la mano en el bolsillo de la gente porque sí”. Al PP también apuntan otros usuarios al recordar que “la subida más grande la tuvimos con un alcalde del PP, mientras que Rajoy decía que ellos no iban a subir los impuestos”. Ese alcalde del PP era Jesús Díaz, actualmente condenado por prevaricación.

El hecho de que la mayoría de los afectados apunten al PP no es casualidad ni se debe a que el actual equipo de gobierno pertenezca a este color político. Ese cobro de 45 m3 como mínimo al trimestre es una cantidad establecida por el Ayuntamiento de Noja en la Ordenanza Municipal publicada en 1998, es decir, cuando gobernaban los ‘populares’ con Díaz a la cabeza. No solo eso, sino que el PP fue el responsable de adjudicar en esa fecha, y a una misma empresa (Ascan), la gestión de los servicios de agua, basura, limpieza viaria, limpieza de playas, etc.

Otro de los comentarios pone el foco en el detalle de la factura del agua. “Los cuatro primeros conceptos de la factura han subido alrededor del 9,2%, seguir votando al PP”, denuncia, a lo que otra afectada añade, dirigiéndose directamente a la alcaldesa, que “somos mucha gente que tenemos casa en Noja y no la usamos durante meses pero pagamos unos impuestos totalmente abusivos. Tome nota”.

La duda surge sobre la responsabilidad de este precio y estas subidas. Y mientras que algunos apuntan a la propia empresa, otros señalan al Ayuntamiento porque “en Castro la misma empresa cobra la mitad”, por lo que es responsabilidad del Consistorio “cambiarlo”. En este sentido, la palabra “robo” es la que más se utiliza, algunos para argumentar que en Noja “se paga bastante más que en Bilbao”. “Un atraco en toda regla”, señala otro vecino.

Es por eso que muchos de los afectados coinciden en la necesidad de realizar algún tipo de actuación para mostrar su malestar por lo que está ocurriendo. En este sentido, varios plantean realizar una manifestación en Semana Santa, que suele ser la primera fecha en la que la Villa recibe a los propietarios de segundas residencias.

A pesar de eso, todo apunta a que la situación no va a cambiar, al menos, en otros cinco años. El pasado mes de diciembre la propia alcaldesa, con su voto de calidad, dio luz verde a la prórroga del contrato con Inimawater Services hasta 2025, una decisión que, según dijo la regidora en el Pleno municipal, se toma para “en ese tiempo preparar al Ayuntamiento” para la municipalización del servicio.

A pesar de las dudas de la oposición, la prórroga salió adelante gracias a la alcaldesa, ya que tanto en primera como en segunda votación, el resultado fue de empate al contar con los cinco votos a favor del PP, los cinco en contra de PRC y OlaCantabria, y la abstención del PSOE.

Durante ese debate, la mayor parte de la oposición mostró, al menos, dudas sobre dicha prórroga. Por parte del PRC, se apuntó la existencia de un informe de la Secretaria municipal anterior que afirmaba que “no se podía hacer en cinco años”, algo que según Maza “no era correcto, ya que no se aplicaba la ley vigente”, algo que corroboró el actual Secretario.

El precio de este contrato fue uno de los puntos que más controversia generó, ya que a raíz de la pregunta de la concejala de OlaCantabria, Aurora Santín, sobre si se había consultado a algún profesional acerca de la adecuación del precio, la alcaldesa aseguró que el coste “puede ser más o menos”, pero en todo caso “se necesitaría al menos un plazo de 25 años para que salga rentable”, algo que se cumpliría con la prórroga recién aprobada.

Para el concejal del PRC y exalcalde de Noja, Miguel Ángel Ruiz Lavín, “no es obligatorio sacarlo a tantos años”, asegurando que “se puede hacer en menos”, una idea que también defendió el edil del PSOE, Javier Martín, que instó a la regidora a hacerlo “en un plazo inferior a cinco años”, algo que según Maza “es la voluntad del equipo de Gobierno”.

INIMAWATER

El hecho de que actualmente sea Inimawater Services, y no Ascan, la empresa que gestiona el servicio del agua en Noja se debe a la situación que atravesó Ascan, y que obligó a vender la explotación de este único servicio a la multinacional, dejando el resto en manos de la empresa cántabra.

Esto ha provocado, entre otras cosas, que los gastos de agua y recogida de basuras, que antes se cobraban en una única factura, se hayan dividido en dos, algo de lo que algunos vecinos también se han quejado en redes sociales. De hecho, una usuaria de Facebook ha detallado que “con la basura pasa lo mismo, antes se incluía pero después lo pusieron por separado y también son treinta y muchos euros”.

GS Inima, empresa gestora de Inimawater, es responsable actualmente del abastecimiento y saneamiento de 5 municipios de Cantabria en España: Castro Urdiales, Noja, Miengo, Marina de Cudeyo y Guriezo. En total, gestiona más de 500 kilómetros de tuberías de abastecimiento y 325 kilómetros de redes de alcantarillado para dar servicio a 50.000 clientes.

Con más de 60 años de vida, esta multinacional con sedes en España, Estados Unidos, México, Brasil, Portugal, Argelia o Corea del Sur, entre otros países, actúa en todas las fases de los proyectos en los que participa, desde la financiación a la ingeniería, pasando por el suministro, la construcción, la operación y el mantenimiento.

Propietarios de viviendas de Noja denuncian el “robo” en el precio del agua mientras el...
Comentarios