viernes. 12.08.2022

Los arenales de Ris y Trengandín de Noja contarán este verano con nuevos espacios gestionados por los profesionales de salvamento y socorrismo que vigilan las playas durante la época estival, con el objetivo de que puedan desarrollar su labor de forma más segura y eficiente. Por el momento, ya está instalado y en funcionamiento en la playa de Ris, y próximamente se instalará en la de Trengandín.

En concreto, se trata de dos módulos de 5,45 metros de largo por 2,89 metros de ancho cada uno con tres paredes de cristal y una cuarta metálica, en los que los efectivos que vigilan las playas contarán con el material necesario para dar respuesta a las posibles incidencias que se produzcan durante el verano, desde los efectivos necesarios para su día a día hasta primeros auxilios.

Estos nuevos módulos permiten, por tanto, reforzar los servicios de asistencia y socorrismo de las playas de la Villa, y sustituyen a los que ya existían con anterioridad, modernizando la atención y adaptándola a las nuevas necesidades surgidas con los años.

Con esta actualización, los espacios cuentan con una sala de atención al público que contará con todos los servicios necesarios para realizar un servicio más global. Asimismo, cada uno de ellos cuenta con una pequeña sala multiusos que dará una mayor versatilidad a la atención de los socorristas de las playas. También cuenta con una puerta doble que permitirá una mayor agilidad tanto en la entrada como en la salida de los profesionales.

Por otro lado, estos espacios permitirán también mantener una temperatura adecuada para atender problemas como golpes de calor o lipotimias. En este sentido, la mayoría de las incidencias que se atienden a lo largo de la temporada estival suelen estar relacionadas con picaduras de insectos, pequeños cortes o rozaduras de mínima gravedad, así como lesiones leves y mareos.

En el caso concreto de la playa de Ris, la instalación de esta infraestructura se ha realizado en la explanada de acceso al arenal ubicada junto al aparcamiento, de modo que sea fácilmente accesible y localizable por todos los usuarios.

En este mismo espacio fue inaugurada la temporada de playas a principios de junio en un acto que contó con la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, y los miembros de la Corporación municipal.

Como ha señalado el alcalde, Miguel Ángel Ruiz Lavín, la instalación de estos módulos “es una herramienta más que refuerza la seguridad y la efectividad de la atención en nuestras playas”, además de crear un “espacio cómodo, preparado para atender diferentes circunstancias a lo largo del verano”.

Por otro lado, ha recordado la importancia de “seguir las recomendaciones de los profesionales”, no solo a la hora de disfrutar de un baño, sino en el uso generalizado de los arenales.

Por ello, estos módulos incorporan también un mensaje que recuerda que ‘Cuidar la playa es cosa de todos’. A este respecto, Ruiz Lavín ha subrayado que tanto Ris como Trengandín “son dos espacios naturales que cada año renuevan los distintivos que reconocen la calidad de sus servicios y su Medio Ambiente”, como las banderas azules o la bandera Q de Calidad.

“Todo esto es posible gracias al trabajo de los técnicos y el compromiso de vecinos y visitantes para realizar un uso responsable”, ha añadido el regidor.

Para el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Torre, la instalación de estos centros para atender a los usuarios “permite dar una atención más personalizada, garantizando en todo momento la calidad del servicio y la intimidad para los usuarios”.

Comentarios