domingo. 25.02.2024

Los recursos naturales de la Villa de Noja contarán un verano más con la máxima calidad medioambiental, garantizando de este modo que vecinos y visitantes podrán disfrutar de la riqueza y variedad de los diferentes ecosistemas que pueden encontrarse en el municipio.

En concreto, Noja cuenta con un cinturón verde y natural de reconocido prestigio formado por las playas de Ris y Trengandín, unidas por la Senda Costera. Ambos arenales han revalidado un año más las banderas azules otorgadas por la Fundación para la Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), que reconocen de forma periódica la calidad de las aguas, la información y educación ambiental, la adecuada gestión ambiental y la seguridad del entorno, además de los servicios e instalaciones que reclaman los usuarios.

Unas banderas que se renuevan año tras año gracias al desempeño de los trabajadores municipales y al respeto y contribución que realizan los usuarios de estos espacios durante todos los meses, y a las que se ha sumado este 2023 el reconocimiento de la Senda de la Costa como Sendero Azul, reconociendo así los esfuerzos realizados por Noja para la recuperación de este espacio natural y la promoción del entorno, garantizando así la funcionalidad de un ecosistema único en Europa.

Junto a estos dos recursos, Noja contará este verano también con el Molino de las Aves, que renueva igualmente su distinción como Centro Azul, acreditándose de este modo como un espacio que contribuye a la educación ambiental de los ecosistemas litorales. Este molino de mareas, una de las joyas de la corona del ecoturismo en la Villa, acoge exposiciones permanentes sobre la biodiversidad de las Marismas de Victoria y Joyel.

CONTENEDORES DE RECICLAJE

A estos reconocimientos medioambientales se suman, además, los esfuerzos y los trabajos para contribuir a la conservación de las playas y la lucha contra el cambio climático. El pasado mes de marzo se instalaron en Ris y Trengandín dos contenedores de residuos marinos como parte de la estrategia de la Villa para luchar contra la basura que termina en los océanos y las costas, en colaboración con SEO/BirdLife.

Los contenedores están diseñados en madera, integrándose de este modo en el entorno y con un diseño que permite tanto el depósito de la basura como su posterior recogida de manera sencilla.

Con una periodicidad quincenal se revisa el contenido de los mismos y se hace una caracterización de su contenido. De esta manera se podrá obtener información sobre qué tipo de basura es la que más comúnmente aparece en las playas y tratar así de establecer el origen de la misma. A estos nuevos contenedores y a los tradicionales de papel y envases se suman los peces ‘comeplástico’, una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Noja que ha permitido instalar estos contenedores con la forma simbólica de este animal, fabricados con una red metálica que permite ver el interior y los residuos plásticos que se van depositando a través de la boca. Cada año, miles de personas contribuyen a mantener limpios de plástico los arenales de Ris y Trengandín depositando sus residuos en estos contenedores.
 

Noja prepara un verano con distinción azul en sus playas, senderos y el Molino de las Aves
Comentarios