viernes. 19.08.2022

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria ha ejecutado un proyecto de recuperación y conservación de la zona de acantilados de Punta de la Mesa, en el municipio de Noja, que han supuesto un coste total de 31.000 euros. Según ha explicado el titular del departamento, Guillermo Blanco, que ha visitado este lunes el lugar, el proyecto ha consistido en una restauración ambiental y una zonificación de usos ya que, ha dicho, "era necesario actuar para detener el progresivo deterioro que estaba sufriendo este espacio".

El consejero ha indicado que la intervención ha consistido en la señalización de los caminos para utilizar el sendero correcto y proteger el entorno. Además, se ha llevado a cabo la recuperación de varias especies autóctonas y se han eliminado las invasoras. El titular de Medio Ambiente, que ha estado acompañado por el alcalde de Noja, Miguel Ángel Ruiz Lavín, y otros miembros de la Corporación municipal, también ha destacado que la Punta de la Mesa es un lugar "muy frecuentado" que a partir de ahora estará "más señalizado" y "protegido", y ha agradecido la coordinación de SEO/Birdlife para llevar a cabo esta "gran obra".

A su vez, ha augurado que el lugar será disfrutado por muchos vecinos y visitantes por atesorar una "magnífica belleza", y ha destacado que, además de esta ejecución, lo importante a partir de ahora es "mantenerlo y conservarlo", por lo que la concienciación de toda la ciudadanía, respetando la señalización y manteniendo la zona limpia, es clave para este objetivo. Además, ha recordado que la actuación se ha realizado con cargo a la orden del 2019 para actuaciones en la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria, cuya convocatoria para 2020 se ha publicado este lunes en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

Por su parte, el regidor ha destacado que se trata de una zona "emblemática" y "muy significativa" del municipio, muy visitada por vecinos y turistas, ya que forma parte del Paso de la Costa que une las playas de Ris y Trengandín. En el acto también ha estado presente el delegado en Cantabria de SEO/Birdlife, Felipe González, informa el Gobierno.

PROYECTO

La pérdida de vegetación ha aumentado con el tiempo el riesgo de la total desaparición de este ecosistema. Los brezales costeros, otro hábitat especialmente delicado, sufrían una gran presión por la "innumerable" cantidad de senderos que habían proliferado en la zona. A esto se suma la presencia de especies exóticas invasoras como el plumero o la uña de gato.

Por ello, el proyecto ejecutado ha trabajado en cuatro ámbitos. Para la ordenación del uso público se ha llevado a cabo un reconocimiento mediante cartografía aérea y en base a esta se ha trazado una red de senderos balizados con 900 estacas de madera de más de 4 kilómetros de longitud, recorriendo toda Punta de la Mesa y compaginando el uso público y la protección ambiental.

También se han restaurado las comunidades de plantas dunares con la plantación de 90.000 ejemplares de estas especies y la colocación de 366 metros lineales de captadores de arena, además del cierre de varios caminos secundarios para evitar la erosión. Además, se ha eliminado tambiénuna superficie de 1.325 metros cuadrados de vegetación invasora.

Por último, con el objetivo de mejorar el conocimiento y percepción social de Punta de la Mesa, se han instalado 3 paneles informativos sobre los hábitats y las aves de la zona. Además, se han colocado a lo largo de toda la zona de actuación 15 señales de 25x30 centímetros pidiendo a la ciudadanía el cuidado del valioso entorno en el que se encuentran.

Complementariamente se ha llevado a cabo una campaña de educación ambiental y sensibilización con 60 alumnos del CEIP Palacio de Noja. Las obras de recuperación han sido llevadas a cabo por la empresa Avanza Ingeniería bajo la dirección técnica de la delegación de Cantabria de SEO/Birdlife.

Comentarios