martes. 23.04.2024

La Fiscalía de Cantabria ha recurrido la decisión del juez Carlos Miguel Arcay de mantener en libertad provisional sin fianza al conductor detenido por el atropello que causó la muerte a tres personas la semana pasada en la localidad de Suesa (Ribamontán al Mar).

La Fiscalía y la acusación particular solicitaron en su día prisión provisional para el conductor, un hombre de 73 años que dio positivo en alcohol y drogas, pero el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Santoña desestimó la petición al considerar que no existía riesgo de fuga ni de reiteración delictiva.

Contra este auto cabía recurso de reforma ante el propio órgano judicial, que ahora ha presentado la Fiscalía, según han informado fuentes judiciales, y en su caso de apelación ante la Audiencia Provincial de Cantabria.

El juez acordó el pasado día 5 la libertad provisional para el conductor, Jaime A.F., que casi triplicó la tasa de alcohol y dio positivo en cannabis, y al que se le imputa un delito de homicidio por imprudencia grave y otro contra la seguridad en el tráfico.

Tras tomarle declaración, el juez le dejó en libertad con la obligación de comparecer ante el juzgado semanalmente, la prohibición de salir del territorio nacional y la retirada cautelar del permiso de conducción.

En su auto, el magistrado argumentaba que la medida de prisión provisional que pedían Fiscalía y acusación particular no tiene como finalidad "cumplir por adelantado la pena que, eventualmente, se imponga al investigado", sino que con ella se trata de "evitar la reiteración delictiva y el riesgo de fuga".

En este caso, estimaba que la prisión provisional "no se considera proporcional" y sí "adecuada" la obligación de comparecer semanalmente, la prohibición de salir del país y la retirada del permiso de conducir.

Y es que, según explicaba en su escrito, "no constan antecedentes penales" del investigado y además "se trata de una persona de edad avanzada, conocida en la localidad, sin excesiva capacidad de escapatoria si se impone una medida de personación semanal en el juzgado, así como la retirada del permiso de conducir, dada la situación de siniestro de su vehículo".

A ello añadía que, si se tienen en cuenta las manifestaciones del detenido y la documentación médica aportada, la medida de prisión ahondaría en la "situación mental delicada que se le presume al investigado".

Según se desprende del auto, el hombre circulaba con una tasa de 0,73 mg/l de alcohol en sangre a una "indeterminada velocidad" superior a la reglamentaria, que era de 50 kilómetros por hora.

Al entrar en una curva "habría perdido el control del vehículo, se habría salido de la vía, atropellando a tres personas que deambulaban por el carril peatonal, para posteriormente chocar contra un contenedor, salir rebotado al centro de la vía y, sin poder evitarlo a pesar de dar un volantazo, chocar a otro vehículo, saliendo posteriormente de la vía y estrellándose contra un árbol".

El atropello se produjo el pasado día 4, sobre las ocho de la tarde, en la carretera autonómica CA-433 en la localidad de Suesa, falleciendo una mujer de 42 años y su hijo de 19, ambos vecinos de Sestao (Vizcaya), y otra mujer de 68 años vecina de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja).

Las víctimas, que se alojaban en el camping de Suesa, se encontraban caminando por el paseo peatonal aledaño a la vía cuando fueron embestidas por el vehículo.

La Fiscalía recurre la libertad del conductor del triple atropello mortal de Suesa
Comentarios