martes. 27.02.2024

El alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, ha cumplido un año más con la tradición y ha entregado su bastón de mando a la Virgen Grande, que simbólicamente será la máxima autoridad de la ciudad hasta el final de las fiestas patronales el próximo 20 de agosto.

La entrega del bastón tuvo lugar ayer lunes por la tarde tras la Misa en honor de la Patrona de Torrelavega en la Iglesia de San José Obrero y la procesión de la Virgen por las calles de la ciudad. A estos actos religiosos a los que asistieron la presidenta de Cantabria, María José Saenz de Buruaga; la práctica totalidad de la Corporación; consejeros del Gobierno regional; diputados del Parlamento de Cantabria; representantes de la Policía Nacional y Local, y miles de torrelaveguenses abarrotando el templo para honrar a la Virgen Grande, acompañándola en la procesión y esperando a su paso por las calles, ha informado en un comunicado el Consistorio.

La misa estuvo oficiada por el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, junto a los párrocos de Torrelavega. Tras la misma, a su salida a la Plaza Baldomero Iglesias la Virgen fue recibida por la Banda Municipal de Música y los Picayos de Tanos, que tras bailar en su honor se sumaron a la comitiva, encabezada por las autoridades religiosas y políticas, que recorrió las calles de Torrelavega entre aplausos del público.

Al llegar a la Iglesia de la Asunción, la Virgen Grande fue recibida por el párroco y un buen número de feligreses. Desde una ventana, una joven cantó el Ave María y la procesión retomó el camino hasta la Iglesia de San José Obrero. Tras ser recibida por el Coro Ronda Garcilaso con 'Canciones de Torrelavega', ya en el interior del templo tuvo lugar el tradicional acto de entrega del bastón de mando de la ciudad por parte del alcalde, cantando un rezo a la Patrona y gritando vivas a la Virgen Grande y a Torrelavega.

La Patrona se convierte en 'alcaldesa' de Torrelavega durante las fiestas
Comentarios