martes. 28.05.2024

Los vecinos de la calle Coro Ronda Garcilaso de Torrelavega afectados por las grietas que aparecieron en sus viviendas tras la rehabilitación del local del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) en la planta baja han denunciado que se encuentran sumidos en una "auténtica pesadilla", tras cumplirse en enero cuatro años del inicio de estas obras y vivir desde entonces con el edificio apuntalado. “Nos acostamos con el miedo de que el edificio se nos caiga encima”, ese es el día a día de los vecinos, que denunciaron en este medio su "insostenible" situación hace casi ya dos años.

Como consecuencia, alguna de las viviendas están incluso "prácticamente inhabitables" por tener colocados "más de 70 puntales en su interior" por orden del Ayuntamiento de Torrelavega, y el ascensor está clausurado, suponiendo un perjuicio para los vecinos mayores y con movilidad reducida, han trasladado los propietarios en un comunicado.

Los vecinos insisten en que fue durante la ejecución de las obras en el local del ICASS -dependiente del Gobierno de Cantabria- cuando comenzaron a producirse grandes grietas en parte de las viviendas, desconchones y caídas de azulejos, pero la Administración regional "rechaza cualquier responsabilidad".

Mientras, la Justicia ha mostrado "opiniones variadas" en estos cuatro años. Como recuerdan los propietarios, por un lado, estableció que los daños de una de las viviendas eran consecuencia de esa obra -mediante una sentencia confirmada por la Audiencia Provincial de Cantabria-, pero otro Juzgado apuntó a que los daños en otro de los domicilios no se debían a dicha actuación, sino que eran daños estructurales del edificio -esa sentencia está pendiente de revisión por la Audiencia-.

Por ello, los vecinos, que en su mayoría son "familias humildes y mayores", aseguran encontrarse en una situación "desesperada", porque "si finalmente no hay responsables ni obligados a reparar", ellos "por si solos no van a tener capacidad económica para afrontar la reparación de su edificio".

Los vecinos de Ronda Garcilaso, "desesperados" tras 4 años con el edificio apuntalado
Comentarios