miércoles. 29.05.2024

El Ayuntamiento de Torrelavega confía en que Adif aceptará su petición y habilitará un apeadero en la ciudad para que los viajeros puedan utilizarlo durante los cuatro años que durarán las obras del soterramiento de las vías, que dejarán sin uso la actual estación del centro ya que el tráfico se desviará por la vía auxiliar que está en construcción.

Hasta ahora, la intención era poner en marcha un servicio de lanzaderas para llevar a los pasajeros desde el centro de la ciudad hasta las estaciones de Barreda o de Puente San Miguel, pero tanto el Consistorio como la Delegación del Gobierno en Cantabria y la Consejería de Fomento están "luchando" para que Adif ceda y creen que terminará haciéndolo.

Para convencer a la empresa pública, las tres administraciones se han marcado un plazo de 18 meses, ya que hasta entonces no está previsto que entre en funcionamiento la vía auxiliar. Así lo ha explicado este miércoles el alcalde, Javier López Estrada, que ha participado en el foro 'Besaya Futura' de la SER con una ponencia sobre el soterramiento titulada 'Torrelavega construyendo la ciudad del futuro'.

Allí, el regidor se ha mostrado "francamente optimista" con la posibilidad de lograr que para verano de 2025 la ciudad tenga un apeadero que dé servicio a los 1.600 viajeros que a diario utilizan el tren en Torrelavega. Eso sí, ha precisado -"de manera un poco crítica"- que esa estación provisional "no tiene por qué estar en la vía auxiliar, pero sí en la ciudad".

López Estrada confía en que Torrelavega terminará logrando su objetivo porque Adif "empieza a ser consciente de que para ellos también es importante el apeadero". "El primer beneficiario de que se haga es Adif, que se dedica a gestionar el tráfico de trenes y no de autobuses", que es lo que harían si los torrelaveguenses tuvieran que bajarse en Barreda o Puente San Miguel. "Ellos son los principales interesados", ha explicado el alcalde.

Por ello, ya se está trabajando en determinar la "mejor solución", una que no afecte a la vía auxiliar y que cumpla los requisitos del espacio, pues se trata de una zona inundable y afectada por el trazado de la autovía A-8. Y es que, aunque hasta el momento se creía que la ciudad se iba a quedar sin estación hasta que terminen las obras -lo que el alcalde confía en que sea en 2028-, ha dicho que es ahora "el momento de luchar ese apeadero".

Al hilo, ha comparado las gestiones con Adif y el Ministerio de Transportes con "cambiar la compañía de móvil". "Dar con el departamento que tiene la toma de decisiones sobre el problema que tienes en ese momento es francamente complicado y por tanto hay que controlar muy bien los tiempos de cuándo haces las exigencias". No obstante, ahora se está "intentando desbloquear" la situación con "un trato directo", pues Torrelavega tiene el apoyo en su reivindicación de Antonio Berrios, el comisionado que el Ministerio nombró para ocuparse de los planes de Cercanías de Cantabria y Asturias cuando ocurrió el año pasado el problema con la construcción de los nuevos trenes.

Además, López Estrada ha destacado que, desde que en 2020 se discutió la petición de incluir un aparcamiento subterráneo en la nueva estación de Torrelavega dentro del soterramiento -que finalmente el Ministerio autorizó-, "no ha habido ni un solo problema ni político ni técnico" entre las administraciones vinculadas al proyecto.

Torrelavega confía en que Adif pondrá un apeadero en la ciudad durante la obra del...
Comentarios