viernes. 09.12.2022
TORRELAVEGA

El II Capítulo de la Cofradía de los Cocidos convierte a la ciudad en la capital de la gastronomía de Cantabria

Imagen de la Cofradía
Imagen de la Cofradía

Torrelavega ha sido este sábado capital de la gastronomía de Cantabria, con la celebración del II Capítulo de la Cofradía de los Cocidos, que ha reunido en la ciudad a una docena de cofradías cántabras y llegadas de otras regiones. El concejal de Ferias y Mercados, Nacho González, ha asistido a la celebración del capítulo en el que se ha distinguido como Cofrade de Honor al cocinero con tres estrellas Michelin Jesús Sánchez Saínz, del Cenador de Amós.

En el mismo acto se ha nombrado Cofrade Emérito a Zacarías Puente y Embajador de Honor al consejero de Industria y Turismo, Francisco Javier López Marcano, que es también Gran Maestre de la Cofradía del Hojaldre de Torrelavega, que apadrinó a la Cofradía de los Cocidos, presidida por Gabriel Argumosa.

Además, se han nombrado cofrades numerarios a Alberto García Rivero, Alfonso Fraile García, Carlos Gala Oceja, David Arias Poo, Jesús Gómez Oláiz, José Luis Ortiz San Sebastián, Juan José García Corona, Luis de Diego Fernández y Luis Manuel Castro del Campo.

El concejal de Ferias ha felicitado a todos los distinguidos y nuevos cofrades y ha agradecido a la Cofradía de los Cocidos de Cantabria que eligiera Torrelavega como sede. “El Ayuntamiento de Torrelavega siempre tendrá las puertas abiertas para vosotros” y para los proyectos que, como ha ocurrido hoy, conviertan la ciudad en punto de encuentro de centenares de personas, en este caso en torno a la gastronomía, ha resaltado. “Esperamos que sean muchos más”, ha añadido.

González también ha elogiado la labor realizada por su compañero Jesús Sánchez, que le precedió como concejal de Ferias y Mercados y participó junto a los fundadores de la Cofradía de los Cocidos en su radicación en Torrelavega.

El cocinero Jesús Sánchez ha agradecido la distinción como Cofrade de Honor, que ha compartido con todo su equipo, que con sus ganas de hacer cosas “son los que me dan cada día la fuerza para seguir luchando y trabajando” y ha expresado su “satisfacción” por poder “compartir esta jornada en la ciudad de Torrelavega”.

Zacarías Puente ha recibido “con emoción” su nombramiento como Cofrade Emérito y se ha referido al “sentido de hermandad” que tienen las cofradías y a la relevancia de los cocidos. “El puchero hace familia, hace amigos”, ha subrayado.

También el consejero, cofrade y desde hoy Embajador de Honor de la Cofradía de los Cocidos de Cantabria ha hablado del sentido de “hermandad” de las cofradías y ha elogiado a sus compañeros de distinciones, calificando a Zacarías de un “decano entre decanos” y a Jesús Sánchez de “embajador de embajadores” de Cantabria y su gastronomía.

Por su parte, el presidente de la Cofradía anfitriona, Gabriel Argumosa, ha agradecido a los asistentes su presencia y ha avanzado que en 2023, Año Jubilar Lebaniego será este cocido el que deberá estar “en primera fila”. También, con motivo del concurso que se ha celebrado en Torrelavega, ha reivindicado la cantabricidad de las ollas ferroviarias, cuyo origen ha situado en Mataporquera.

Después de que se haya tomado juramente a los nuevos cofrades, todos los presentes en el salón del Círculo de Recreo donde se ha celebrado el acto, han entonado el himno a Cantabria musicado por un grupo folclórico.

Antes del Gran Capítulo de la Cofradía de los Cocidos de Cantabria, las cofradías asistentes han realizado un pasacalles. Además, de forma paralela, en los soportales de la Plaza Mayor se ha desarrollado el II Concurso de Ollas Ferroviarias, con medio centenar de participantes que debían preparar un cocido montañés. El colofón de la jornada ha sido la comida de hermandad de todas las cofradías en el Casino de Solvay, que como no podía ser de otra manera ha tenido como menú un cocido, en concreto lebaniego.

Comentarios