sábado. 15.06.2024

La compañía cántabra Copsesa y RIC Energy, empresa global especializada en proyectos de renovables, se han hecho con los principales terrenos de Sniace en Torrelavega por 6,7 millones de euros para desarrollar su proyecto de construcción de una planta de hidrógeno verde y derivados.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de una de las compañías, esta alianza empresarial ha resultado adjudicataria de varios lotes en la subasta de las fincas de la fábrica torrelaveguense, a la que se podían presentar ofertas hasta este viernes a las 12.00 horas. Tras terminar el plazo, ahora se abre un periodo de alegaciones.

En concreto, Copsesa y RIC Energy --con sede en Madrid-- se han hecho con las dos parcelas principales que conforman el perímetro productivo de Sniace, entre ellas la que alberga la factoría. No obstante, al precio de compra tendrán que sumar el del proceso de descontaminación, que podría ser muy elevado, y el pago del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) pendiente de abonar por las fincas.

Según se dio a conocer en mayo, la planta de hidrógeno proyectada, denominada 'Besaya H2', generaría del orden de 250 empleos en una primera fase e inicialmente tendría una capacidad de 500 megawatios y supondría una inversión de al menos 750 millones. Se desarrollaría en varias fases y el inicio de la construcción de la planta, con una capacidad inicial de 500 Mw, está prevista para 2025, con intención de que pudiera estar operativa en 2027.

Es una buenísima noticia que este proyecto industrial de futuro siga dando pasos para ser una realidad en los próximos años

El alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, ha celebrado que con esta compra de terrenos el proyecto industrial en el que ha trabajado también el Ayuntamiento "va para adelante". "Es una buenísima noticia que este proyecto industrial de futuro siga dando pasos para ser una realidad en los próximos años", ha destacado en declaraciones remitidas a los medios.

En total, la fábrica ha vendido en esta subasta que estaba abierta hasta hoy un total de siete lotes que incluyen 13 parcelas valoradas en 32,8 millones de euros. Al margen de las dos principales que han ido para Copsesa y RIC Energy, el resto se ha vendido a diferentes empresas, según ha informado a esta agencia el director y cofundador de Subastas Trademat cuya web se ha celebrado la subasta-, Luis María Arnaiz.

La venta de esas fincas supone el último paso para la química, que completa así su liquidación -después de que el año pasado sacase a la venta otros dos terrenos- poniendo fin a sus más de 80 años de actividad en los que produjo diferentes materiales, como celulosa, fibrana, lignosulfonatos, energía eléctrica y poliamida.

El director de Subastas Trademat se ha mostrado "contento y satisfecho" con esta venta que dará lugar a un proyecto "de futuro" como es la planta de hidrógeno verde. "Se abre una puerta a pesar de que se cerró otra" con el cierre de Sniace, ha celebrado. Además, ha advertido que, al margen de los 6,7 millones abonados por las empresas por las fincas principales, ahora deberán acometer un proceso de descontaminación que tiene un coste "altísimo".

Por ahora no se habría realizado el estudio que determine de forma exacta las labores que se deben acometer, ya que solo este paso supondría invertir cerca de un millón de euros. Lo que sí se ha hecho es tomar muestras para estimar la profundidad hasta la que los suelos podrían estar contaminados, aunque no es totalmente certero.

Copsesa y RIC Energy compran los terrenos de Sniace por 6,7 millones
Comentarios