viernes. 24.03.2023

El Ayuntamiento de Torrelavega ha decidido reducir la tasa de ocupación de vía pública a los establecimientos hosteleros que no pueden instalar sus terrazas debido a las obras de urbanización que se están realizando en la calle Julián Ceballos, que se prolongarán durante los próximos meses.

Según ha explicado el concejal de Hacienda, Pedro Pérez Noriega, se "controlarán" los días que no se pueden colocar las terrazas por estos trabajos y se "adaptará" el recibo de 2023 a los días en los que han funcionado. De esta manera, se intentarán "compensar" los perjuicios generados. En estos momentos se está ejecutando la primera fase de este proyecto, en el tramo comprendido entre la rotonda de La Llama y la calle Alonso Astúlez.

Esta actuación tiene un presupuesto total de 1,5 millones de euros y los trabajos consisten en la ordenación y renovación de servicios y pavimentos de la calle Julián Ceballos, dotándola de una calzada a nivel de acera con acabado en aglomerado impreso con diferentes formatos y colores, de tal modo que contribuya a "serenar el tráfico y mejorar la permeabilidad".

El ámbito de actuación está definido por la intersección con las calles Augusto González Linares, Garcilaso de la Vega y José Posada Herrera, al oeste, y la calle de La Llama, al este. En una segunda fase se actuará entre las calles Alonso Astulez y Ruiz Tagle; y en la tercera fase, entre la calle Ruiz Tagle y la rotonda de Augusto González Linares.

Pérez Noriega ha hecho hincapié en que desde el Ayuntamiento se van a realizar "todos los esfuerzos" para que los problemas sean "los menos posibles" y ha pedido disculpas por los posibles inconvenientes que se puedan generar.

Este proyecto está cofinanciado a través del programa de apoyo a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de los Fondos Europeos Next Generation.

Comentarios