sábado. 18.05.2024

El precio medio de cocinar una torrija, tostada como la conocemos en Cantabria, en Semana Santa se ha disparado un 72% en los últimos tres años debido al alza de los precios de los alimentos, sobre todo del aceite de oliva, por lo que se convierten en las más caras de la historia, según las estimaciones realizadas por EAE Business School.

En concreto, este dulce típico de estas fiestas ha encarecido su precio un 34% con respecto a febrero del año pasado, frente al 19,15% del año pasado y 19,3% de 2022. Un cálculo que se ha realizado utilizando aceite de oliva y cocina de inducción o vitrocerámica (electricidad). De esta forma, en los últimos tres años, el precio de elaboración de las torrijas ha crecido un 72%, siendo un reflejo de la escalada de la cesta de la compra.

Este bocado típico se elabora con alimentos sencillos y cotidianos en muchos hogares españoles como el pan, los huevos, la leche, el azúcar y el aceite, por lo que concentra el índice del IPC de productos básicos. En concreto, la inflación de febrero, cuyo IPC subió un 2,8% interanual, ha impactado especialmente en los alimentos que se emplean para elaborar las torrijas, destacando el aceite de oliva, cuyo consumo habitual en la dieta mediterránea se ha convertido en un artículo de lujo con un incremento del 67% en el último año.

Así mismo, los huevos registraron un crecimiento en el precio cercano al 5% y el del azúcar se incrementó un 4,1%, mientras que el precio del pan aumentó un 2%. Entre los ingredientes de las torrijas, solo se ha registrado un ligerísimo descenso del precio en la leche, con una caída del 1,1%.

Aunque el IPC de la electricidad y el gas han bajado con respecto a 2023, un 7,7% y 21%, respectivamente, la disminución de estas tarifas no ha sido suficiente para compensar la subida de precios de estos alimentos básicos. 

Las tostadas más caras de la historia esta Semana Santa
Comentarios