viernes. 01.03.2024

Las redes sociales se han convertido en un escaparate de nuestras acciones diarias. Y como todo, puede tener una cara positiva y otra negativa. “La última buena acción del año”, como titulaba Carla San Román uno de sus vídeos en la red social TikTok, consistía en dar un nuevo hogar a un perro que se encontró “solo en mitad de la carretera”, como describe en el vídeo. Tal y como explica a lo largo de los poco más de dos minutos de vídeo, el animal no tenía chip, por lo que lo entregó a una protectora, que pudo encontrarle un nuevo hogar. Hasta aquí todo sería una historia con final feliz si no fuera porque el can sí tenía dueño. Concretamente, y tal y como publican algunos medios, pertenecía a un ganadero de Arredondo que ya ha denunciado lo ocurrido ante la Guardia Civil.

@disart.imagina 😍🐶♥️🫶 MI ÚLTIMA BUENA ACCIÓN DEL AÑO: Balto 🐾 Solo en mitad de una carretera, nos persiguio varios metros hasta que paramos y lo acercamos al coche. Buscando alguien por la zona, esta SOLO. Lo llevamos a que lo bañaran porque tenia todo el cuerpo poagado de garrapatas. En el veterinario nos dijeron que efectivamente no tenia chip y que estaba en los huesos, pesaba 36kg …hicimos una publicación a través de la protectora y surgió una nueva familia ( ya lo tienen con sus papeles y todo en regla) Nos robo el corazón, yo llorando porque me daba pena como vino corriendo y no podiamos dejarlo alli 😩😭 asi que nos lo llevamos! #perros #rescateanimal #rescatedeanimales #rescatedeperros #derechosanimales #noalmaltratoanimal #noalabandonoanimal #adoptanocompres ♬ To build a home - 𝙇𝙭𝙪𝙞𝙨𝙨𝙤𝙪𝙣𝙙𝙯 🫶

Tal y como recoge el vídeo, y siempre según la versión de la ‘tiktoker’, el perro “vino desesperado detrás de la furgo y tuvimos que parar”. Tras comprobar que no tenía correa ni otro elemento que lo identificara, terminó por llevárselo a casa en la furgoneta. Ya en el hogar, y tras alimentarlo, lo bañó. “Estaba lleno de garrapatas, pulgas… y en los huesos”, apunta en el vídeo, preguntándose “los días que llevaría solo y sin comer”.

Tras una noche “calentito”, llevó al animal al veterinario “para ver si tiene chip”, confirmando que no lo tenía y que “estaba en los huesos, pesaba 36 kilos”. El siguiente paso fue dar un paseo, hacer unas fotos y entregarlo a una protectora de animales para que encontrara una familia de acogida, algo que ocurrió con rapidez.

La sorpresa llegó cuando, tras todo esto, el dueño echó en falta a su perro pastor, encargado de cuidar su ganado. Al ver el vídeo en TikTok contactó con la usuaria, que ya lo había entregado al no tener chip. Al no poder llegar a una solución, el ganadero entregó una serie de pruebas a la Guardia Civil con las que acreditaría que es el verdadero dueño del animal, sin que todavía se sepa el paradero del perro.

Una ‘tiktoker’, denunciada por un ganadero de Arredondo tras “robarle” a su perro
Comentarios