jueves 26/5/22

Lo primero que enseñan en la autoescuela cuando un estudiante se pone al volante es la colocación de los espejos retrovisores. Antes siquiera de pisar ningún pedal, no digamos ya el acelerador, debemos aprender cómo colocar tanto el espejo interior como el exterior izquierdo y el derecho. Sobre todo los dos primeros. Pero, ¿realmente los tenemos bien colocados?

La Dirección General de Tráfico ha publicado un sencillo mensaje en redes sociales con indicaciones para regular la posición de estos espejos. Así, el interior tiene que permitir ver al conductor, si es posible, toda la ventanilla trasera.

Respecto al exterior izquierdo, debe orientarse de modo que en la mitad inferior del espejo se vea la calzada “sin ver el costado del vehículo”.

Comentarios