viernes. 27.01.2023

Cada año los españoles consumen alrededor de 30 millones de roscones de Reyes. Para ayudarles en su elección de compra, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha valorado nueve de estos bollos, rellenos con nata, a la venta en cadenas de supermercados. Los resultados reúnen la valoración nutricional, la calidad de los ingredientes, la presencia de aditivos y la información del etiquetado, además de las calificaciones de degustación de un panel de expertos pasteleros.

Este año el aspecto más destacable es el empleo habitual de auténtica nata en el relleno, salvo en el roscón de Mercadona. Probablemente gracias a los análisis comparativos de OCU: diez años atrás, cuando la organización comenzó a analizar roscones rellenos, la principal denuncia era el uso generalizado de mezclas de grasas de palma, girasol, coco o palmiste, más baratas, en lugar de la nata. En aquel primer análisis solo uno la incluía.

No obstante, OCU sigue detectando una presencia excesiva de aditivos. Aunque su número se ha reducido de 15 a 11, de media, es habitual encontrar colorantes (sobre todo en la fruta escarchada), conservantes, emulsionantes y agentes de textura, a menudo añadidos con el fin de aguantar la congelación y posterior descongelación a la que hayan sido sometidos. Un tratamiento que explicaría el porqué la almendra esté en muchos casos blanda en vez de crujiente.

En cuanto a la prueba de degustación, los pasteleros apuntan que ninguno de los bollos se asemeja al tradicional roscón, siendo más un brioche ligero, inundado, en algunos casos, de aromas demasiados intensos y poco agradables. Los mejores, los que presentan aromas ligeros a cítricos, pero, sobre todo, los que se elaboran con mantequilla. Y es que es en esta prueba de cata donde suelen detectarse las principales diferencias.

OCU destaca dos roscones entre los nueve analizados. El primero por sus buenos resultados de cata y buena calidad general, el segundo por su bajo precio (manteniendo una calidad aceptable), un aspecto a tener en cuenta dado que este año han subido un 24% de media.

- Roscón con nata El Corte Inglés Selection (17,00 €/kg). Calificación global: 62 puntos sobre 100. A su favor: el mejor valorado en la prueba de degustación, con un agradable aroma a cítricos de la masa y a lácteos de la nata (40% del roscón); bien decorado, con guindas y naranja (sin estridentes colores) y con almendras y azúcar en su justa medida.

- Roscón con nata La Cestera, de Lidl (7,99 €/kg). Calificación global: 55 puntos sobre 100. A su favor: tiene el precio más bajo de los roscones analizados, con una calidad aceptable; buena decoración, con fruta variada.

Sea como sea, a la hora de elegir un roscón relleno de nata de supermercado, OCU recomienda comprobar en el etiquetado la ausencia de grasas vegetales como la palma, el palmiste, el coco o la nabina, priorizando aquellos cuyo relleno es exclusivamente nata montada y el bollo está elaborado con mantequilla. Y consumirlos siempre con moderación: son productos ricos en grasa (19%) y azúcar (otro 18%).

Comentarios