sábado. 25.05.2024

Los más jóvenes posiblemente no conocieran aquellas matrículas en las que se identificaba la comunidad autónoma de la que procedía el vehículo. Desde el año 2000 España transformó sus matrículas para adaptarlas a la normativa europea, con la que desaparecía el distintivo provincial, se incorporaba una bandera azul de la UE y un distintivo del país, en el nuestro caso una E. Pero en todos estos casos, las placas siempre han sido blancas con letras negras. Hay casos en los que las matrículas pueden tener otros colores como el verde, con letras blancas. Pero, ¿cuáles son esos casos? ¿Y qué coches pueden llevarlas?

En realidad, casi cualquier coche puede tener una placa verde, pero según su numeración tiene uno u otro significado, y desde luego no en todos los casos pueden utilizarse. Son dos los tipos de matrículas verdes que existen: por un lado, si el vehículo forma parte de los Cuerpos Consulares; por otro, que se haya concedido un permiso temporal, como señala la Dirección General de Tráfico (DGT) en un artículo.

Evidentemente, no es habitual verlas, pero si te encuentras con un vehículo con este color en las placas, es posible que forme parte del cuerpo diplomático (no a las embajadas). Este tipo de matrículas comienzan con las letras CC, seguidas de un número que hace referencia al país y otro que identifica el vehículo.

El otro caso en el que se utilizan este tipo de identificaciones es en los permisos temporales de circulación, que se conceden durante dos meses con la posibilidad de prorrogarlo. En este caso, las placas comienzan con la letra P, a la que siguen cuatro números y tres letras. Y a diferencia de las anteriores, las pueden utilizar todos los vehículos, siempre bajo unas condiciones muy concretas.

Una de ellas es que el coche esté recién comprado y todavía esté pendiente de una matriculación definitiva del país correspondiente. Suele ser habitual en aquellos coches comprados fuera de España sin matricular, en los que no llevaban matrícula española al ser adquirido, en los vehículos adjudicados mediante subasta o por sentencia judicial antes de ser matriculados, o en aquellos adquiridos sin carrozar.

A estas posibilidades se suman otros casos en los que llevar estas placas verdes con números blancos. Una de ellas es un traslado al extranjero que obligue a dar de baja el vehículo en España para exportarlo. Al llegar al destino habrá un plazo para rematricularlo, y durante ese tiempo tu coche deberá tener este tipo de matrículas.

La otra es que el vehículo se vaya a matricular en Canarias, Ceuta o Melilla, pero la compra se haya realizado en otra provincia. En este caso, el permiso temporal nos permitirá rodar hasta nuestro destino final.

Estos son los casos en los que tu coche puede llevar una matrícula verde
Comentarios