domingo. 03.07.2022
SOLIDARIDAD

El Proyecto Sandías, una luz en medio de tanta oscuridad

Imagen del proyecto solidario
Imagen del proyecto solidario

Sin lugar a dudas estamos viviendo uno de los momentos más convulsos de nuestra historia reciente. Pese a ello, son muchos los que siguen empeñados en mostrar el mejor lado de las personas. Buena muestra de ello es el Proyecto Sandías, en el que participa el periodista José Fernández Piney y que está recaudando fondos para financiar la rehabilitación de un centro médico en Santa María de Jesús (Guatemala). Gracias a la colaboración con la ONG Jardín de Amor, se trata de un proyecto a largo plazo y sostenible que ofrecerá revisiones médicas, bucodentales, ginecológicas o procesos de desparasitación, así como cursos formativos, talleres y campañas de sensibilización en salud, educación y perspectivas de género. La respuesta de la gente ha sido inmediata y a través de la página https://www.migranodearena.org/reto/proyecto-sandias se ha volcado con la iniciativa.

-¿Cómo nace la idea de crear el Proyecto Sandías?

Nace de una idea de un grupo de amigos que, por cuestiones personales complicadas, y un poco cansados de todo lo nos rodea en el día a día (pandemia, ahora una guerra, las noticias diarias que hacen que se te caiga el alma a los pies), nos propusimos, dentro de nuestras posibilidades, a hacer algo que mereciese la pena y que ayudase a la gente en el tiempo.

-¿Quiénes estáis involucrados en el mismo?

Un grupo de gente repartida por España pero con sede, por decirlo de alguna forma, en Cantabria. A mí, me ha tocado más la parte pública, pero hay mucha gente que está ayudando. Además de los que han colaborado de una forma o de otra.

Captura de pantalla 2022-02-26 a las 11.10.49

-¿Cuál es vuestro objetivo principal?

Queríamos algo que fuese más allá de un voluntariado. Algo que ayudase de forma sostenible en el tiempo. Después de pensar, hablar y tocar muchos proyectos a la espera de financiación, este fue el que más nos llenó por tocar muchos ámbitos y por la gran cantidad de gente que se va a ver beneficiada.

-¿Cómo lo ha acogido la gente?

Fenomenal. Una locura en el buen sentido. Nos falta el último empujón pero ya casi hemos cubierto lo mínimo para dotar al centro de material (10.600€), por lo que esperamos que podamos ayudar con más. Sabía, que con trabajo, iba a salir, pero sí me ha sorprendido la solidaridad de la gente de una forma tan rápida. Emociona y aún lo estamos asimilando.

-A nivel personal, ¿qué significa involucrarse en algo tan especial?

Pues es un proyecto solidario pero también egoísta, hay que reconocerlo. Me explico: terapéuticamente y para dar sentido a la vida, por así decirlo, ayuda mucho. Personalmente, te sientes muy útil con los demás, cosa que en muchos trabajos, no se consigue. Sí es una forma de realizarse, verdaderamente.

-Vivimos un momento muy complicado en todo el mundo, ¿supone el Proyecto Sandías un canto a la vida?

Pues no sé si un canto a la vida, pero sí que gente normal y corriente puede ayudar. Al final es un proyecto transparente y sincero, por eso la gente está involucrándose. Ojalá surjan muchos más así. Ya sea en Guatemala o al lado de casa. He notado que la gente sí tiene ganas de ayudar. Así que, igual sí se hace bueno eso de que hemos salido mejores de los malos momentos pasados últimamente, o al menos, más involucrados

Comentarios