domingo 29/5/22

El precio medio de los carburantes en España ha bajado ligeramente esta semana en relación con la anterior, en concreto, la gasolina ha caído un 1,43% y el diésel, que se mantiene más caro que la gasolina por tercera semana consecutiva, se ha moderado un 2,06%.

En el marco de la bonificación de 20 céntimos por litro que entró en vigor el pasado 1 de abril para todos los consumidores, el precio medio del litro de gasolina se sitúa esta semana en los 1,59 euros, su nivel más bajo desde finales de febrero, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Europa Press. En el caso del diésel, que consolida el 'sorpasso' a la gasolina, su precio retrocede hasta los 1,613 euros el litro, su nivel más bajo desde principios de marzo.

De este modo, en ambos casos se consolida en los precios el descuento de 20 céntimos por litro de carburante -del que el Estado asume 15 céntimos y las grandes petroleras un mínimo de 5 céntimos-, una medida que estará en vigor, en principio, hasta el próximo 30 de junio, y que fue adoptada por el Gobierno en el marco del plan de medidas urgentes para mitigar los efectos de la guerra en Ucrania.

LLENAR EL DEPÓSITO, ENTRE 15 Y 24 EUROS MÁS CARO

El precio medio de gasolina y diésel para estas fechas será un 20,91% y un 36,81%, respectivamente, más caro que en la misma semana de 2021. Así, el llenado de un depósito de 55 litros de gasolina cuesta ahora en torno a 87,45 euros, unos 15,12 euros más que en la misma semana del año anterior

En el caso del repostaje con gasóleo, asciende a unos 88,72 euros el llenado de un depósito de 55 litros, unos 23,87 euros más que hace un año.

TRAS LA ESTELA DEL PRECIO DEL CRUDO

La subida del precio de los combustibles se registró en el marco del repunte de la cotización del barril de Brent, que tras el comienzo de la guerra en Ucrania escaló hasta los 131 dólares. Este jueves cotizaba en torno a los 108 dólares. En el caso del Texas americano, el barril se intercambiaba a casi 104 dólares.

El precio de los carburantes depende de múltiples factores, como su cotización específica (independiente de la del petróleo), la evolución del crudo, los impuestos, el coste de la materia prima y de la logística y los márgenes brutos. De este modo, la evolución en la cotización del crudo no se traslada directamente a los precios de la gasolina, sino que lo hace con un decalaje temporal.

A pesar de estos niveles, el precio de la gasolina sin plomo de 95 está en España por debajo de la media de la Unión Europea, situada en 1,826 euros el litro, y de la zona euro, con un precio medio de 1,891 euros. En el caso del diésel ocurre algo similar, ya que el precio en la UE es de 1,807 euros y de 1,839 euros en la zona euro.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese al IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiesel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.
 

Comentarios