viernes. 19.04.2024

El calor del verano nos hace estar más tiempo en la playa o en la calle, lo que nos hace también estar en chanclas la mayoría de las veces e incluso descalzos. Hay una pregunta que ronda la cabeza de los conductores cada verano: ¿Podemos conducir descalzos o en chanclas en verano sin ser multados?

La DGT lo tiene claro a través de su normativa, una normativa que no lo prohíbe expresamente, pero sí que va en contra de algunos preceptos recogidos en el Reglamento General de Circulación.

Tal y como aconseja el Real Automóvil Club de España (RACE), y que recoge la DGT, un calzado apropiado para conducir es aquel que:

  • No resbale de los pedales.
  • Proporcione una buena adherencia entre el pie y los pedales.
  • No tenga elementos susceptibles de engancharse en los revestimientos del vehículo.
  • No sea demasiado grande ni demasiado pesado, de modo que no se pisen dos pedales al mismo tiempo de forma accidental.

¿Entonces? Como en la normativa no se prohíbe de forma expresa, los agentes no nos van a multar por conducir con chanclas, sandalias o descalzos, pero si nos vemos envueltos en un accidente, sí que podrían hacerlo porque el calzado ha podido influir en el percance en el nos hemos visto envueltos. 

¿Podemos conducir descalzos o en chanclas en verano sin ser multados?
Comentarios