lunes. 02.10.2023

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) ha alertado sobre las recurrentes estafas a usuarios con el método 'carding', que se ha puesto de moda entre los ciberdelincuentes como una nueva manera de obtener los datos de tarjetas bancarias para utilizarlas en otras operaciones ilegales, por ejemplo, la compra de productos para su posterior venta a menor precio.

El carding es un tipo de técnica que llevan a cabo los actores maliciosos para robar los datos de tarjetas bancarias y conseguir acceso al dinero de las cuentas de los usuarios. Una vez logrado, los ciberdelincuentes utilizan los datos de estas tarjetas para realizar acciones fraudulentas.

Por ello, INCIBE y la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) han lanzado esta advertencia a los usuarios sobre este tipo de fraude que ha salido a la luz, ya que consideran que es una de las estafas "más recurrentes" de los actores maliciosos hoy en día.

El objetivo de estos ataques es el de utilizar las tarjetas bancarias de usuarios con otros fines fraudulentos. Así, una vez se obtienen los datos de estas tarjetas, son replicados en una tarjeta virtual que ya pueden utilizar. Sin embargo, los actores maliciosos se han de asegurar primero de que la información obtenida de las tarjetas es válida, así como tratar de averiguar el saldo disponible.

Comentarios